SukaSuka – Volumen 1 – Capitulo 4 – Parte 3

p9

Parte 3: La chica perdida y el lagarto volador

… ¿qué estoy haciendo?

Chtholly Nota Seniorious corrió. Ella corrió fuera del almacén, atravesó el espeso bosque, corrió a través del puerto, y cuando no hubo más tierra por la que correr, extendió sus alas y se lanzó a los cielos.

Ella no sabía por qué. Pero sentía que tenía que hacerlo. En su mente, era la única opción. Después de una corta pelea simulada con Willem, ella entendió lo que él quería demostrar. Ella cometió el error de entender, y ahora no podía soportarlo.

Comparando el poder de fuego actualmente disponible para el ejército con la fuerza del Timere, las posibilidades de ganar parecían escasas. Así que los militares querían incrementar temporalmente su arsenal preparando un sacrificio. Ese era el resumen de la situación actual. Pero esta situación ahora tenía una mejor solución: incrementar permanentemente el poder de fuego base.

Desde el principio, ellos sabían que las hadas no estaban sacando todo el potencial de las Armas Excavadas blandidas por los Emnetwyte. Después de todo, siendo armas tan antiguas, deben haberse degradado en calidad al menos un poco desde entonces. Además de eso, debido a la falta de un conveniente manual de usuario, tenían que descubrir cómo usar las espadas mediante prueba y error. Ellos también, por supuesto, tenían que engañar a los sistemas de confirmación de las espadas usando las hadas como una raza simulada, forzándolas a activarse.

Entonces, obviamente, si alguien que en realidad supiera cómo usar esas armas apareciera mágicamente, la situación cambiaría drásticamente. Ellos podrían recalcular. Cambiar sus planes. Eliminar los sacrificios.

Pero eso sería equivalente a admitir que su forma de pelear hasta ahora había sido un error. Significaría que ellas habían perdido tanto, sacrificado a tantos, todo para nada. Menospreciaría su resolución y determinación, los resultados de una larga y tortuosa lucha para aceptar sus sombríos destinos, todo hubiera sido en vano.

“¡No!”

Hace seis meses, ese día cuando se pronosticó el ataque de un Timere especialmente grande. En ese preciso momento, cuando fue anunciado que no existía otra estrategia efectiva además de hacer que la soldado Leprachaun Chtholly Nota Seniorious entrara en modo berserk.

“Estaba tan asustada…”

Por supuesto, ella no quería morir. Después de descubrir que su tiempo era limitado, una gran cantidad de cosas que quería intentar, metas que quería cumplir, y sueños que quería que se hicieran realidad aparecieron en su cabeza. Ella había llorado y llorado, entonces trató de actuar fuerte.

“Finalmente fui capaz de aceptarlo…”

Hace poco más de medio mes, ella decidió que ya no lloraría. Pero ahora, sintió algo derramándose de sus ojos. ¡Maldición! No… No puedo. Mientras más trataba de resistir, mientras más trataba de actuar dura, más rápido sus embotelladas emociones surgían y desbordaban.

Ella cerró fuertemente sus ojos y dejó de mover sus alas, entrando en caída libre. El silbido del viento rugió en sus oídos. Directamente debajo, se extendía un mar de blancas y espesas nubes. Perfecto, pensó. Si volaba a través de esas nubes, todo su cuerpo se empaparía, ocultando cualquier evidencia de sus lágrimas. Así que simplemente se dejó caer, entregando los controles a la gravedad.

Las nubes la envolvieron. Las nubes son básicamente parches de espesa niebla que aparece en lugares altos. Aunque se ven como algodón, no tienen textura, y volar directamente a través de ellas no salpicará ni nada. Era simplemente una blanca nada de aire que empapaba todo su cuerpo.

“Ah.”

Ups, pensó. Chtholly se dio cuenta de que había olvidado algo muy importante. Era otoño. Lo que significaba que el invierno estaba cerca. Lo que significaba que si te empapabas, sentirías mucho frío.

“Uhh…”

Volar por el aire requiere mucha fuerza física, tanto para las aves como las hadas. Desafortunadamente para Chtholly, el frío también tiende a drenar rápidamente esa fuerza. Y para peor, no había rocas que pudiera usar para descansar a la vista.

¿De alguna manera llegar a la isla más cercana? ¿Intentar volver por dónde vine? Ninguna de las dos parecía particularmente imposible, pero la primera no parecía muy realista si quería volver pronto a casa. Entonces, dar la vuelta parecía ser la única opción, pero ella dudó en hacerlo.

Qué hacer… sumergiéndose de cabeza en las nubes, ella forzó su cerebro. Solo esa única conclusión apareció en su cabeza, pero, no queriendo elegirla por alguna razón, siguió forzándose a pensar.

“… ¿hm?”

En la esquina de su campo de visión de blanco puro, una sombra negra apareció repentinamente.

– Cinco minutos después.

En la segunda planta de la nave de patrulla ‘Baroque Pot’ de la Guardia Alada. En la pequeña sala de estrategias. Muy pequeña. Por supuesto, como sala de estrategias, debía tener una cierta cantidad mínima de superficie para acomodar al personal apropiado. Y en la sala actualmente solo había dos personas, incluyendo a Chtholly. ¿Entonces por qué se sentía tan estrecha?

La respuesta era simple: la otra persona resultó ser un Reptrace gigante cuya altura fácilmente doblaba la de Chtholly. Su anchura también parecía ser cerca del doble de la de ella, y su peso corporal y presencia parecían ser alrededor de ocho veces mayor. Secando su rostro con una toalla prestada, Chtholly miró el rostro del Reptrace.

“… perdón por entrometerme tan repentinamente, Primer Oficial Limeskin. Lo vi volando cerca, así que…”

“No te preocupes. La puerta del descanso siempre está abierta para guerreros honorables,” respondió el Reptrace mientras colocaba una taza de té medicinal en la mesa. Ella encontró la imagen del gigantesco Reptrace manejando delicadamente la diminuta taza algo divertida.

“Gracias.”

Chtholly tomó un sorbo, después de quemar su lengua, notó que la bebida de hecho estaba muy caliente. Y también muy amarga.

“Sin embargo, siento curiosidad del por qué estabas volando a través de una nube en esta temporada. Especialmente justo antes de una importante batalla.”

“Ah…” Ella buscó palabras, debatió consigo misma, pensó profundamente, entonces finalmente se las arregló para responder. “Sobre esa batalla… ¿es muy tarde para decir que tengo miedo de morir?”

“¿Hm?”

El Reptrace levantó una ceja – o al menos ella sintió que lo hizo. Por supuesto, los Reptrace en realidad no tienen cejas así que fue solo una sensación, pero…

“Willem… el Técnico Segundo de Armas Encantadas…”

“¿Hm?”

Chtholly lo sabía. Ella sabía que ese Técnico Segundo de Armas Encantadas Willem Kmetsch viviendo en el almacén de hadas era un soldado solo en el papel, una existencia con nada más que un título vacío. Pero, viéndolo de otra manera, eso significa que debe parecer un soldado apropiado solo viendo los documentos del ejército. Y de acuerdo a esos documentos, el superior directo de Willem era este gigantesco Reptrace frente a sus ojos, el Primer Oficial Limeskin.

“Hay una forma de pelear diferente a la que hemos estado usando. Vi una pequeña demostración, y aunque no pude entender muy bien lo que pasó, entendí una cosa claramente. Esa forma de pelear tiene muchas más posibilidades de victoria y una eficiencia mucho mayor a la nuestra.”

“¿Hmm?”

Chtholly miró abajo a su taza de té. “Y no quería aceptar eso. Que mi ‘hermana’ estaba equivocada… o que no hay necesidad de morir… no quería creerlo. Así que decidí no escuchar sus palabras. Imaginé que de todas formas no me queda mucho tiempo, así que lo probaría en el campo de batalla. Probaría que mi ‘hermana’ y las otras tenían razón. Pensé que necesitaba proteger su forma de pelear. Pero…”

“¿Tuviste miedo?”

Ella dudó en asentir. Puede que sea algo cultural de los Reptrace o algo, pero Limeskin se tomaba la idea de ser un soldado muy en serio. Ella no conocía todos los detalles, pero aparentemente ella calificaba como un soldado según sus estándares. Si Chtholly asentía ahora, él seguramente perdería su respeto por ella. La vería como alguien que perdió todo su coraje y arrojó el derecho de cargar el título de soldado. Pero al final, ella no pudo obligarse a mentir.

“… si.”

“… ya veo.” El Reptrace repentinamente produjo un chirrido desde su garganta, el cual resonó fuertemente por la diminuta sala. “Ya veo. Parece que debo disculparme con ese hombre. Nuestros campos de batalla pueden ser diferentes, pero él es sin lugar a dudas un verdadero guerrero.”

Él estaba riendo, lo que a Chtholly le tomó un rato notar. “¿P-Por qué? ¿Nosotros somos los que peleamos verdad?”

“La batalla contra las Bestias es nuestra. Pero la cosa que él decidió desafiar es el viento que fluye a través de ti.”

“… ¿viento?”

“Lo que llamas ‘determinación’, o mejor dicho tu ‘resignación’.”

Sintiendo la sangre subir a su cabeza, Chtholly tragó el resto de su té medicinal. Su cuerpo se calentó tanto que sintió que se quemaría desde adentro. ¿Qué era lo que hervías para hacer esta bebida? ¿Por qué un Reptrace que no puede controlar su temperatura corporal prepararía esto? Algunas preguntas inútiles aparecieron en su cabeza, pero ella las hizo a un lado por el momento. Ahora no era el momento para preocuparse por tales cosas.

“… ya veo.” Su corazón se sintió un poco más ligero. O tal vez solo era un hoyo abriéndose, pero de cualquier forma no hay mucha diferencia. “No soy apta para ser un soldado… usted sabía eso, Primer Oficial. Pero es inesperadamente bueno con los halagos… así que me lo tomé en serio.”

“¿De qué hablas? Un orgulloso ciudadano escamoso nunca podría decir una mentira, tal como el Sol nunca podría ocultarse en el norte.”

“Pero estoy rindiéndome ahora… usted mismo lo dijo.”

“Resignación y determinación son esencialmente lo mismo. Ambos se refieren a la decisión de sacrificar algo importante para alcanzar una meta.”

“¿No es la determinación… no sé… algo más importante que eso?”

“El valor de todas las cosas es determinado solo por el precio que tu aceptas. Si estás determinada a desechar eso que es importante para ti, entonces eso debe tener valor en sí mismo. Por supuesto, resignarse a ese mismo destino también lleva el mismo valor.”

“No lo entiendo.”

“Estar perplejo por la belleza de las palabras, debo decir, no es muy apropiado para un soldado,” dijo él con una extraña carcajada.

“Entonces… al final, ¿qué debería hacer?”

“Haz lo que quieras.”

“… le estoy preguntando porque no lo sé. ¿Cuál es el curso de acción correcto?”

“No hay tal cosa como lo ‘correcto’ en el campo de batalla. Es por eso que un guerrero debe abrazar el viento dentro de su corazón. Para obtener una guía en un camino donde no hay ninguna.”

“… Primer Oficial.”

Las cosas se estaban poniendo feas. Ella ya no entendía ni una palabra de lo que él decía. Hasta hace unos momentos, ella tal vez no había procesado completamente la conversación, pero al menos podía absorberla. Ahora, parecía que el Reptrace se había dejado llevar por sus dichos enigmáticos. Chtholly sentía que él tal vez estaba diciendo algo sabio y profundo, pero no le servía de nada si no podía entenderlo.

“¿Dijiste que querías proteger la rectitud de la forma de pelear de tu hermana?”

“… si.”

“Entonces antes de la batalla debes averiguar qué es exactamente esa rectitud. No sabemos mucho sobre las batallas de ustedes las hadas soldado. Acerca de la historia que se ha apilado con los años, o acerca de sus sentimientos escondidos en las sombras. Así que solo tú tienes la capacidad de descubrir esa rectitud.”

“… bastante irresponsable, ¿no cree?” Ella intentó incluir una pizca de descontento en su voz, pero…

“El viento no lleva responsabilidades.” Él evitó su comentario con una cara despreocupada (probablemente).

Chtholly suspiró. Ella sintió ganas de renunciar a muchas cosas ahora mismo.

“Tal vez se enfade… pero admitiré algo.”

“¿Qué?”

“La verdad es que, nunca quise convertirme en una guerrera.”

El Reptrace estalló en su característica carcajada. “Lo sé. Es por eso que fuiste capaz de convertirte en una guerrera superior.”

… ellos no parecían estar en la misma página. En un arranque de enojo, ella tragó una segunda taza de ese abrasador té medicinal.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s