Jikuu Mahou de Isekai to Chikyuu wo Ittarikitari – Capitulo 51

banner

Capitulo 51: La lanza de Gadol

La magia de [Vigilancia] sintió [Peligro] para Elena, que se aproximaba a Gadol con la intención de curarlo.

Gadol se mantuvo quieto en el suelo cuando de pronto, una lanza fue empujada hacia Elena.

“¡¡Elena!!”

Usé [Teletransportación] y me moví frente a Elena, pero no fui capaz de usar [Barrera] a tiempo.

De alguna forma pude prevenir que Elena fuera golpeada por la lanza.

La lanza de Gadol perforó mi mano derecha, penetró y solo se detuvo cuando la punta de la lanza se asomó varios centímetros fuera de la parte trasera de mi mano.

¡¡Duele~~!!

Pero, no puedo dejar que recupere la lanza. Soporté el agudo dolor que corrió por mi mano derecha, sujeté fuertemente la lanza con mi mano izquierda, e intenté quitarla de sus manos.

Gadol no dice nada por alguna razón, luché para hacer que la lanza se moviera de alguna manera.

¡Mierda! ¡¡Un dolor es transmitido a mi mano derecha por la lanza!!

Si miras con cuidado, esta era la lanza con el aura ominosa que infringió una seria herida en Halva, esta lanza no era de la competencia.

¡Fue traída de alguna parte! Eso explica el por qué penetró mi mano derecha.

“¡¡Se-Seiji-sama!!”

“Aléjate Elena, es peligroso.”

“P-Pero, su mano está herida…”

“¡No te preocupes por eso! ¡¡Aléjate de mí!!”

Sin embargo, Elena entró en pánico y no se movió.

“¡Aya! ¡Lleva a Elena a un lugar seguro!”

“¡Sí!”

Aya rápidamente llevó a Elena a un lugar seguro.

“¡Hey Gadol! ¡Serás castigado por intentar atacar a Elena!”

“…”

Incluso si le hablo, Gadol no responde por alguna razón.

¿N? Viéndolo bien, su condición es un poco extraña. Sus ojos no tienen foco y no muestran signos de vida. ¿De casualidad está inconsciente?

“Participante Gadol, el encuentro ya se acabó. Por favor baje su arma.”

El árbitro intentó detener a Gadol, pero él no reacciona.

“Es inútil, Gadol perdió la cordura. Por favor evacúa a la gente de los alrededores, es peligroso.”

“S-Sí, entiendo.”

Tomé el mango de la lanza con mi mano izquierda y me las arreglé para sacar la punta de mi mano derecha.

Pero, no puedo usar mi mano derecha para sostenerla porque aún duele.

Tengo que arreglármelas de alguna forma con solo mi mano izquierda.

Apreté mi agarre en la lanza con mi mano izquierda y patee, en el momento en que mi patada golpeó, una descarga eléctrica salió de mi pie como un puño de rayo.

La descarga eléctrica pasó a través de Gadol, causó que su agarre de la lanza se aflojara por un momento pero inmediatamente se recuperó, no fue suficiente para hacer que soltara la lanza.

Patee a Gadol con descargas eléctricas una y otra vez, y después de una docena de veces, finalmente soltó la lanza y entonces colapsó sin volver a moverse.

La gente del equipo médico vio la escena y temerosamente se aproximó a Gadol, después de confirmar que no se movía, fue cargado en una camilla.

Sentí un sentimiento de incomodidad por la ominosa lanza que permaneció en mi mano.

Usé [Evaluación] en la lanza.

–<Evaluación>———-
| [Lanza del Diablo]
| Eleva el Estado del portador.
| A cambio, destruye gradualmente la mente del portador.
| Rareza: ★★★★
—————————–

¡Peligro encontrado!

La condición de Gadol, ¿fue a causa de esta lanza?

En cuanto a quedarme con ella o descartarla, ambas opciones son peligrosas, así que la mantendré en mi inventario.

“¡¡Seiji-sama!!”

Elena corrió hacia mí con un momentum que parecía que iba a caerse y tomó mi mano.

“¡Rápido, curación!”

“Hey, hey, estoy bien, no hay necesidad de entrar en pánico así que cálmate un poco.”

“P-Pero, Seiji-sama fue herido por protegerme…”

“Oh, es bueno que Elena no fuera herida. En comparación, está bien que sea yo el que fue herido.”

“Seiji-sama…”

“*Toz* ¡Nii-chan! ¡Coqueteando afuera!”

“¡N-No estoy coqueteando!”

“Tú mano está siendo sostenida por Elena-chan, no la pases bajo tu nariz después.”

“No se puede evitar por la herida.”

“¡Para empezar, Elena-chan es mía, si quieres coquetear con Elena-chan, olvídalo porque no lo permitiré!”

“¡¿Desde cuándo Elena es tuya?!”

“¡Mou! ¡Hagan silencio, no puedo concentrarme en la curación!”

“Lo siento.”

Ambos fuimos regañados por Elena.

“Um…”

“¿Si?”

El oficial de la competencia se aproximó, queriendo decir algo pareciendo apenado.

“Ha habido muchos problemas y creo que todos fueron bastante serios, pero ya es tiempo de continuar con la competencia…”

“¿Qué sigue?”

“A continuación será la final de la división de mujeres.”

“Ah, soy yo.”

Aya subió a la arena.

“Continuemos, las finales de la división de mujeres se llevarán a cabo.”

Sin embargo, en la arena, solo había una persona, Aya.

“Finales de la división de mujeres, la participante Halva renunció a la competencia a causa de sus heridas, la participante Aya ganó por defecto.”

“¡La campeona de la división de mujeres, participante Aya!”

*Aplausoaplausoaplauso*

Aunque recibió un aplauso de los espectadores, fue un campeonato estúpido.

Aya tenía una expresión compleja.

Bueno, ya que Aya no hubiera sido capaz de ganar contra Halva, alegrémonos por ahora.

“Continuemos con la ceremonia de premiación. Campeón de la división de hombres, participante Seiji, por favor suba.”

Cuando intenté ponerme de pie e ir a la arena.

“Seiji-sama, por favor espere un momento, aún no he terminado con la curación.”

Fui restringido por Elena.

“Me rindo. Oh, cierto, deberías subir conmigo Elena.”

“Eh, p-pero… Ah, por favor espere.”

Subí a la arena mientras seguía siendo curado por Elena.

“Entonces, comenzaremos con la ceremonia de premiación. ¡Primero, campeona de la división de mujeres, participante Aya!”

Aya dio un paso adelante y recibió un escudo de bronce del Ojii-san que probablemente es el jefe de la competencia.

Aya levantó el escudo en el aire y lo mostró a los espectadores.

“¡Wa~~~!”

*Aplausoaplausoaplauso*

Los espectadores la ovacionaron y aplaudieron.

“¡Continuando, campeón de la división de hombres, participante Seiji!”

Yo también di un paso al frente, le pedí a Elena que soltara mi mano por un momento y recibí el mismo escudo de bronce que Aya del Ojii-san que parecía ser el jefe.

Cuando levanté el escudo en el aire imitando a Aya.

“¡¡Uwaa~~~!!”

*Aplausoaplausoaplauso aplausoaplausoaplauso aplausoaplauso*

Los espectadores me ovacionaron y aplaudieron más fuerte que a Aya.

Cuando miré a Aya, que tenía un rostro ligeramente lamentable, aplaudí mis manos con una sonrisa.

Finalmente, la competencia había terminado, es lo que pensé pero…

“Por último, esta vez hay un premio especial.”

(¿Premio especial? ¿De qué se trata?)

Un murmullo de desconcierto corrió entre los espectadores.

“Esta vez la competencia se encontró con varios problemas y hubieron muchas personas que resultaron heridas. Sin embargo, gracias a cierta persona, fuimos capaces de continuar a pesar de todos los problemas y logramos proceder hasta la ceremonia de premiación. ¡Ahora, la ganadora del [Premio Especial] es la que realizó los servicios más meritorios en la competencia~~~!”

(Bueno, eso es obvio.)

“¡¡Equipo médico, Sanadora Elena-san!!”

“¡¿Eh~~?!”

Voces de sorpresa resonaron desde los espectadores.

“Deberían haber más de un sanador preparado para la competencia pero solo Elena-san permaneció. Mientras la competencia avanzaba, de alguna forma los otros sanadores se retiraron. Elena-san curó a todas las personas heridas en un parpadeo siendo solo una persona. Además, todas las heridas eran serias y amenazaban la vida. Hubo varios casos en que alguien colapsó por el sobre uso de magia. ¡¡Esto es por la dedicación a la curación sin preocuparse por ella misma, le daré este [Premio Especial a la Mejor Sanadora] de  parte de la organización de la competencia!!”

(*Asiente asiente* Parece que la organización de la competencia lo entendió bien.)

Elena no fue capaz de entender lo que había pasado y solo se quedó parada con nerviosismo.

Escolté a Elena mientras daba un paso al frente.

Elena recibió un enorme trofeo decorado con la imagen de un hombre varonil y se tambaleó.

Aya y yo rodeamos a Elena, la ayudamos desde ambos lados y levantamos el trofeo en el aire.

“¡¡¡Uooo~~~!!!”

* Aplausoaplausoaplauso aplausoaplausoaplauso*

Una ovación y aplausos estruendosos para Elena resonaron por toda la arena.

Elena, siendo apoyada por nosotros, simplemente se paró ahí parpadeando en blanco.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s