Yuusha ni Horobosareru – Volumen 1 – Capitulo 28

banner

Capitulo 28

“¿Oya? ¿Dónde está tu compañera?”

Siendo llamado de esa forma, Shion finalmente levantó su rostro del libro.
Después de sumergirse en asuntos que debían ser investigados en la biblioteca, parece que había pasado bastante tiempo.
Después de ser devuelto a la realidad, presionando su frente para suprimir el ligero dolor de cabeza por haber mantenido su concentración al máximo, Shion confirmó su situación actual.

“… ¿Nn?”

Cuando inspeccionó el área, ciertamente la figura de Nino no estaba ahí.
Al menos, esa figura verde que sobresalía no estaba en el área que sus ojos podían alcanzar.
Seguramente ella se aburrió y se fue deambulando a alguna parte.
Si se tratara de una chica normal, entonces esta sería una escena donde se preocuparía por ella, pero Shion no podía imaginar un oponente que de alguna forma pudiera manejar a Nino.
Si hubiera alguien capaz de manejarla, debería haber daños en los alrededores hasta el punto de que se armaría un escándalo, y el hecho de que las cosas no habían llegado a eso significaba que ella estaba bien.

“Ahh, ella no está aquí, ¿verdad? Bueno, probablemente está en alguna parte cerca de aquí.”
“Ya veo.”

Shion miró a la mujer que asintió estando de acuerdo fácilmente.
Con cabello largo y plateado atado en dos moños a los lados de su cabeza, y hermosos ojos dorados que combinaban con eso, ella era una mujer que en general daba una impresión aguda e intelectual.
Sus orejas largas y puntiagudas eran una característica de una raza con una larga esperanza de vida llamada Sylphid.
Usando ropas que tenían una forma similar a lo que llamarías un traje de negocios, la mujer tomó uno de los libros que estaban apilados frente a Shion.
Titulado [El Reporte del Héroe], era un libro que glorificaba los logros de Héroe, y los alababa.
Comparado con su escasa información, gran parte era las suposiciones del autor, y estas estaban muy inclinadas a la glorificación del Héroe.
Aunque, ya que la mayoría de los libros conectados con el Héroe eran así, este era “especialmente” parcial.

“¿Tienes interés en el Héroe?”
“Bueno, tanto como cualquiera. Aunque no tanto como el autor de este libro.”

La mujer Sylphid hizo una sonrisa irónica por las palabras de Shion.

“Ciertamente este libro va demasiado lejos. Decidí comprarlo después de oír el título, pero cuando se llega tan lejos, entra en el nivel de una religión.”
“Pues si daba la impresión de decir ‘el mejor Héroe-sama en el que podría pensar’, ¿verdad?”
“Creo que esa frase encaja perfecto.”

Después de asentir a las palabras de Shion, la mujer colocó el libro de vuelta en el escritorio.

“Hay muchas personas que son cegadas por los logros del Héroe Ryuuya, y acaban actuando sin pensar. Aunque parecería que ese no es el caso para ti…”
“¿Me pregunto sobre eso? Acabo de hacer una locura hace poco.”
“Seguramente bromeas. Lo que tenías no era sobre los contenidos, sino los ojos de una persona que está enamorada de los libros.”

Habiendo recibido esas palabras, Shion quedó sin habla.
Ciertamente, incluso en su mundo anterior, a él le gustaba la sensación de pasar las páginas de los libros, y era un hecho que estaba intoxicado por la sensación de los libros que no había sentido en tanto tiempo.
Aunque prácticamente no encontró ningún libro relacionado con los Alva, no había duda de que se había sumergido en los libros bajo el pretexto de entender al Héroe.
Incluso los libros que no hacían nada más que alabar al Héroe, si pensaba en ellos como un cuento de hadas o una novela ligera, él podía leerlos placenteramente.
Él estaba pensando que definitivamente intentaría restaurar los archivos una vez que regresara al Continente Oscuro.
Sin embargo, no queriendo reconocer eso honestamente, Shion desvió la mirada.

“… M-Más importante. ¿Necesitas algo?”

Cuando ella expresó una leve sonrisa por el obvio cambio de tema, la mujer asintió.

“Sí, hay alguien que ha venido a recibirte. ¿Puedo pedirte que vengas conmigo?”
“Eso no es problema. ¿Erm?”
“Luuty Ligas. Por favor llámame Luuty.”

Luuty dijo eso y ofreció su mano. Shion se levantó de la silla y le dio la mano.
Cuando lo hizo, Luuty, junto con una sonrisa impura, agarró firmemente la mano de Shion.

“¡¿Nn?!”
“Pues bien, ¿qué tal si nos vamos?”

Shion se puso nervioso e intentó soltar la mano de Luuty cuando ella comenzó a caminar así como así.

“Espera, espera… ¿Qué pretendes?”
“No pretendo nada. Es solo que ya que he oído que Shion-dono es una persona muy libre, pensé en asegurarme de que no pudieras escapar.”

Como siendo persuadido por Luuty, que tiraba y tiraba de él con suficiente fuerza para hacer que se preguntara de dónde venía esa fuerza en ese delgado cuerpo suyo, Shion dejó la biblioteca.

“¡No voy a escapar! ¡Así que por favor suéltame!”

Cuando él sacudió frenéticamente su mano, Luuty suspiró con un rostro decepcionado.

“No hay nada de malo en esto, ¿no es así?”
“No es para nada bueno, ¿qué harás si comienzan a aparecer rumores?”

Shion era más o menos consiente que él sobresalía.
Si se sabía que él estaba caminando de la mano con una mujer, los alrededores podrían hacer un escándalo al respecto.
Si hubiera rumores, esta mujer llamada Luuty saldría perjudicada.
Que las cosas resultaran así era claramente un problema.

“Aunque no me importa.”

Mientras hacía pucheros y se veía disgustada, Luuty caminó guiando a Shion.
Entrando a un edificio llamado Edificio del Personal, subieron unas escaleras mientras las miradas inmensamente curiosas del personal lo apuñalaban.

“Si resulta en un rumor de que soy íntima con el famoso Shion-dono, estoy segura de que el presupuesto y las donaciones se incrementarían.”
“Estoy seguro de que no sería tan simple.”
“No, no, el dueño de la [Tienda del Pez de Acero] dijo que sus ventas se incrementaron bastante y está muy complacido, ¿sabes?”

Mientras recordaba el rostro que podría confundirse con el de un bandido del dueño del restaurante que frecuentaba, Shion suspiró.

“Aunque creo que la administración de una escuela y un restaurante son diferentes…”
“Los principios son los mismos. A fin de cuentas, está es aspecto donde la presencia o ausencia de una celebridad involucrada decide su valor.”

Ciertamente, él no podía negar que las escuelas que producían mucha gente famosa o las escuelas que tenían valor agregado por tener una larga historia tenían tendencia a ser preferidas sobre escuelas anónimas.
Por supuesto, incluso si era natural que no tuviera importancia a menos que viniera de una fuente apropiada, incluso Shion no podía negar el mérito.
Incluso en su mundo anterior, Shion fue hecho bailar por esa frase.

“Es un honor que lo entiendas… Pues bien, hemos llegado.”

Cuando le dijeron eso, Shion miró hacia la puerta frente a él.
Edificio del Personal, el piso más alto.
En la placa que se colocaba en todas las habitaciones que usaba la división, las palabras “Habitación de la Presidenta de la Junta” estaban escritas.

“Bienvenido, a mi habitación. Es un placer tenerlo, Shion-dono.”

Cuando dijo eso, Luuty Ligas, se presentó una vez más como la Presidenta de la Junta de la Escuela de Aventureros de Edius, expresando una sonrisa impura.


AnteriorÍndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s