Yuusha ni Horobosareru – Volumen 1 – Capitulo 30

banner

Capitulo 30

“Yo, tengo un objetivo.”

Después de un poco de silencio, Shion comenzó a hablar.
Mientras no supiera qué intenciones tenía esta Sylphid llamada Luuty, no tenía más alternativa que hacerle frente sin mentir.

“¿Un objetivo?”
“Sí.”
“¿Puedo preguntar cuál es?”

Shion asintió, y le dijo el objetivo por el que vino aquí originalmente.

“Explicar el misterio de los Alva. Por eso, sería mejor para mí dedicarle a eso tanto tiempo como sea posible.”

Los Alva.
Los Mazoku humanoides que poseen cuerpos con un lustre negro y alas como las de un murciélago.
Se dice que poseen una técnica de transferencia corporal, en realidad también pueden usar magia de ataque.
Y además, son Mazoku heterogéneos que detestan todas las demás formas de vida sin excepción.
Ya que no existían en la era del Rey Demonio Gramfia, no estaba claro de dónde vinieron.
Y parecen ser incapaces de entender el lenguaje compartido por casi todas las razas.
A pesar de eso, lo más seguro es que tengan una alta inteligencia.
Incluso para Shion que se había encontrado con ellos, eso era todo lo que sabía.
Basándose en los detalles del pasado, era seguro de que si fuera a dejarlos solos, harían cosas que dañarían al Continente Oscuro, al Reino Zadark.
Incluso si no obtenía resultados en nada más, esto era algo que sobre lo que tenía que hacer tanto como fuera posible.

“Los Alva… ¿verdad?”
“Sí, incluso el que viniera aquí hoy fue porque ese era mi objetivo original.”
“Ya veo, entonces…”

Luuty pensó sobre ello.
Esa mirada suya, más que parecer intentar determinar la autenticidad de las palabras de Shion, se sentía como si estuviera pensando sobre otra cosa.
Cubriéndose la boca con la mano, Luuty a veces dejaba vagar su mirada por el aire.
Poco después, los ojos de Luuty se encontraron con los de Shion.

“Shion-dono, ¿qué piensas de los Alva?”

Shion recordó su propio reconocimiento de los Alva por la repentina pregunta.
Si él simplemente fuera a decir lo que pensaba de ellos, la palabra [molestia] sería una respuesta certera.
Los Alva también tenían una apariencia que era fácilmente entendida como malvada e inducía miedo.
Ya que ellos también tenían un comportamiento severo, eran famosos como uno de los símbolos de miedo en el Continente Shutaia.
Shion no sabía nada sobre ellos, pero era un hecho que se decía que eran un destacamento avanzado del Rey Demonio y que estaban tomando acciones de acuerdo a ello.
A pesar de ser existencias que son una extrema molestia, tanto su ecología como sus hábitats son desconocidos incluso ahora.
Aunque son tratados como especies de Mazoku, parecían fuera de lugar incluso entre los Mazoku.

“… Ellos son algo que simplemente no puedo entender. Eso es todo lo que puedo decir sobre ellos ahora mismo.”
“Un enemigo de la humanidad, ¿ese marco no aplicaría a ellos?”
“Si los Alva atacaran solo objetivos Humanos, entonces probablemente sería suficiente llamarlos así.”

Cierto, los objetivos de ataques de Alva no están limitados solo a Humanos.
Ellos masacran animales domésticos, aves, e incluso insectos.
En las aldeas y ciudades que los Alva han atacado, no quedó ni uno.

“Parecería que están dispuestos a matar otras cosas además de Humanos.”
“… Eso es verdad.”

Fue ahí que Luuty una vez más comenzó a considerarlo.
En ese silencio, Shion tampoco dijo nada más.
Shion dijo el mínimo de lo que debería hablar, y no tenía intención de proveer información proactivamente.

“… Shion-dono.”

Después de su silencio, Luuty una vez más regresó su mirada hacia Shion.
Él podía ver que una voluntad más fuerte ahora llenaba sus ojos.

“Como pensé, nuestra discusión anterior, ¿podrías por favor aceptarla?”

Antes de que Shion pudiera intentar abrir su boca, Luuty dijo sus próximas palabras.

“A cambio, proveeremos un permiso de admisión oficial a la escuela, y cooperaremos en tu investigación de los Alva.”
“¿Una investigación colaborativa?”
“Sí. Los Alva son un serio problema. Shion-dono, si fueras a hacer un movimiento, entonces incluso para el lado de la escuela, será extremadamente lucrativo en el progreso de la situación. Por lo tanto, creo que de ahora en adelante se debería llevar a cabo un intercambio de información exhaustivo.”
“Ya veo.”

Ella sabe cómo hablar, fue lo que pensó Shion.
Al final, las cosas que Shion tendría que hacer solo incrementarían.
Por otra parte, él no odiaba su audacia para presentar descaradamente eso como recompensa.
Más importante aún, si fuera complicar las cosas más que esto, existía la posibilidad de que ella albergara sospechas innecesarias.
El Shion actual debería simplemente aferrarse a la posición de ser un Aventurero que está preocupado por el problema de los Alva.
Si ese era el caso, entonces estaba claro que sería mejor aceptar este [sistema de apoyo de la escuela] incluso si era solo en la superficie.

“… Si ese es el caso está bien. Sin embargo, no te importa si mis propias circunstancias toman prioridad, ¿verdad?”
“Sí, por supuesto. Shion-dono, después de todo, incluso tu nombre tiene valor.”

Diciendo eso, Luuty sacó dos tarjetas de su bolsillo.
Esas tarjetas que eran más o menos del mismo tamaño que las tarjetas de Aventurero eran de uso exclusivo para la gente autorizada de la Escuela de Aventureros de Edius. Había dos tarjetas, una para Shion y una para Nino.

“Nuestros nombres ya estaban en la lista de referidos que fue entregada al Gremio, ¿verdad?”
“Lo entiendes muy bien.”

Shion hizo una sonrisa irónica hacia Luuty, quien dijo eso con un rostro despreocupado.
No había duda de que ella pretendía llevar las cosas a este estado incluso si Shion no sacara el tema de los Alva.
Incluso como Shion sacó el tema de los Alva con la intención de usarlo como forma de rechazarla, eso puede en su lugar haber sido nada más que lanzarle un cebo.

“… Eres una terrible persona.”
“No he vivido todo este tiempo solo para mostrar después de todo.”
“Ya veo, así que no había ninguna forma de que un novato como yo pudiera ser rival para ti.”

Luuty expresó una sonrisa impura hacia Shion, quien se había recostado en el sofá.

“Fufu… será un placer trabajar contigo de ahora en adelante, Shion-dono.”
“Sí, aunque no sé qué tanto estaremos asociándonos.”

Mostrando tanto recelo como fuera posible, Shion suspiró.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s