Yuusha ni Horobosareru – Capitulo 31

banner

Capitulo 31

“¿Qué está haciendo?”
“… Esa debería ser mi línea.”

Habiendo recibido esas palabras de una visiblemente disgustada Nino, Shion suspiró.
Mientras caminaba por los pasillos del campus, Shion se cruzó con Nino por casualidad.
Había algunas estudiantes femeninas alrededor de Nino.

“Ara, ¿esta persona es Shion-san?”
“Un.”

Nino asintió a las palabras de la estudiante femenina, y corrió al lado de Shion.

“Finalmente lo encontré.”

Shion miró hacia la estudiante que veía a Nino mientras sonreía.
Cabello largo, aireado y color cereza.
Ojos azules que tenían un brillo como el del océano.
Con una apariencia que daba una impresión suave, tenía un porte que, aunque delicado, hacía que uno sintiera su fuerte voluntad.
Estaba claro que ella poseía algo diferente a Ichika y Nino, o Fainell, o tal vez las mujeres que poseían fuerza de acero como las mujeres Aventureras.
Dicho eso, tenía un aura que era claramente diferente a la de las mujeres que podían verse a través de la ciudad.
Si lo que ellas tenían podía llamarse encanto, entonces la estudiante que estaba parada frente a Shion poseía un encanto intenso.

“¿U-Um…?”
“A-Ahh, parece que Nino ha estado a tu cuidado. Gracias.”
“No, también pasamos un momento agradable con ella.”

Notando que se había quedado mirándola, Shion desvió sus ojos de la estudiante.
Habiendo notado eso, Nino rodeó la cintura de Shion con sus brazos y lo abrazó.

“Pues bien, si nos disculpa…”
“Sí, dale mis saludos a tu padre.”

Escuchando a Luuty responder a la estudiante de esa forma, Shion hizo una pregunta.

“¿Su padre?”
“Sí, después de todo su padre es el Sacerdote Principal-dono del Gran Templo de Altlis.”
“… Ya veo.”

El Gran Templo de Altlis, si recordaba correctamente, debería ser el templo que venera a la Diosa de la Vida Philia.
Se dice que la Diosa de la Vida Philia, que gobierna el flujo de almas, es una Diosa hermosa.

“Ahora que lo pienso… El que hizo el ritual de la Invocación del Héroe también fue…”
“Sí, tomando prestado el gran poder de Philia-sama, el ritual de invocación fue realizado en el Gran Templo de Altlis.”

Invocación, Diosa.
Shion recordó lo que pasó antes de que naciera en este mundo.
Si lo recordaba correctamente, eso tenía la apariencia de una niña.
Sin embargo, eso era diferente.

“Una diosa con un vestido blanco plateado que purifica todo impureza…”
“Como era de esperarse, estás bien informado.”

Luuty asintió pareciendo impresionada, entonces miró al cielo que podía verse desde el pasillo.
El Dios de la Luz, Raidolg.
El Dios de la Oscuridad, Dagulas.
El Dios del Fuego, Agnam.
El Dios del Agua, Aklia.
El Dios del Viento, Wyrm.
El Dios de la Tierra, Atlagus.
Incluyendo a la Diosa de la Vida Philia, esos eran los Dioses de la tierra de Remfilia.
Todas las cosas vivas recibieron bendiciones de esos Dioses y nacieron en este mundo.
En el Reino San Altlis, ellos observaban especialmente a Philia, pero deriva del hecho de que los Humanos habían recibido fuertemente la bendición de Philia en particular.
El grado de fuerza de las protecciones divinas de los Dioses varía de acuerdo a la raza. Siendo una Sylphid, Luuty recibió la protección divina del Dios del Viento Wyrm.
La protección divina también influencia la propia aptitud de la persona para la magia. En el caso de Luuty, la Magia de Viento era su especialidad.
Incluso entre Humanos, hay raras ocurrencias donde personas que tienen una fuerte protección divina de un Dios que no es Philia, los Mazoku también reciben protecciones divinas de varios Dioses.

“Shion-dono, he oído que eres magnífico con cualquier atributo de magia. Es probable que tengas la protección divina de Philia… O tal vez, puede que seas amado por todos los Dioses.”
“Bueno, me pregunto sobre eso.”

Shion expresó una sonrisa ambigua por las palabras de Luuty.
Shion sabía que ese no era el caso.
Shion estaba al tanto de que si fuera a tener una protección divina, entonces sería la del Dios Demonio.
Esa niña oscura.
Esa existencia que construyó a Vermudol.
Algo de lo que no se hablaba ni siquiera en los mitos de Remfilia.
Aunque Shion no sabía si era amado por ese Dios o no.

“Y entonces, ¿qué harás hoy a partir de ahora?”
“Por el momento, estaba pensando en visitar el Gremio de Aventureros.”
“El Gremio… Ya veo.”
“¿Hay algo de malo en eso?”

Cuando Shion preguntó eso sintiéndose un poco ansioso sobre la actitud de Luuty que parecía estar guardándose algo, Luuty lo negó con una sonrisa.

“Nop. Solo estaba pensando que Shion-dono trabaja duro, es todo.”
“Shion es una persona asombrosa.”
“Sí, eso es cierto, ¿no es así?”

Shion inclinó la cabeza a Luuty y Nino que habían llegado a un misterioso entendimiento mutuo.
Ahora que la ceremonia de ingreso de la escuela había terminado, el campus estaba tranquilo, y solo las figuras de estudiantes podían ser vistas esporádicamente en el patio que estaba bajo la luz del sol.

“… Sí que es pacífico.”
“Sí.”

Mientras miraba hacia los estudiantes, Luuty sonrió gentilmente.
Ese es un corazón lleno de amor hacia los estudiantes, fue lo que pensó Shion.

“Sería bueno… si esta paz pudiera continuar para siempre.”
“… Lo hará.”

Los estudiantes que reían bajo la cálida luz del sol.
Los rostros sonrientes desbordando sueños y aspiraciones de los jóvenes que seguramente recorrerían varios caminos dentro de poco.
Mientras miraba eso, Shion le respondió a Luuty.

“Estoy seguro de que todos, desean eso.”

Al menos, mientras él existiera como el Rey Demonio, les mostraría a todos que sería así.
Shion apretó fuertemente sus puños.


AnteriorÍndice – Siguiente

Un comentario sobre “Yuusha ni Horobosareru – Capitulo 31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s