Yuusha ni Horobosareru – Volumen 1 – Capitulo 32

banner

Capitulo 32

De camino al Gremio de Aventureros desde la Escuela de Aventureros de Edius.
Nino miraba continuamente el rostro de Shion mientras caminaban.
Su usual rostro disgustado se mantenía como siempre, sin embargo, ella caminaba junto a Shion sin decir nada.
Nino no era elocuente por naturaleza, pero para que una chica que diría lo que quisiera cuando quisiera sin reserva llevara este tipo de atmósfera era raro.
Al principio, Shion pensó en si quería o no hablar con ella sobre cómo había estado inmerso en la plática con Luuty, pero repentinamente notó que los ojos de Nino eran serios.
Eran ojos diferentes a los de la habitual Nino que diría que no le importaban las cosas que no le importaban.
Viendo eso, Shion fue repentinamente asaltado por la ansiedad.

“… ¿Qué pasa?”

Cuando Shion preguntó eso y esperó por una respuesta, Nino murmuró unas pocas palabras.

“¿Fue, influenciado?”
“… ¿?”

Nino murmuró mientras miraba a Shion que estaba haciendo una cara que decía que no entendía a lo que se refería.

“Sus apariencias son similares, y palabras pudieron pasar. Es por eso que, ¿sintió simpatía?”
“Eso, es…”

Shion entendió el significado de las palabras de Nino.
Shion no era Humano.
Shion era el rey de los Mazoku, el Rey Demonio Vermudol.
Todo en este territorio de la humanidad se construyó con la derrota del anterior Rey Demonio Gramfia como base.
La paz que ellos deseaban no incluía la paz de los Mazoku.
Ambos Shion y Nino que solo pretendían ser Humanos tampoco estaban incluidos.

“Es imposible, es lo que Nino cree.”

Es por eso que Nino se atrevió a elegir palabras amargas.
Antes de que Shion tuviera esperanza y saliera lastimado.
Entonces estaría bien incluso si él no se aferrara a algo como esperanza.

“… Aún, tengo una mano que jugar.”
“Nino, no lo cree. Pero, si eso es lo que Shion-sama desea.”

Son criaturas vivientes diferentes, solo sus palabras son comunicadas.
Cuando Nino iba por ahí matando a los Majin del oeste, hubo cosas que la hicieron sentir eso.
Auto preservación, ese pequeño e inmundo orgullo, y ese deseo de poder.
Sin prestar atención a nada de eso, Nino despedazó todo eso con sus espadas.
Ya que entendió que sería mejor así, ella lo hizo.
Sin embargo, qué hay del territorio de la humanidad.
En este Continente Shutaia, había un gran conflicto con cuatro grandes países como centro, y había conflicto incluso dentro de esos países.
Y, seguramente, ese tipo de cosa estaba surgiendo incluso dentro de esa escuela.
En ese caso… ya no había nada que pudiera hacerse por ellos.
Nino pensó que seguramente era una enfermedad que se extendería a todo aquello dentro del territorio de la humanidad, y los Majin que una vez existieron en el oeste parecían haber sido influenciados por eso.
Es por eso que era mejor no haber venido aquí en primer lugar.
Nino no quería que Shion estuviera en este continente podrido y venenoso.
Incluso así, Shion deseaba esto.
Es por eso que Nino estaba aquí.
Ella estaba aquí, incluso si entendía que la humanidad era corrupta.

“…”

Nino saltó.
Aunque silencioso, aunque sin un solo sonido, ella desapareció en un instante.
Ella había saltado.
Antes de que el «dueño de la mirada” lo notara, Nino ya estaba detrás.
Ella se había desvanecido repentinamente.
Siendo incapaz de entender nada más que eso, el rufián se derrumbó.

“¡Hii…!”

En un callejón oscuro, los ojos verdes de Nino brillaron con una tenue luz verde.
El número de idiotas que dirigieron su asquerosa hostilidad hacia Shion era tres.
Los restantes eran dos.
En un instante, ella capturó a otro.
No había necesidad de algo como hostilidad.
No existía idiota que esparciera sed de sangre cuando limpiaba basura.
No había necesidad de algo como una herramienta afilada.

“… ¿Alguien te metió en esto?”

El hombre que fue atado por una chica mucho más pequeña que él hizo un grito patético.
Nino chasqueó la lengua llena de disgusto por ese sonido que era similar a un Goblin rogando por su vida.

“Se recomienda responder obedientemente. Nino no es amable después de todo.”
“¡U-Uwaaah!”
“¡H-Hey, bastardo!”

El hombre atado gritó desesperadamente hacia el hombre que lo dejó atrás y escapó.

“¡Te equivocas, ese tipo, todo es culpa de ese tipo! ¡Él nos dijo que los amenazáramos un poco…!”

Nino suspiró ante las palabras que había escuchado a menudo desde que llegaron al Continente Shutaia.
Cuando ella arrojó al hombre que luchaba vergonzosamente al callejón, le dio una patada en el estómago.
Dejando atrás al hombre que había escupido una sucia sopa y se había desmayado, cuando Nino se dio la vuelta para dejar el callejón, ella vio a Shion, que había notado la ausencia de Nino y vino corriendo.

“¡¿Qué pasa, Nino?!”

Cuando ella entrelazó sus brazos con el de Shion mientras él tenía un rostro en pánico, Nino respondió que no era nada y arrastró a Shion de vuelta a la calle donde estaban.

“Nino es una chica trascendentalmente hermosa después de todo. A Nino se le insinuaron unos tipos que no conocen su lugar, es todo.”
“¿Fue… eso?”
“Un, correcto. Nino es diferente de alguna maid inútil que pretende ser una chica hermosa.”
“Eso es, no le digas eso a Ichika, ¿entiendes?”
“Un. Nino no le dirá que cuando escuchó las palabras maid inútil recordó a Ichika.”

Viendo a Shion sin palabras, Nino hizo una pequeña sonrisa.

“No, escucha. Nino, eso es.”
“Está bien. Nino está aquí al lado de Shion-sama después de todo.”
“Eso no es lo que quise decir, mira…”

Mientras veía a Shion suspirar profundamente después de notar que solo era la usual Nino bromeando, Nino tuvo un pensamiento.
Nino no entendía la mitad de lo que Shion estaba pensando.
Ella pensó que estaría bien si todos los Humanos fueran destruidos y lanzados a los más remotos confines del mar.
Pero, Shion no deseaba eso.
Aunque ella no sabía la razón de eso, si era lo que Shion deseaba… Nino pensó que seguramente era la acción correcta.
El gran Rey Demonio, Vermudol.
Y, ahora mismo, él era simplemente Shion.
Un Shion que era solo para Nino.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s