Yuusha ni Horobosareru – Volumen 1 – Capitulo 37

banner

Capitulo 37

“… En ese caso, vayan y prepárense inmediatamente para partir.”

Cuando Shion dijo eso, Nino sacó el equipaje que estaba apilado en la parte de atrás, y comenzó a empacar.
La maid que también era una caballero, la Maid Caballero tenía experiencia en ese tipo de cosas.
Viendo a Kain y Sharon que miraban los habilidosos movimientos de Nino como si estuvieran admirándola, Shion aclaró su garganta.

“Hagan sus preparativos inmediatamente, y entonces reúnanse en el restaurante de abajo. No olviden traer herramientas de purificación.”
“Ah… Sí.”

Después de ver a Kain y Sharon irse nerviosamente, Shion se sumió en sus pensamientos.
Lo primero en lo que tenía que pensar era su medio de transporte.
Un carruaje probablemente no iría tan lejos como su destino.
Si habían aparecido Ogros, debería haber una orden de la unión de cocheros para no acercarse al lugar.
Tal vez los lleven a un pueblo cercano, pero estaba el problema de qué hacer después de eso.
Estaba la opción de comprar caballos, pero comprarlos, montarlos, y entonces deshacerse de ellos era algo que rechazaba a nivel emocional.
En cuanto a ir a pie, el problema del tiempo sería grande.
Por ejemplo, si los oponentes fueran un grupo de Goblins, el pueblo debería ser capaz de aguantar hasta que llegaran si la escala del mismo era lo suficientemente grande.
Sin embargo, cuando se trata de Ogros, eso no funcionaría.
Estaba el miedo de que los muros que protegen el pueblo fueran destruidos y fueran aniquilados.
Además, Shion pensó.
La respuesta del señor feudal era incomprensible.
Sería una cosa si fuera una aldea, pero abandonar un pueblo, esa es una declaración que hace que uno cuestione la naturaleza del señor feudal.
Si tuviera ese tipo de respuesta por un solo Ogro, no quedaría al nivel de un escándalo por su incompetencia.
Incluso si era un Ogro atroz, si un ejército de la escala de un señor feudal fuera despachado, el exterminio debería ser simple.
Sin embargo–
Qué tal si, no fuera solo uno.
Si hubiera varios de ellos, las circunstancias seguramente serían diferentes.
En ese caso, no hay forma de saber cuánto tiempo le queda al pueblo.
Para que haya habido suficiente margen para enviar una solicitud, lo más seguro es que el pueblo no haya sido vista como objetivo hasta ese punto.
Sin embargo, no hay forma de saber cuánto duraría eso.
Estaría fuera de discusión llegar y que el pueblo ya hubiera sido aniquilado.
Por supuesto, él no sentiría ira por eso en sí mismo.
Al final, Shion era el Rey Demonio, y no se pondría triste por algo que debilitaría la fuerza de los Humanos.
Sin embargo, sí daños en la escala de un pueblo siendo arruinado fueran a salir a la luz, la influencia que tendría en la sociedad Humana sería grande.
No podría soportar los gritos sobre la resurrección del Rey Demonio creados debido a la ansiedad.

“Los preparativos, están hechos.”

Shion abandonó sus pensamientos por las palabras de Nino que vino desde atrás.

“Ah, sí. Gracias.”
“Nn.”

Después de que Shion dijera eso y colocara su mano en la cabeza de Nino, ella entrecerró los ojos pareciendo encantada.

“Entonces, ¿qué deberíamos hacer?”
“Veamos… probablemente tomará un tiempo para que sus preparativos estén listos. Supongo que comeremos mientras esperamos.”

Los preparativos para un viaje no eran algo que pudiera hacerse rápidamente.
Después de que Shion y Nino cargaran su equipaje en sus espaldas, bajaron por las escaleras.

“¡Huh, Shion! ¡¿Ya te vas?!”

La chica de la posada, Carol, que estaba lista para la hora pico, detectó a Shion y Nino y levantó su voz por la sorpresa.
En el primer piso de la Tienda del Pez de Acero, varios aromas ya habían comenzado a aparecer.

“Sí, recibimos una solicitud urgente, ya ves.”
“Y yo que pensaba que podrías tomarte las cosas con calma al menos por hoy.”
“Perdón por eso.”

Shion respondió con una sonrisa irónica a Carol que estaba haciendo pucheros y se veía un poco insatisfecha.
Dicho eso, Carol naturalmente entendió.
Los Aventureros eran ese tipo de personas.
Se irían repentinamente en cualquier momento.
Y entonces, también habría charlas de que repentinamente habían fallecido.
Siendo la chica de una posada de Aventureros, eso era algo que Carol siempre experimentaba.
Por eso, ella se asociaba con ellos dejando un grado de distancia entre ellos, pero el cliente regular llamado Shion que parecía que no moriría tan fácilmente había destruido el muro del corazón de Carol antes que lo supiera.

“Al menos tendrán una comida, ¿verdad?”
“¿Tu invitas, Carol?”
“¡Ahaha, no, no! No está incluido en tu cuota.”

Después de que tuvieran esa charla despreocupada, la voz de Garadd se escuchó desde la cocina.

“¡Hey, Carol! ¡Acá está la porción de comida para el grupo de Shion!”
“¡Está bien!”

Después de correr a la cocina, Carol volvió, y los ojos de Nino brillaron en una forma fácil de entender por la comida que Carol llevaba consigo.
El menú de hoy era ave Morol freída en aceite. Además, había bastante ensalada Leris.
Había sopa de vegetales, y pan duro.
Y entonces, había tres rebanadas de Ringo (manzana).”

“Un, delicioso.”
“Nino, las Ringo son para el postre, ¿sabes?”
“Las Ringo son más deliciosas cuando están frescas.”

Mientras comía felizmente las rebanadas de Ringo, la mirada de Nino fue hacia las rebanadas de Ringo de Shion.
No habían Ringo en el Continente Oscuro.
Había una fruta similar llamada Ringil, pero comparada con una Ringo, no era nada dulce, y tenía un fuerte amargor.
En todo caso, era algo más cercano a una planta medicinal.
Parecía que las Ringo se habían convertido en la comida favorita de Nino, y las había puesto en su lista de cosas que quería llevar al Continente Oscuro.

“Ya veo. En ese caso, no se puede evitar, huh.”
“Un, no se puede evitar. Es por eso que, Nino está dispuesta a traer la salvación a las rebanadas de Ringo de Shion-sama que no serán comidas inmediatamente.”

Después de que Shion empujó silenciosamente sus rebanadas de Ringo hacia ella, Nino inmediatamente comenzó a devorarlas.
Por otro lado, para Shion el ave Morol frita era su comida favorita entre la comida que les habían dado.
Era un plato simple que solo estaba frita en aceite, pero tal vez porque era carne de ave de alta calidad, tenía una textura jugosa y deliciosa.
Además, ya que era comida frita que no podía comerse en el lugar hacia el que se dirigían, donde muchos platos eran comida hervida o asada, apelaba aún más al corazón de Shion.
Llevando la comida a su boca con un tenedor, él disfrutó cuidadosamente del sabor.
El sabor que se extendió por su boca trajo una indescriptible felicidad a Shion.
Comiéndolo alternando con la fresca y crocante ensalada Leris, nunca se cansaría de ello.

“Como se esperaba de ti, Garadd. Me cuesta entender como no se ha convertido en una tendencia hasta ahora.”
“¡Keh, clientes siempre han venido aquí! ¡Bastardo grosero!”

Shion y Garadd compartieron ese tipo de conversación.
En pocas palabras, era porque la cocina vistosa y magnificente era preferida en la capital real, pero si uno era un Aventurero, probablemente había muchos que preferían platos como los de la Tienda del Pez de Acero.

“¡Perdón por hacerlo esperar!”

Las puertas de la Tienda del Pez de Acero fueron abiertas apresuradamente.
El momento que Kain y Sharon, que habían terminado con sus preparativos, entraron fue justo cuando Shion clavó su tenedor en su tercera pieza de Karaage, y cuando Nino había pedido otra porción de Ringo.


AnteriorÍndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s