I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 1 – Capitulo 2

I've Been Killing Slimes for 300 Years and Maxed Out My Level v0

Capitulo 2: Un dragón pasó por aquí

Después de que mis verdaderas habilidades se hicieran públicas (en contra de mi voluntad), pedí libros sobre monstruos y comencé a estudiar.
No había desarrollado un impulso por matar monstruos. De hecho, todo lo contrario.
Lo hice porque si sabía suficiente sobre monstruos, podría aconsejar a cualquiera que viniera pidiéndome que matara uno, lo que significaba que podría arreglármelas sin ir a ninguna parte.
No me importaría ofrecerles un poco de ayuda. Simplemente no quería que alguien me hiciera trabajar como una mula.
Después de todo, soy nivel 99. Hasta yo sé que eso es increíblemente raro en este mundo.
Si todos los alborotadores se unieran y aparecieran en mi casa, sería un completo desastre.
Solo habían pasado diez días desde que barrí a ese grupo fuera de mi colina, así que mi vida no había cambiado mucho. Nadie me había pedido que matara a un dragón o algo aún.
La única diferencia era que las medicinas que vendía por encargo en la tienda se iban más rápido, así que comencé a recolectar más hierbas.
La gente probablemente pensaba que los remedios hechos por una bruja de nivel 99 serían extra efectivos. Honestamente, no hay mucha diferencia.

“Está no es una sociedad cableada; tal vez tome un tiempo para que la información viaje. Sí que sería  genial si las noticias murieran sin propagarse.”

Decir eso en voz alta puede haber sido una mala idea, porque alguien comenzó a golpear ruidosamente mi puerta.
¿Quién era esta vez?
Era improbable que unos golpes tan fuertes fueran de un aldeano.
Si fingía no estar en casa, era probable que tiraran la puerta abajo, así que la abrí rápidamente.
Si querían mi ayuda para matar a un dragón, les enseñaré un buen método para derrotar a la bestia y enviaría al visitante por donde vino. Esperaba que no hubiera emergencias o aldeas en peligro de ser destruidas.

“¿Sí, quién es?”

Algo enorme estaba parado frente a mí.
Era alto. No solo eso, no era humano.
Grandes alas. Un cuerpo grande. Probablemente puede respirar fuego. Tiene un par de cuernos.
Un dragón vino de visita.
De hecho, había estado usando su cola para golpear. De ahí los violentos golpes.

“Um… ¿puedo preguntar que te trae aquí?”

De acuerdo a los libros que he leído, los dragones son monstruos superiores, así que entienden el lenguaje humano.
El solo hecho de que golpeó la puerta implicaba tal inteligencia.
Mi aprendizaje estaba resultando útil de repente, pero realmente desearía que este no fuera el escenario en el que estuviera siendo útil…

“Aquí en la provincia de Nanterre, se dice que los dragones son los monstruos más fuertes, y yo, Laika, soy conocida como la más fuerte de todos los dragones.”

Así que los dragones no solo entienden el lenguaje humano– ¿pueden usarlo?
Su voz era tan fuerte que resonaba en mi cabeza. Se sentía como estar en un concierto.

“¿Y qué podría necesitar un dragón como tu conmigo?”
“Recientemente, he escuchado rumores de que la bruja más fuerte que existe vive aquí.”
“¿No me digas que has venido a probar tu fuerza…?”
“Eres lista. Eso ahorra tiempo.”

¿Qué tan lejos ha viajado ese rumor?
Me gustaría que al menos se limitara a la raza humana.
Esto no podría ser peor… Nadie me pidió que vaya a derrotar a un dragón. ¡El dragón vino a mí!

“No quiero ser conocida como la ‘más fuerte’ nada. Simplemente acumulé puntos de experiencia poco a poco por más de tres siglos hasta que se convirtió en un número enorme, eso es todo. Te cederé el título del más fuerte a ti.”
“¡Como su pudiera conformarme con eso! Enfréntame. ¡Dejemos esto claro, de una vez por todas!”

Que ruidosa molestia.
Como sigo diciendo, no tengo un dojo, así que vengan a vencerlo.

“¿Qué harías si dijera que no quiero?”
“Primero pisotearía tu casa hasta que quedara plana. Entonces destruiría tu jardín.”

Parece que no tengo más opción que pelear…
Si pierdo mi casa, nunca seré capaz de relajarme y tomarme la vida con calma.

“De acuerdo. Hagámoslo. Sin embargo, no proclamo ser la más fuerte, así que si resulta que soy mucho más débil que tú, no seas muy dura conmigo, si no te importa.”
“Muy bien. Mientras sea capaz de confirmar que de hecho soy superior, eso será suficiente para mí.”

Encontramos un área con mucho espacio abierto, lejos de la casa. Después de todo, no podía dejar que mi casa fuera destruida en el correr de la batalla.

“¡Pues bien, te mostraré el verdadero poder de Laika!”
“Sí, sí, por supuesto, adelante.”

El dragón agitó sus alas y se elevó en el aire.

“¡Te convertiré en cenizas!”

¡Escupió llamas de su boca!
De ninguna manera iba a recibir eso de frente. Nada de quemaduras serias para mí, gracias.

“¡Congélalo todo!”

Lancé un hechizo de Hielo y Nieve hacia las llamas.
Mi maniobra parece haber funcionado. Los hechizos colisionaron, cancelando y borrando las llamas.

“¡Tch! ¡No está mal! ¡Entonces realmente eres una bruja de alto nivel!”

Supongo que tampoco puedo fingir perder a propósito.
Al final, usar mi verdadero poder y derrotarlo rápidamente podría ser el método más eficiente.
Bueno, ¿cuál es la mejor estrategia aquí? Después de todo, mi oponente está en el aire.

“¡Ahora me despido brevemente del suelo!”

Canté, lanzando un hechizo de Levitación.
Ahora podrías decir que técnicamente estaba a la par con el dragón.
Uso Levitación a menudo porque hace que volver a casa desde Flatta sea más fácil.
Entonces, ¿cómo debería pelear desde ahora?
Realmente no quiero acercarme mucho. Eso significa que usaré magia, pero dudo que un torbellino pueda mandar a volar a un oponente de este tamaño tan fácilmente como a un humano. Incluso si logro sacar a mi visitante del cielo, si cayera en la aldea, causaría un daño masivo.

¿Un ataque de Rayo, entonces? Aunque, para ser honesta, no creía poder controlar mi poder. A diferencia de los slimes, los dragones son altamente inteligentes, y si matara uno, sospecho que me sentiría culpable. Haré mi mejor esfuerzo para no tomar su vida.
Eso deja Llama o Hielo y Nieve.
Los dragones de hecho respiran fuego, así que las llamas tal vez no les hagan nada.
Así que tendría que ser Hielo y Nieve.

“Me imitas y vuelas, ¿no es así? ¡Qué insolencia!”

El dragón levantó una mano para golpearme fuera del aire, pero lo evadí fácilmente.
Ese movimiento fallido dejó vulnerable al dragón.
Me deslicé cerca de él.

“¡Caerás quemada del cielo!” El dragón abrió su boca, preparándose para escupir fuego de nuevo.
Justo lo que había estado esperando.
Envié un hechizo de Hielo y Nieve justo en su boca.

“¡Congélalo todo!”

La mandíbula del dragón quedó inmovilizada por una ráfaga de hielo.
De un golpe, su boca había sido convertida en una cueva de hielo.

“¡Agwuh! ¡Ugh! ¡Bluguuuuuuuh!”

El dragón entró en pánico, entonces calló al suelo y comenzó a dar vueltas corriendo.
Lo hice. De esta forma, lancé a mi oponente a la confusión sin tener que tomar su vida.

“¿Y bien? ¿Se te congeló el cerebro?”

El dragón estaba tan nervioso que era lamentable. Podías notarlo solo viéndolo correr desesperadamente.
Espera. ¿Corriendo?
Tuve un mal presentimiento sobre esto…

“¡No destruyas mi casa! ¡Hagas lo que hagas, no la destruyas!”
“Ugwuuuuuuuh! ¡Friooooooooooooo!”

Pero el dragón corrió hacia la casa– y golpeó una esquina.
Crunch.
La habitación en esa esquina se hundió.
Mi ira explotó.

“¡Mira, te dije que no la destruyeras!”

Me acerqué al dragón–

“¡Este es el dolor de mi habitación demolida!”

– ¡y le di un puñetazo!

“¡Bwaaaah…!”

Ese solo golpe dejó al dragón inconsciente, y rodó directamente a la explanada.
No parecía estar muerto, pero el daño fue lo suficientemente grande para que no sea capaz de moverse por un rato.
Ya que lo había golpeado, para sorpresa de nadie, mi mano dolía. Debería considerarme afortunada de que no esté rota.

“Q-Que poder… Pensar que caería tan tristemente…”

El dragón parecía incapaz de creer las circunstancias en las que se encontraba.

“Para empezar, esa es una victoria para mí, pero más importante…”

Miré a mi casa dañada. Me iba a asegurar de que fuera justamente compensada.

“Escucha, Laika el dragón.”

Subí a la bestia y la piqué con mi dedo.

“Más vale que arregles mi casa. Si no lo haces, nunca te perdonaré.”

Mi rostro estaba sonriendo, pero no creo que mis ojos lo estuvieran.
Aparentemente, eso fue suficiente para convencer al dragón de que estaba más que dispuesta a pelear.

“D-De acuerdo… Haré algo sobre eso, a-así que… perdóname… No tomes mi vida…”
“No haría eso. Si lo hiciera, no podría hacerte arreglarla para mí, ¿no es así? No está asegurada, ¿sabes?”

No parecía que el dormitorio hubiera sido dañado, pero podría haber dañado una viga… Tal vez sería mejor quedarme en una posada de la aldea por un tiempo.

“Um… Tengo una buena cantidad de dinero ahorrado en la montaña donde vivo. ¿Estaría bien si vuelvo a buscarlo? Me gustaría usarlo para cubrir las reparaciones…”

Ahora que lo pienso, he oído que los dragones tienen a recolectar oro.

“Eso está bien, pero que sepas que si escapas, iré a cazarte.”
“¡Juro que mantendré mi promesa!”

El dragón se fue volando, algo inestable.

Ese día, fui a la aldea a buscar alojamiento.

“¡Oh! ¡Gran Bruja! ¡Debes haber derrotado al dragón!”
“¡Vimos al Wyrm claramente, incluso desde la aldea!”
“¡Pensar que derrotarías a tal criatura! ¡No esperaba menos, gran Bruja!”

Así que todos lo sabían. Lo imaginé.
Los dragones son enormes, e incluso desde la distancia, es difícil no notarlos.

“Lo siento. Si vencí al dragón, pero parte de mi casa se hundió, así que vine a quedarme a la posada de la aldea por un tiempo. Siento haberlos molestado.”
“¡No, no! ¡Es culpa del dragón!”
“¡De hecho, protegió esta aldea de ese dragón!”
“¡La llevaré a la mejor habitación de la posada!”
“¡Estúpido! ¡Ninguna posada en la aldea es adecuada para la gran Bruja!”

La conversación fue y vino unas cuantas veces, y al final, estaré quedándome en la habitación de huéspedes de la alcaldía. Ahí es donde los oficiales reales se quedan cuando vienen aquí por negocios.
Tal vez no era mala idea aceptar la amabilidad de la gente de vez en cuando.
Donar algunas medicinas caras más tarde probablemente devolvería el balance a los libros.
Ya que me quedaría por la noche, di un tranquilo paseo por la aldea por primera vez en un largo tiempo. El lugar parecía más animado que cuando llegue por primera vez hace trescientos años. También hay más gente.
Probablemente había varias razones para eso, pero por lo que oí, yo era una de ellas. Los aldeanos a menudo me lo decían.
Era porque hacía medicinas tan valiosas para la aldea.
En cada aldea, gente muere de enfermedades o heridas antes de alcanzar el final natural de sus vidas. Por las pociones que proveo, el riesgo de muerte es sustancialmente más bajo aquí que en las aldeas de los alrededores.
En particular, el descenso significativo en las muertes de niños por enfermedad estaba contribuyendo al aumento de la población. También hice algo como suplementos nutricionales para niños, además de remedios para cuando estuvieran enfermos.
En lo que a mí respecta, recolectar hierbas y hacer medicinas era algo así como un pasatiempo, parte de mi relajada rutina. Si estaba logrando salvar vidas a través de ese pasatiempo, estaba terriblemente honrada.
Ya que no tenía que volver a casa ese día, decidí tomármelo con calma en la taberna y disfrutar de un trago a mi ritmo.
Incluso por la noche, la taberna estaba animada.

“¡Hey, es la gran Bruja!”
“¡Un brindis por la gran Bruja!”

Muchos de los clientes ya estaban como tres hojas al viento, y el lugar era libre para todos.
Me llevaron a una mesa.
Por alguna razón, me trajeron una bebida de apariencia costosa que no había pedido.

“Um, todavía no he ordenado…”
“Cuando era niña, su medicina me salvó, gran Bruja.” La hija del dueño sonrió mientras hablaba. “Este es un agradecimiento. Por favor tómese su tiempo y disfrute su bebida.”

Había sido así todo el día. Nadie me dejaba pagar por nada.
Supongo que un día como este no es tan malo una vez cada tanto.
Sorbí lentamente mi licor, saboreándolo.
Mi tiempo como oficinista había sido ocupado. Para ser honesta, era poco más que una esclava para la compañía.
Casi nunca sentí que mi trabajo estuviera ayudando a alguien. Honestamente, tengo que decir que mis esfuerzos fueron únicamente por el bien de la compañía. Así que significa que, sin importar cuan ocupada estuve, todo mi tiempo ahí había sido inútil.
Interactuar con gente no va contra mi credo de “una vida relajada” en sí mismo. Tal vez debería visitar la aldea más seguido.
El caro licor sabia diferente a lo que usualmente bebo. Era tan suave. Apuesto a que eso es lo que lo hace caro.

“Aaaaah, esto es delicioso. Comparado con hace mucho tiempo, esto es el cielo.”

No quise decir eso en voz alta.

“¡Con usted protegiendo nuestras vidas, gran Bruja, nosotros también estamos viviendo en el cielo!”
“¡Cuando era joven, pasé mucho tiempo viajando, y no hay mejor aldea que Flatta!”

Estaban elogiándome en mi cara, así que no me lo tomé enserio, pero aun así, me hizo feliz.

“También me alegra haber acabado viviendo en esta aldea,” dije, y lo dije de corazón.

Estoy orgullosa de este lugar. Me gustaría seguir viéndolo crecer.

Ese día, me emborraché placenteramente, entonces volví a mi alojamiento y dormí.
Me fui a la cama un poco tarde, pero seguía siendo más temprano que en mis tiempos de esclava corporativa. Además, en ese entonces, tenía que despertarme alrededor de las seis de la mañana… Aunque fue hace tres siglos, lo recordaba vívidamente.
El desayuno que me dieron también era bastante extravagante para la aldea. Estaban tratándome como un huésped de honor oficial.

“Me alegra ser una bruja…”

Desayuné. La leche en particular era increíblemente buena, tal vez porque era fresca.
La comida estaba condimentada de manera más simple que en Japón, y siempre parecía tener un sabor plano. Aunque, cuando se trata de leche, la aldea de Flatta gana, sin duda. La leche empaquetada no podía ni empezar a compararse. ¡Un sincero agradecimiento a las vacas y todos los que hicieron la comida!
Ya sé– tal vez les enseñe un poco de cocina un día de estos. Aún recuerdo cómo hacerlo de mis días en Japón, así que debería ser capaz de improvisar algunas recetas y enseñarles.
Mientras pensaba en eso distraídamente, la persona a cargo de la cocina caminó rápidamente hacia mí.

“Gran Bruja de las Colinas, hay alguien que quiere verla.”
“Haz que esperen en una sala de juntas disponible, entonces. Terminaré con mi comida en tres minutos.”

Preguntándome qué aldeano sería esta vez, entré en la sala de juntas.
La chica que me esperaba tenía un par de cuernos saliendo de su cabeza.
Ella parecía tener la edad de una estudiante de secundaria– unos trece. Sus ropas tenían un aire de Lolita, y el atuendo le quedaba tan bien que era obviamente su ropa cotidiana, no un cosplay.
¿Quién era ella?
Nunca había visto a una aldeana con cuernos.
De hecho, los cuernos significaban que no era una humana normal, ¿no es así?

“Me temo que le causé muchos problemas ayer.”

Cuando nuestros ojos se cruzaron, la chica se inclinó educadamente.

“Um… ¿ayer? No creo que nos hayamos conocido…”

No hay forma de que olvidara a alguien con cuernos.

“Oh, me transformé, así que es posible que no me reconozca.”

¿Se transformó? No rescaté una grulla o una estatua Jizou.

“Soy Laika, el dragón de ayer.”
“¡¿Qué dijiste?! ¡Espera, ¿eres una chica?!”

Ahora que lo pienso, Laika es un nombre bastante femenino…

“Muchos miembros de la raza dragón tenemos abundante maná, y somos capaces de adoptar forma humana. Si entramos a una aldea humana sin hacerlo, acabamos causando pánico,” dijo la chica dragón Laika.

Cierto, si un dragón apareciera en la aldea, probablemente causaría un gran alboroto. Incluso si los aldeanos movilizaran a todos, una batalla sería inútil contra una criatura tan enorme.

“Aunque, no eres una ‘chica’ en lo que respecta a edad, ¿verdad?”

No es posible que realmente tenga trece, no cuando se presenta a sí misma de manera tan digna.

“Creo que han pasado trescientos años desde que nací.”
“Así que entonces tenemos más o menos la misma edad.”

Parecía raro hablar de ‘tener más o menos la misma edad’ cuando tenías trescientos, pero era lo que era, así que simplemente me dejé llevar.

“También… por favor acepte esto.”

Laika puso un gran saco de tela en la mesa.
Parecía demasiado pesado para que lo levantara una chica, pero su verdadera naturaleza como dragón significaba que probablemente no era problema.

“¿Qué es esto?”

Miré dentro, y la respuesta se presentó a sí misma.
Monedas de oro.

“Entonces este es el dinero para las reparaciones.”
“Sí, es correcto. Traje todo el dinero que he ahorrado.”

Eres más próspera de lo que esperaba, dragón.

“Gracias. Con esto, las reparaciones no deberían ser problema.”

Si todo lo que iba a hacer era restaurar mi casa, parecía probable que esto lo cubriera, así que estaba aliviada.
Sin embargo, Laika estaba inquieta como si aún tuviera algo que decir.
¿No me digas que hay una chica con una enfermedad intratable que necesita este dinero para vivir? ¿Tiene una razón como esa?
No soy un ogro. Si hay circunstancias atenuantes, las tomaré en cuenta.

“Um, en realidad, tenía una petición…”
“¿Qué es? No te costará nada; di tanto como quieras.”
“¿Sería posible que me tomara como… s-su aprendiz?”

Me quedé mirándola fijamente.

“¿Aprendiz? ¿Te refieres a que sería tu profesora?”
“Sí. La pelea hizo dolorosamente obvio que me falta experiencia, gran Bruja. Deseo descartar mi vano orgullo en ser la más fuerte de la provincia de Nanterre y comenzar mis estudios desde el principio.”
“Esa es una resolución encantadora, pero… ¿u-una aprendiz?”

He vivido trescientos años, y nunca se me pasó por la cabeza.

“Um, escucha, creo que sería una mala idea que lo oculte, así que voy a decírtelo. No adquirí mi poder a través de algún tipo de entrenamiento especial. Simplemente maté slimes rutinariamente en mi vecindario por mucho tiempo, los puntos de experiencia se apilaron, y aquí estoy.”

Así que realmente no tenía nada que enseñarle.

“¡No, esos esfuerzos son exactamente lo que quiero estudiar! Confié demasiado en mi poder como dragón, me volví arrogante, y descuidé el afinar mis habilidades. ¡El resultado fue una vergonzosa derrota!”

Esta chica dragón es más honesta de lo que pensé.

“Pero en ese caso, ¿qué debería enseñarte?”

Si no iba a pasarle ninguna habilidad nueva, no tenía caso en tomarla como aprendiz, ¿no es así?

“Apreciaría la oportunidad de vivir con usted, ganarme mi sustento, y estudiar su estilo de vida.”

Una compañera de habitación, ¿hmm? Para ser honesta, no me emocionaba mucho la idea. A diferencia de holgazanear por tu cuenta, vivir con otra persona genera estrés.
Además, he vivido sola por trescientos años, así que parecía un poco tarde para empezar a compartir mi espacio…
Un momento.

“¿Dijiste ‘ganarte tu sustento’?”
“Sí.”
“¿Significa que cocinaras y limpiarás y eso? Quiero decir, no haría que hicieras absolutamente todo, pero…”
“Por supuesto que lo haré. Pedirle que se encargue de la cocina y la limpieza encima de hacerme su aprendiz sería demasiado.”

Mi resolución había comenzado a debilitarse un poco.
En ese caso, podría estar bien…
También era cierto que, habiendo vivido sola por tres siglos, había caído en la rutina.
En este punto, prácticamente podrías llamarlo tradición. Nadie en Japón había vivido solo por un período de tiempo tan largo. Tenía mis propios puntos de vista sobre la ocupación individual.
Pero podría estar bien cerrar el libro de esa tradición…

“De acuerdo. Dejaré que te conviertas en mi aprendiz.”
“¡Muchas gracias!”

Laika inclinó cortésmente su cabeza, apuntando sus dos adorables cuernos hacia mí.
Después de trecientos años de brujería, adquirí una aprendiz.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s