I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 1 – Capitulo 3 – Parte 1

I've Been Killing Slimes for 300 Years and Maxed Out My Level v0

Capitulo 3: La vida con una aprendiz
Parte 1

Sin embargo, si realmente íbamos a vivir juntas, tendríamos que hacer algunas mejoras.

“Escucha, Laika, simplemente reparar mi casa ya no es suficiente. Honestamente, tenemos que pensar en expandirla.”
“¿A qué se refiere, gran Bruja?”

Le pediré que me llame algo distinto a “gran Bruja” más tarde, pero por ahora, decidí solucionar el problema principal.

“También estarás viviendo ahí, ¿sabes? Si todo lo que hacemos son reparaciones, será demasiado pequeño. Tendremos que agregar otra habitación.”
“Ya veo. Sí, tiene razón.”

Originalmente, ahí vivía una pareja casada, pero había funcionado porque estaban casados. Había un mayor sentido de distancia entre estudiantes y profesores, y tener un poco más de espacio haría las cosas más fáciles para ambas.
Para una aprendiz, estar constantemente cerca de alguien de mayor rango probablemente sería difícil psicológicamente.
Si fuera sido yo viviendo en la misma casa que mi jefe, probablemente hubiera desarrollado una nueva ulcera cada día.

“Y entonces, hasta que la expansión de la casa esté terminada, me quedaré en la aldea. También deberías quedarte en la posada.”
“En ese caso, ¿debería tomar esta oportunidad para construirla por usted?”

No me esperaba esa respuesta. ¿Qué, es una carpintera?

“¿Construirla? ¿No eres una arquitecta con licencia, verdad?”
“Mientras tenga madera y piedra para usar, el resto es un trabajo de ensamblaje, y eso es simple. Por favor, déjemelo a mí.”

Laika golpeó su pecho para decir que podía hacerlo.
Ya que ella era solo un dragón haciéndose pasar por humana, no parecía calificada para construir una casa. Aun así, si iba a insistir tanto, tal vez se lo deje a ella.

“Tengo derecho a usar el área del bosque donde recolecto hierbas medicinales, así que puedes tomar árboles de ahí. Dejaré que te hagas cargo del diseño.”
“¡Muchas gracias! ¡Crearé algo de su agredo, gran Bruja!”
“Oh, iré contigo, por si acaso.”

Después de todo, no tenía idea de si podía confiar en el sentido estético de un dragón.
Una vez que salimos de la aldea, Laika volvió a su forma de dragón.

“Será más fácil si volamos, así que viajaré en esta forma. También es más fácil para mí usar mi fuerza de esta manera.”

Ella realmente es el dragón que enfrenté.
Puede que estemos fuera de la aldea, pero es seguro que podrán vernos desde ahí. Tendré que explicárselos más tarde.

“Suba a mi espalda, gran Bruja, iré directo hacia el bosque.”
“¿Crees que podrías dejar de llamarme ‘gran Bruja’?”

El que Laika fuera aprendiz de una bruja significaba que ella también era algún tipo de bruja en entrenamiento. Éramos practicantes del mismo arte. Si iba a dirigirse a mí constantemente, algo diferente se sentiría más apropiado.

“Vamos a vivir juntas, así que simplemente llámame por mi nombre– Azusa.”
“En ese caso, la llamaré Lady Azusa.”

Supongo que agregarle lady está bien. De todas formas voy a ser su profesora.
Subí a la espalda de Laika.
No era incómoda. Al menos no sentía que estuviera en riesgo de caerme.

“Volaré, así que si no es molestia dígame la dirección del bosque.”

Esto es como un taxi, pensé.


Laika viajaba bastante rápido en su forma de dragón, y llegamos al bosque rápidamente.
Tomaba tiempo ir a pie por la elevación, pero volando no era muy lejos. También hay cosas que notas desde el aire.
Una vez que estuvimos en el bosque, cortó árboles uno tras otro. Aparentemente, la fuerza de un dragón es suficiente para romper grandes troncos como si no fuera nada.
Pero mi poder de ataque venció a este dragón, ¿qué pasa con eso?

“Solo para que lo sepas, no apiles árboles rotos y me digas que es una casa. Hazla de tal manera que no se filtre el viento.”
“Lo sé. Lo hago de esta forma solo porque no tengo una cierra para hacer madera. Los convertiré en tablas más tarde.”

Ella decía la verdad.
Laika voló hacia alguna ciudad, regresando poco después con todo tipo de herramientas.

“Mientras estaba en la ciudad, vi varios edificios y estudié cómo estaban hechos. Creo que seré capaz de construir una buena casa.”
“¿Puedes aprender construcción con solo mirar?”
“Los dragones generalmente tenemos buena memoria.”

Laika comenzó a procesar inmediatamente los árboles que había reunido.
Dijo que, como dragón, sería demasiado grande y sus manos estropearían las cosas, así que hizo esta parte en forma humana.
Honestamente, era increíblemente rápida. Para cuando el sol se ocultó, ya había comenzado la construcción.
Una de las razones era que su fuerza de dragón le permitía cargar los materiales sin mucho esfuerzo.
Cierto, si estuvieras construyendo una casa en Japón, las cosas definitivamente serían más rápidas si un pilar de madera pesara solo unos cientos de gramos.
Cuando eras del tamaño de un dragón, diseñar un edificio para alojar humanos era algo como un juego avanzado de apilar bloques. Ella estaba usando un método basado en encajar los componentes juntos y evitando usar clavos tanto como fuera posible.
Era una técnica que usaban los carpinteros de las capillas y los templos en Japón. No hay duda de que también es un método válido para construir otras cosas aparte de capillas y templos, así que no era extraño para un ser que vivía en una cultura diferente lo usara.
Dicho eso, por rápida que fuera, no había forma de que terminara en el primer día, y el cielo estaba oscureciéndose.

“¿Por qué no lo dejamos por aquí? Volvamos a la aldea. Te buscaré un lugar para quedarte.”

Golpeé mis manos, indicando que habíamos terminado. De cualquier forma, tenía que informar a la aldea que había tomado a un dragón como mi aprendiz.

“No, Lady Azusa. No estoy cansada, así que puedo seguir.”

Algo en esas palabras me cayó mal.

“Los dragones tenemos una excelente visión nocturna. Si trabajo toda la noche, terminaré para mañana.”

Oh, esto no es bueno.

“¡¡¡Nop, de ninguna manera, nada de eso!!!” Grité.

Laika se estremeció, y sus manos se detuvieron.

“Um, ¿he cometido algún tipo de error, Lady Azusa…?”
“Laika, me dijiste que podías seguir toda la noche, ¿no es así? No puedes hacer eso. ¡Enserio, enserio no puedes!”
“Yo, um… creí que lo terminaría, sin importar que…”
“¡No está bien decir a menudo ‘sin importar que’ como si fuera algo bueno!”

Estaba recordando mis días como esclava corporativa.
Si me fuerzo a hacer horas extras hoy, las cosas se resolverán de alguna forma.
Si trabajo toda la noche, puedo ponerme al día.

Una y otra vez, me forcé a mí misma con esas creencias.
¿Y cuál fue el resultado? Acabé con un horario en el que presionarme era la norma.
Ya viste las consecuencias.
Eventualmente, me forcé hasta la muerte. En resumen, eso es lo que obtienes haciéndolo “sin importar que”.
Había terminado con el “sin importar que”.
Trabajamos hasta el anochecer. El resto esperaría hasta mañana.

“Mira, está oscuro, ¿no es así? Eso es prueba de que el mundo te está diciendo que es hora de parar por hoy. Al menos, yo no me volví más fuerte forzándome. Todo lo que hice fue hacer un hábito de vivir moderadamente.”
“Entiendo. Haré lo que dice, Lady Azusa.”
“Bien, está bien.”

Sonreí.
Tenía que ser capaz de manejar apropiadamente el trabajo de mi subordinada.

“De ahora en adelante, siempre que te sientas cansada o pienses que ya no puedes seguir con algo, no dudes en decirlo.”
“Mi corazón duele por la consideración que muestra por su aprendiz, Lady Azusa…”

Eso es exagerar, ¿no crees?


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s