I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 1 – Capitulo 4 – Parte 1

I've Been Killing Slimes for 300 Years and Maxed Out My Level v0

Capitulo 4: Las chicas pasaron por aquí
Parte 1

Mi paz se había visto amenazada por unos cuantos días después de mi primer contacto con Laika, pero las aguas se habían calmado nuevamente.
En otras palabras, me había acostumbrado a compartir mi casa.
Había bastante espacio en la casa, así que ambas podíamos tener algo de tiempo y espacio para nosotras mismas. También nos turnamos con los deberes de cocina, limpieza y compras, lo que hizo las cosas más fáciles para ambas.
Ya que éramos profesora y aprendiz, nuestra relación no era de iguales, pero para vivir juntas, era ideal.
Hace mucho, cuando vivía en Japón, compartir habitación se había vuelto bastante popular.
Si incluías amigos de amigos, he conocido a varias personas con compañeros de cuarto.
Aunque lo malo es que escuchaba frecuentemente lo difícil que era.
El principal desafío era que es agotador vivir con alguien cuyos valores son demasiado diferentes a los tuyos. El sentimiento de distancia también era complicado.
Escuché sobre alguien con un compañero de cuarto que enviaba textos y mensajes de Line por cada pequeña cosa, y cuando los mensajes eran ignorados por un rato, el compañero de cuarto le enviaba más.
Vivir con alguien al que le falta sentido común o sentido de la decencia pública también puede ser un reto.
Es duro cuando tu compañero siempre se salta los deberes de limpieza cuando les toca. Incluso si hacer las tareas de alguien más en realidad no es tan malo, preguntarte por qué estás haciéndolo es una gran carga psicológica.
He escuchado muchos otros reportes de problemas, así que por mucho tiempo – al menos más de trescientos años – he pensado que vivir por mi cuenta era insuperable.
Pero si tu compañero es considerado, las cosas funcionan. Eso lo sabía, viviendo con Laika.
Ella también dice cosas como “Hay tanto que puedo aprender de usted, Lady Azusa” prácticamente todos los días, así que supongo que el arreglo valía la pena.
Quién sabe qué era lo que en realidad estaba haciendo por Laika, pero un aprendiz excelente tiene la habilidad de encontrar los puntos buenos de su profesora sin ayuda.
Encima de eso, ella me rescató un poco.
No había confirmado esto directamente, pero aparentemente, las noticias de que la Bruja de las Colinas había derrotado a un dragón se habían extendido al menos por toda Nanterre. La historia de que el dragón se había convertido en mi aprendiz también se estaba esparciendo.
Creí que eso podría provocar un gran pico en la cantidad de intentos por conquistar mi dojo, pero por lo que parece, era lo opuesto.
Los aventureros que sabían que no eran rival para un dragón habían decidido no molestarse en intentarlo.
Gracias a eso, estaba disfrutando una vida bastante pacífica.
En los días en que Laika hacía la limpieza, podía usar ese tiempo para relajarme y leer grimorios.
Me recordó a ciertos recuerdos de mi vida anterior.
Para ser exactos, me recordó a mí tirada en mi habitación leyendo comics y revistas mientras mi madre limpiaba.
¡Ahora que tenía una compañera, esos maravillosos momentos – algo parecido – se convirtieron en una realidad de casi todos los días!
Ya que he vivido sola por tanto tiempo, había olvidado este placer.
Bueno, las cosas realmente no podían ser mejores. ¡Larga vida a compartir la casa!
Por supuesto, en los días en que era mi turno, limpiaba. No iría por ahí imponiéndome solo porque era la profesora.
De hecho, estaba muy al tanto de que no era tan grande e importante como para hacer eso.
También quería que Laika experimentara lo que era que tu madre hiciera todo por ti cuando viajabas a casa.
De cualquier forma, a pesar de la revelación pública de que era nivel 99, me las estaba arreglando para mantener mi vida idílica.
Desearía que esta paz durara para siempre…
Oh. Acabo de levantar una bandera, ¿no es así? Uno de esos pensamientos que simplemente no deberías tener.
Bam-bam, bam-bam.
Alguien golpeó la puerta.
¿Quién podrá ser? Esta casa no recibe visitas a menudo.

“¿Debería abrir?”
“No, sigue limpiando, Laika. Yo abriré.”

Cerré mi grimorio y me dirigí a la entrada.
Cuando abrí la puerta, el individuo parado ahí era una niña con cabello azul. Parecía tener alrededor de diez años.
Incluso en este mundo, no recuerdo haber visto mucha gente con cabello azul.
Su expresión era alegre, y sus ojos brillaban mientras se mantenían fijos en mí.
Al menos no parecía estar perdida.

“Hola. ¿Necesitas algo?”

Ya que la visitante no había resultado ser un aventurero a punto de decir “¡Enfréntame!”, mi expresión se suavizó.
Las colinas de por aquí son pacíficas, y los niños probablemente juegan por aquí algunas veces.

“¡Finalmente pude verte! ¡Estoy tan feliz!”

¿Qué es esto? ¿Ahora también soy popular con los niños?

“¡Me alegra tanto conocerte, Mami!”

Me convertí en piedra.
Solo para que lo sepas, no me refiero a que alguien me golpeó con un hechizo de Petrificación. Era una forma de hablar.
¿Mami? ¿Esta niña dijo mami?

“Um… No soy tu madre, querida. Estoy bastante segura de que estás buscando a alguien más.”
“¿Huh? No, eso no puede ser. Tú eres la mami de Falfa, Mami. Falfa está segura.”

Una niña que acababa de conocer estaba llamándome su madre.
Qué bueno que no lo había dicho en la aldea. Eso seguramente hubiera comenzado algunos rumores indeseados. No solo eso, pero la aldea siendo como era, esos rumores se hubieran esparcido rápido.
Para que conste, en mis trescientos años en este mundo, nunca he tenido ninguna relación romántica.
Había una buena razón para eso.
Yo era una bruja inmortal, e incluso si me enamoraba de alguien, envejecería y moriría sin mí.
Ya era lo suficientemente difícil ver morir a los aldeanos. Un amante hubiera sido demasiado doloroso.
Por esa razón, me mantuve alejada del romance a propósito.
Definitivamente no era por no ser popular ni nada. En serio.
Encima de eso, la única gente con la que tenía contacto eran los aldeanos.
En lo que a ellos respecta, yo era una bruja que había estado ahí desde mucho antes de que nacieran, como la deidad guardiana de la aldea. Puede que sientan admiración y respeto hacia mí, pero el amor probablemente no parecía una opción.
… Y entonces, ese tipo de amor nunca había sido parte de mi vida.
Naturalmente, no tenía hijos.

“¿Tu nombre es Falfa?”
“Uh-huh. Falfa.”
“Falfa, se le dice ‘Mami’ a la mujer que te dio a luz y te crio. No le dices ‘Mami’ a otras mujeres.”

Ella probablemente tenía una definición de mami diferente a la del resto del mundo.

“Eso no es cierto. Tú me hiciste, Mami.”


Bueno, esto es raro…
No es posible que haya olvidado pasar por un parto.

“Lady Azusa, ¿quién es?”

Aparentemente opinando que me estaba tomando demasiado tiempo lidiar con esto, Laika había dejado de limpiar y se había acercado.

“Soy Falfa. Vine a conocer a Mami.”
“¡Lady Azusa, ¿tiene una hija?!”
“No, no tengo. Esta niña está equivocada.”
“Lady Azusa, ¿es posible que sea una madrastra?”

Esto se había vuelto tan complicado que me estaba confundiendo.
Me había preparado para que aventureros intentaran derrotarme, pero esto era demasiado nuevo.

“Incluso sé que te llaman la Bruja de las Colinas. Mi hermana menor lo investigó.”
“¡¿Tienes una hermana menor?!”

Así que ahora tengo al menos dos hijas. ¿Qué está pasando aquí?

“Y verás, Mami, mi hermana menor está intentando matarte, así que pensé que debería avisarte, y es por eso que estoy aquí.”
“¡¿Quiere matarme?!”

Y ahora repentinamente estamos en una novela de suspenso…

“No quiero que mueras, Mami. Es por eso que vine aquí antes que ella. Para advertirte.”

La expresión de Falfa se endureció. Ella no parecía estar bromeando, y de todas formas no parecía ser lo suficientemente madura para hacer una broma como esta.

“Lady Azusa, por ahora, invitemos a la niña a pasar y escuchemos lo que tiene que decir.”

Laika tenía razón. Esto era demasiado espeluznante.

“Falfa, te daré algunos dulces. Pasa.”
“¡Claro! ¡Falfa ama los dulces!”
“A cambio, ¿me explicarías más sobre lo que acabas de decirme?”
“¡Uh-huh! ¡Uh-huh!”

Falfa asintió enérgicamente.
¿Se parece a mí cuando era niña, solo un poco…? –Nop. En realidad no.

Había horneado galletas hace dos días, así que hice que Laika fuera por ellas.
Mientras esperábamos, la niña y yo continuamos nuestra conversación en la sala de estar.

“¿Cuál es el nombre de tu hermana menor, Falfa?”
“Shalsha.”
“¿Y Shalsha también es mi hija?”
“Mm-Hmm, así es.”

Sentí como si estuviera interrogando a un testigo. Aun así, mi vida estaba en juego, así que…
Esto es lo que sabía en este punto:
Tenía otra hija llamada Shalsha, y ella me tenía en la mira.
En otras palabras, casi nada. Tenía que obtener mucha más información de ella.
“¿Sabes por qué Shalsha quiere matarme?”
“Creo que es porque tiene resentimientos contra ti, Mami. Apuesto a que está enojada porque la mataste.”

Esto es raro.
Mi vida relajada de fantasía había dado un giro abrupto hacia la ciencia ficción.
Tenía hijas que no recordaba haber dado a luz, y además de eso, una de ellas estaba intentando vengarse por haberla matado.
¿Había alguna explicación lógica para este bizarro giro?
Justo en ese momento, Laika entró, llevando un plato con galletas.
Falfa chilló, “¡Siiiii, galletas!” y comenzó a comerlas inocentemente.

“Podía oírlas desde allá. De cualquier forma, tendremos que protegerla de esta individua Shalsha, ¿no es así?”
“Eso sería una prioridad, sí.”

Averiguar quién era realmente el enemigo vendría después.

“Falfa, ¿sabes cómo atacará?”
“Shalsha ha pasado mucho, muuucho tiempo entrenando el hechizo Aplastar al Mal.”

Aplastar al Mal era un hechizo que ejercía gran poder contra una raza específica, y solo contra esa raza.
Por ejemplo, uno podría negar ataques de humanos, orcos o elfos e infligirles daño.
La gente que adquiría tal magia a menudo acababa como asesinos expertos en razas específicas conocidos por alias como “Asesino de Cíclopes” o “Asesino de Espectros”.
Entre más estrecho el foco, más poderoso era el efecto de Aplastar al Mal, y mientras más se ampliara, más débil se volvía. Por ejemplo, un hechizo como Aplastar al Mal (Ser Vivo) haría prácticamente nada. No es que fuera probable que alguien intentara aprender eso.

“¿Un hechizo de Aplastar al Mal, hmm? Dicen que incluso magos de alto nivel tienen que pasar décadas antes de que valga algo.”

Sabía a lo que Laika se refería. Era el por qué la gente se convertía en asesinos expertos de razas específicas.
El hechizo tomaba tanto tiempo en ser adquirido que no era una habilidad buscada.
Por esa razón, si Shalsha solo había vivido tanto como la edad que sugería la apariencia de su hermana, su hechizo Aplastar al Mal probablemente tendría un poder limitado… Pero tanto Laika como yo hemos vivido por tres siglos, así que no podía descartar eso.

“¿Cuántos años tiene Shalsha?”
“Um, ¿tal vez cincuenta?”

Falfa inclinó la cabeza mientras hablaba. Tal vez no estaba muy confiada en su respuesta.
Aun así, partiendo de ahí, podía suponer.
El enemigo era inmortal o algo parecido.
En ese caso, estaba el riesgo de que ella fuera una maga peligrosa.
¿Pero qué iteración de Aplastar al Mal funcionaría contra mí? ¿Aplastar al Mal (Humano)? ¿O sería Aplastar al Mal (Inmortal)?

“Apuesto a que Shalsha va a llegar pronto. Ten cuidado, Mami.”

Falfa estaba comiendo una galleta mientras hablaba, y justo después de eso, sucedió.

… La ventana de vidrio tembló.

¡Tenía un mal presentimiento sobre lo que sea que estuviera ahí!

“Iré a revisar afuera.”

Poniéndome inquieta, salí de la casa.
Laika y Falfa me siguieron.
Parada lejos en las colinas había una niña que se parecía mucho a Falfa.
Aunque su cabello era verde claro, y estaba flotando ligeramente.

“Shalsha finalmente te encontró, Bruja de las Colinas…,” la niña dijo con una voz resonante.
“¡Shalsha! ¡No te metas con Mami!”

El que Falfa llamara a la niña por su nombre la identificó positivamente como Shalsha.

“Mantente en silencio, Hermana. Voy a vengar mi asesinato.”

Sip, estaba hablando como si hubiera sido asesinada.

“Shalsha, ¿verdad? No creo que sea posible que te haya asesinado. ¿De qué se trata esto?”

Shalsha resopló. “Hey, ¿cuántos slimes crees que has matado?”

¿Huh? ¿Por qué ahora estamos hablando de slimes?

“Mi hermana y yo nacimos de las almas reunidas de slimes masacrados. ¡Somos espíritus de slime!”
“¡¡¡¡¡¡Espíritus de slime!!!!!!”

¡Entendería si fueran espíritus de llama o espíritus de agua, ¿pero realmente existen los espíritus de slime?!

“Así es. Destruiste un número astronómico de slimes en esta área, y sus minúsculas almas se acumularon hasta crear espíritus de slime, seres sin precedente– ¡mi hermana y yo!”

Shalsha sonaba resentida.

“Como resultado, la ira de incontables vidas que tomaste también habita en Shalsha. He venido a equilibrar las cosas.”

Había asumido que era imposible para los slimes tomar venganza, pero aparentemente, me había equivocado.
Había creado un enemigo…

“De acuerdo. Enfréntame. Te mataré y te ofreceré a las almas de los slimes para asegurar su reposo.”
“¿’Asegurar su reposo’? ¿Pero esas almas no se unieron y transformaron en ti?”

Era como si hubieran sido recicladas (?), de cierta forma…

“¡Cállate, cállate! Ven por mí.”

Ella parecía más disgustada que enojada, pero definitivamente planeaba seguir adelante con esto.

“Lady Azusa, ¿por qué no golpearla con un torbellino y ver qué pasa?” Sugirió Laika.
“Bueno, ella es un espíritu. Dudo que tenga que preocuparme por matarla… Tienes razón. Tal vez debería hacer eso.”

Apunté mi mano hacia adelante.
Entonces liberé una tempestad hacia Shalsha.
Sin embargo–

“Desvanécete, torbellino.”

– a la orden de la niña, el ataque realmente desapareció.

“Verás, he entrenado por muchos, muchos años y obtuve el hechizo Aplastar al Mal (Bruja de las Colinas). Eso significa que nunca perderé contra ti.”
“¡¿T-T-T-Tú qué?!”

Y-Ya veo… Mientras más estrecho sea el rango de Aplastar al Mal, más poderoso es. Si el hechizo estaba limitado a mí específicamente, sería una fuerza a tener en cuenta.
¿Pero era siquiera posible aprender un hechizo dirigido a alguien que acababas de conocer?

“Como espíritus de slime, las dos entendimos por qué habíamos nacido. Por esa razón, mi hermana Shalsha investigó muchos lugares donde muchos slimes habían sido asesinados, te rastreó, luego reunió cabellos y otros materiales que necesitaba para Aplastar al Mal,” me dijo Falfa.

Así que es la misma premisa que poner cabello dentro de una muñeca para maldecir a alguien…

“Quería conocerte antes, Mami, pero Shalsha dijo que no debíamos conocer a nuestro enemigo… Aunque cuando su hechizo de Aplastar al Mal estuvo completo, simplemente no pude dejar las cosas como estaban, así que vine aquí.”
“¡Eres una niña tan buena, Falfa!”
“Bueno, eres mi mami, Mami.”

Era complicado, pero ellas habían nacido por mi culpa, así que probablemente podías decir que yo era su madre.
¿Esto era por mi foco anormal en matar slimes?

“Por cierto, Falfa, ¿tú no me odias?”
“Soy un espíritu nacido de las almas de slimes reunidas, pero quiero ser tu amiga, Mami, porque pude nacer.”

Ella estaba así de cerca de disparar mis instintos maternales. Es una niña increíblemente buena…
Sin embargo, no era momento para eso.
Poco a poco, Shalsha se estaba aproximando.

“Que extraño. Mi hermana y yo nacimos al mismo tiempo, ¿entonces por qué nuestras personalidades son tan diferentes? No puedo perdonar a la Bruja de las Colinas.”

Esa atmósfera siniestra estaba expandiéndose.

“Para ser honesta, Aplastar al Mal (Bruja de las Colinas) es un hechizo extremadamente único, y la cantidad de maná que consume es vasta. Incluso si invierto cincuenta años de maná, solo durará por unas pocas horas. Y todo fue para este día…”

¡Hablando de ineficiencia de combustible!

“¡Debió haber una forma más normal para que vivieras! ¿Realmente solo te sentaste a esperar todo ese tiempo para tomar venganza?”
“Cuando nací hace cincuenta años, ya eras una de las brujas más poderosas en existencia. Podía notarlo por lo rápido que exterminabas slimes. Fue por eso que decidí desarrollar un hechizo exclusivo y almacenar maná.”

Ella claramente puso toda su pasión de la forma equivocada.

“Usa el hechizo que quieras. ¡Todos y cada uno de ellos serán reducidos a nada!”

Esta vez, intenté golpearla con fuego.

“¡Llamas rojas, llamas azules, llamas negras! ¡Sirvan como mi fuerza!”

El fuego ardió, brillante y carmesí, y golpeó a Shalsha sin piedad.
… Pero ella salió completamente ilesa. El infierno pareció disiparse antes de alcanzarla.

“¿Ahora ves el poder de Aplastar al Mal (Bruja de las Colinas)?”

Shalsha no me pareció alguien expresiva, pero ahora tenía una sonrisa intrépida.

“Esto es malo…”

Si ninguno de mis ataques tenía efecto, no tenía forma de pelear.
En ese caso– ¿escapar era mi única opción?
Cuando algo está cazándote, aléjate.
En mi vida anterior, mi trabajo me había matado porque no podía escapar de mi esclavitud corporativa.
¡Esta vez, iba a escapar!
Tenía un hechizo de Levitación.
¡Escuché que este hechizo solo duraría unas horas, así que si me las arreglaba para seguir escapando hasta entonces, podría lidiar con esto!
Me elevé en el aire.
Sin embargo, cuando estaba a unos diez metros del suelo–
“O hechizo, desvanécete,” Shalsha murmuró, y caí al suelo.
Mis pies palpitaron.

“Eso no es seguro… si no fuera una bruja nivel 99, podría haberme roto algo.”
“No te dejaré escapar. Voy a matarte como a todos los slimes que has matado.”

Shalsha estaba acercándose lentamente.
¿Era… era momento de pagar la cuenta?
Incluso si era nivel 99, ¿cómo podría ganar cuando mi oponente era como el arma definitiva diseñada para derrotarme? Además, ya he vivido por tres siglos.

“Falfa, cariño, me alegro de haberte conocido antes del fin.”

Falfa estaba cerca, y la abracé fuertemente.
Abrazando a mi hija antes de mi inminente muerte– conmovedor, ¿no crees?

“¡Mami! ¡No digas cosas como esa! ¡Ayuda a Falfa a pensar en una salida!” Falfa estaba gritando. Lo siento. Parece que no hay nada que pueda hacer.

“¡Lady Azusa! ¡Déjemelo a mí!”

Laika también estaba desesperada.

“Gracias, Laika. Estaba orgullosa de tenerte como mi aprendiz. Además, tus omelets eran deliciosos.”
“¡Está bien! ¡Podemos ganar!”
“Detente… No hay forma de que podamos vencerla. ¡Te lastimarás, Laika!”
“Es tal como ella dice. Solo pretendo matar a la Bruja de las Colinas. No planeo matar a nadie más, así que apresúrate y escapa.”

Recordé una película de terror que había visto hace mucho tiempo. Un asesino mecánico acercándose cada vez más. Justo como ahora…
Aun así, sí que se estaba tomando su tiempo. No estaba intentando terminar la pelea de un golpe.

“Mi hermana menor es lenta,” sugirió la pequeña Falfa.
“¿No significa eso que podríamos escapar si corremos…?”

Laika parecía haber oído.
Ella se transformó en dragón y se plantó frente a Shalsha, confrontándola.

“¡No permitiré que des un solo paso más!”
“Fuera de mi camino, dragón.” La voz de Shalsha era fría.
“¡Me niego! ¡Tengo el deber de proteger a mi profesora!”
“¡No lo hagas! ¡Laika, eso es peligroso!”

Laika giró su cabeza hacia mí y sonrió ligeramente. “Todo está bien, Lady Azusa. ¡La alcanzaré de inmediato, así que por favor corra!”
“¡Eso es como garantizar que morirás!”

¡Te lo estoy diciendo, no vayas! ¡Sé que en realidad no me alcanzarás!

“Verá, mi hermana mayor se casará el próximo mes. Debo asistir a su boda.”
“¡¿Por qué estás empeorándolo?!”
“¡La protegeré, Lady Azusa! ¡Toma esto! ¡Patada de Dragón!”

El pie de Laika golpeó a Shalsha.
Era inútil… sabía cómo acabaría. Su objetivo ganaría con un contraataque.
Pero nunca llegó.

“Uu… Ow… Duele…”

Shalsha había caído.
¿Huh? Esto no es lo que esperaba.
Laika estaba examinando cuidadosamente a su oponente.

“Lady Azusa, ella está inconsciente. Gané.”
“¡¿Huh?! ¡¿Puedes ganar así?!”

Ella había descarrilado el cliché.

“Mi hermana, Shalsha, se especializó demasiado en magia que podría matarte, Mami, así que supongo que ella es realmente débil contra cualquier otro.”

Falfa habló con la verdad.
Ah. Laika era un dragón, así que el hechizo de Shalsha no la afectaba.
Ahora que el asunto estaba resuelto, reflexioné:

“Shalsha es… una niña rara…”


AnteriorÍndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s