I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 1 – Capitulo 5 – Parte 1

I've Been Killing Slimes for 300 Years and Maxed Out My Level v0

Capitulo 5: Una elfa pasó por aquí
Parte 1

He vivido mi vida relajada y solitariamente por trescientos años, pero últimamente, ha habido un repentino pico de actividad.
La razón era simple: yo ahora era parte de una familia de cuatro.
De hecho, no tienes muchas oportunidades de conversar cuando vives sola, así que casi nunca hablas, ¿sabes?
Antes de reencarnar, en días malos, no era inusual que mi única conversación fuera con el empleado de la tienda.

Empleado: “Serían ciento ochenta y tres yenes.”
Yo: “Oh, tengo el cambio justo. Aquí tienes: ciento ochenta y tres yenes.”
Empleado: “Aquí está su recibo. Gracias por su compra.”
Yo: “Mm-hmm.”

… Algo así.
Esto concluye mi reporte sobre mi pasado como peón en una compañía japonesa.
Tuve muchos días así, y sospecho que para muchas personas, tales conversaciones son las únicas que tienen.
En contraste, cuando hay cuatro personas en tu familia, hablas mucho.
Para empezar, incluso cuando simplemente estás saludando, tienes que hacerlo con tres personas.
En una ocasión en particular, yo estaba examinando sofisticadamente un grimorio que compré el otro día. Me había encargado de mi turno para hacer las compras y cocinar el día anterior, así que estaba bien que me relajara. Por cierto, Laika estaba a cargo del almuerzo.

“¡Aquí, Shalsha, mira! ¡Lo encontré en el campo!”
“Encuentras muchos de esos, ¿no es así, Hermana?”

Se escuchaban las voces de mis hijas jugando.
Era seguro decir que estaba espiritualmente contenta.

“¡Este va realmente lejos!”
“Oh, tienes razón. Esa es una buena distancia de vuelo.”

… ¿De qué están hablando?
¿Distancia de vuelo? ¿Están jugando con aviones de papel o algo? Pero este mundo no tiene un concepto de avión, ¿no es así…? ¿Qué sería, un dragón de papel?
Un saltamontes voló justo frente a mi libro.
¡Así que a eso se referían con distancia de vuelo!

“¡Hey! ¡No traigan saltamontes dentro de la casa!”
“¡Está bieeeen!”
“De acuerdo, Mamá.”

Cierto, está área está cubierta de hierba, así que hay muchos saltamontes.
Aun así, desearía que no los trajeran adentro
Cuando empiezan a saltar por ahí, es bastante difícil atraparlos y sacarlos afuera.

“¿Entonces qué deberíamos atrapar?”
“Preferiría conejos.”
“Conejitos, ¿huh? La última vez, cuando extendí mis tentáculos, ellos mordisquearon uno.”

Ahora que lo pienso, no he visto a mis hijas extender sus tentáculos a menudo.
Los espíritus slime pueden hacer eso. De hecho, los apéndices pueden parecer cabello, pero estrictamente hablando, por lo que he oído, son tentáculos. Ya que no necesitan cortes de cabello, es bueno y económico.
Mis dos hijas son espíritus terriblemente inteligentes, pero juegan como niñas.
Tal vez son niñas de corazón, o tal vez sus apariencias influyen en sus acciones.
Ya que tengo la oportunidad, escuchemos la conversación de mis hijas.

“Hermana, ¿te gustaría leer un libro?”
“Uh-huh. Me gustan los libros que me lees, Shalsha. ¡Son tan interesantes!”
“En ese caso, leeré ‘Políticas Comerciales de la Dinastía Clar en la Provincia de Hrant’, que es la Sección Dos del Capítulo Cinco en el Volumen Tres de la Historia del Ascenso y Caída de los Elfos de Lauretta.”

¡Hablando de cosas técnicas!
Y ese ni siquiera era el género correcto para leerle a alguien.
No tengo ningún libro grueso como ese en la casa, así que seguramente le pertenece a Shalsha.
Realmente le gusta la historia, ¿no es así…?

“Heranke, el fundador de la Dinastía Clar, era originalmente un comerciante que adquirió su fortuna comerciando fruta seca. En poco tiempo, su ejército privado creció convirtiéndose en una poderosa fuerza igual a los poderes militares entre los elfos de la provincia Hrant. Eventualmente, en el año 405, se proclamó a sí mismo como rey. Como resultado, la Dinastía Clar trató a la fruta seca como la exportación más importante para adquirir capital extranjero, pero–”

Y realmente estaba leyendo ese texto especializado…
Por cierto, ella mencionó la palabra elfos– naturalmente, ellos existen en este mundo.
En el presente, los elfos no tienen un país grande propio. Están asentados en áreas forestales por todas partes, y varios grupos se asemejan a pequeños países y son reconocidos como estados auto-gobernados.
La Dinastía Clar de la que Shalsha habló probablemente es una de esas pequeñas naciones.
Los elfos son conocidos por sus largas vidas, y a veces hacen amistad con brujas inmortales. Aunque yo nunca he dejado mis colinas, así que no tengo ningún conocido elfo.
No es que no haya bosques aquí, pero probablemente no son lo suficientemente grandes para que los elfos construyan sus aldeas y ciudades para vivir ahí.
Bam-bam, bam-bam.
Alguien estaba tocando la puerta.
¿Quién podrá ser? Mis hijas estaban justo frente a mí, y Laika estaba en la cocina, haciendo sopa con frijoles que acabábamos de cosechar.

“Mamá… ¿Quieres que atienda?”
“Aprecio la oferta, pero no gracias.”

En el peor caso, podría ser alguien que vino a atacarme.
El cuento de la bruja más fuerte se ha estado esparciendo como un incendio forestal. No podía dejar que mis hijas fueran.
Cuidadosamente, abrí la puerta.

“¿Sí? ¿Quién es?”

Una joven elfa estaba parada ahí con lágrimas en sus ojos.
Dejando todo lo demás a un lado, su figura era bizarramente buena.
Un amplio pecho y un generoso derriere.
No solo eso, esa sí que es una falda corta. Ella era una elfa extraordinariamente voluptuosa.
Ella era lo suficientemente sexy para que si mis hijas fueran chicos, querría mantenerla fuera de su vista por el bien de su crianza.
Para ser honesta, desearía que compartiera un poco de ese busto conmigo. Solo una vez, me gustaría quejarme de que mi pecho es tan pesado que se me entumecen los hombros.
Bueno, olvidemos eso.

“Um, ¿qué necesitas?”

No esperaba que una elfa apareciera inmediatamente después de que escuchara a mi hija mencionarlos, pero este tipo de coincidencia en realidad es bastante común. Por ejemplo, lees un libro sobre Kamakura, y Kamakura aparece en un programa de TV en el mismo día. Cosas así.

“Qui… ¡Quiero que me salve!”

Ella extendió sus manos frente a ella mientras hablaba, y sus pechos fueron presionados entre sus brazos.
Gracias a eso, su busto parecía aún más grande. ¿Estaba tratando de sugerir algo?
Aparentemente, la chica en cuestión no había enfatizado su busto a propósito. Ella no estaba siendo sugestiva.
Yo era una mujer, así que no sentía atracción sexual. Simplemente estaba siendo ella misma.

“¿Quieres que te salve? No hay orcos por aquí.”

Cuando elfas o caballeras son perseguidas por algo, siempre son orcos, ¿no es así?

“¡No de los orcos! ¡Quiero que me salve del demonio de alto rango Beelzebub!”

Ese es un nombre perturbador…
Beelzebub.
Un demonio de nivel increíblemente alto, también conocido como el Señor de las Moscas.
En un juego, es el tipo que probablemente aparecería justo antes del jefe final.
Honestamente, no quería pelear contra eso.
P-Tunk.
Cerré la puerta lentamente.
La elfa la abrió de nuevo de inmediato.

“¡Se lo ruego! ¡La Bruja de las Colinas fue la única persona que creí podría ayudarme!”
“¡Yo tampoco quiero pelear contra un monstruo aterrador!”

Para tu información, en este mundo, en el lejano norte del continente hace tanto frío que casi nada puede vivir ahí.
En las profundidades de ese lugar, los monstruos más inteligentes (conocidos como demonios) crearon una especie de país– o eso he oído.
Era demasiado frío para que la gente ordinaria fuera, así que nadie estaba seguro.
En el pasado, aparentemente habían peleado contra las naciones humanas, pero las cosas se han mantenido pacíficas por los últimos quinientos años.
Por lo cual, a menos que buscáramos pelea con ellos, las cosas deberían mantenerse pacíficas.
Sin embargo, tenía el presentimiento de que si hacía contacto con este personaje Beelzebub, mi paz se vería amenazada…

“¡Por favor! ¡Al menos escúcheme! Cuando se lo pedí a la gente de mi aldea, ellos dijeron que no querían ser arrastrados en esto y me dijeron que me fuera, y ahora no tengo a donde ir… Creí que ya que la Bruja de las Colinas era renombrada como la más poderosa, ella podría ser capaz de hacer algo…”
“Si te escucho, ¿te irás a casa?”
“¡P-Por favor sálveme! Si Beelzebub viene por mí, estoy segura de que seré asesinada…”

Si va a ir tan lejos, supongo que no puedo simplemente echarla.
Supongo que haré lo que pueda para ayudar.
Aunque, solo “lo que pueda”.

Una guerra total con una nación de monstruos destruiría la forma de vida de nuestro cuarteto, así que no quiero tener nada que ver con eso.

“Bueno, cuéntame tu historia. Sí, pasa.”

Cuando vieron a la joven visitante, Falfa y Shalsha comentaron:

“¡Es una elfa!”
“Sus orejas realmente son largas. Por cierto, si la cera de sus oídos es seca, es una elfa del sur, mientras que la cera de los oídos de los elfos del norte es húmeda.”

Las dos entraron juntas a la habitación.
Shalsha parecía saber mucho sobre los elfos y la geografía, así que pensé que sería mejor dejar que se quedaran para esto.

“Muy bien, comencemos por presentarnos. Ya sabes que la gente me llama la Bruja de las Colinas, así que solo te diré mi nombre. Soy la bruja Azusa Aizawa.”
“Yo soy Halkara. Soy de un pequeño país élfico en la provincia de Hrant.”

Esa región acababa de ser mencionada en el libro de historia que Shalsha estaba leyendo.

“Hay todo tipo de hierbas medicinales en el área, y he tomado ventaja de eso para convertirme en una boticaria… En resumen, mi trabajo es muy similar al suyo, Madame Bruja.”

Ambas tenemos vidas largas, ambas hacemos medicina con plantas… Realmente somos parecidas.
En este caso, realmente no hay diferencia entre las clases “bruja” y “boticaria”.
La verdad, no sería justo llamarme a mí misma boticaria.
Si tuviera que diferenciarnos, las brujas a veces usan materiales animales, tales como órganos secos y sangre. Una elfa boticaria probablemente usa exclusivamente plantas y ni siquiera incluye minerales.
Aunque yo no uso muchos materiales animales, así que de todas formas estaba bastante cerca de ser una boticaria.
Justo en ese momento, Laika trajo suficiente té de hierbas para todos. Té para cuatro, incluyendo las porciones de mis dos hijas. Aunque estaba ocupada cocinando. Perdón por la molestia.

“Entiendo tu profesión pero, ¿por qué Beelzebub está cazando a una boticaria?”

No podía pensar en una razón para que siquiera se hubieran encontrado.

“Bueno, se siente un poco raro decir esto yo misma, pero para ser una boticaria, gano bastante. Combiné hongos ricos en nutrientes y botánicos y los convertí en un licor conocido como Nutri-Espíritus.”

¿Entonces es alcohol mezclado con medicina herbal?

“Si lo bebes cuando estás cansado, puedes soportar el resto de tu trabajo. Tomó a toda la región por sorpresa y se convirtió en un gran éxito. Todos los elfos de mi aldea trabajaron juntos para producir en masa botellas que se venden por cinco mil de oro cada una, e incluso entonces, la producción no era suficiente. De hecho construí un palacio Nutri-Espíritus en mi aldea.”

De acuerdo, ya presumiste suficiente. Sigue con la historia.

“Oh, es esto.”

Halkara sacó una pequeña botella.

“Traje mucha conmigo, así que puede beberla si quiere. Fue difícil cargar tanto mientras estaba escapando, pero beberla me ayudaba a seguir adelante.”

Por lo que parece, esta es una bebida energética, ¿no es así?
Solía beber estas cosas regularmente. Su historia golpeó un punto sensible.
Cuando las horas extras se extendían, me bebía una botella…

“Su reputación generó más popularidad, y la Nutri-Espíritus comenzó a venderse a lo lejos. Y entonces, ya ve, acabó en manos de algunos clientes inesperados…”

Halkara sostuvo su cabeza en sus manos.

“Por lo que me dijeron, una persona llamada Beelzebub, que es un demonio de alto rango – así que por persona, supongo que me refiero a un demonio – consiguió un poco y lo bebió.”
“¿Qué pasó?”
“En humanos y elfos, los energiza y llena de fuerza, pero para los demonios, aparentemente es tóxico… Diez minutos después de ingerirlo, Beelzebub colapsó, desarrolló fiebre alta, y estuvo peligrosamente cerca de irse al infierno.”

No pensé que el infierno fuera un problema para un demonio de alto rango, pero supongo que estaba equivocada.

“En otras palabras, Beelzebub fue revivido y ahora te persigue.”
“¡Sí! Por lo que escuché, ese demonio está furioso, jurando que la persona que hizo ese veneno mortal pagará con su vida. Un cartel de se busca fue escrito en la lengua de los demonios y distribuido incluso en áreas habitadas por humanos y elfos.”

Ella sacó un pedazo de papel, pero no he estudiado Demonio, así que no podía leerlo.

“Yo sé un poco.”

Shalsha lo miró.

“Por favor… encuentren… mujer hizo… licor Nutri-Espíritus… generosa… recompensa… ofrece– si simplemente lo lees palabra por palabra, eso es más o menos lo que dice.”

Como se esperaba de Shalsha. Su conocimiento es realmente extenso.
Las palabras sugerían que de hecho era un cartel de se busca de verdad.

“Todos mis empleados se asustaron y huyeron. Encima de eso, fui expulsada de la aldea… Y es por eso que vine a usted, Madame Bruja. ¡Se lo ruego! ¡Por favor sálveme!”

Halkara se levantó de la silla, postrándose frente a mí.

“Es obvio que estás en problemas, pero… si no tenemos cuidado, ¿no podría esto convertirse en una guerra total con los demonios?”

Sin importar como lo pongas, no podría manejar eso.

“Um, verá… los elfos y la provincia donde se encuentra mi aldea ha identificado ese riesgo, así que decidieron que probablemente sea mejor entregar la ‘elfa boticaria’ a los demonios. ¡No tengo a donde ir!”

No solo no tenía un hogar al que regresar, estaba siendo tratada como una criminal…
Era difícil no tener un poco de compasión.

“Pobre señorita elfa…”
“No tienes un hogar… Es difícil hasta verte…”

Mis dos hijas expresaron su simpatía.
Ahora no podía simplemente decirle que se fuera. Sería un mal ejemplo para mis hijas.
Pero de ninguna forma voy a pelear con Beelzebub por esta chica.
No podía poner a mis hijas y a Laika en peligro. No importa lo fuerte que sea– incluso si pudiera defenderme contra individuos, hay límites en la efectividad con la que una persona puede pelear contra organizaciones o países.
Teníamos que llegar a un buen compromiso.
Suspiré.

“Muy bien. Te ayudaré.”
“¡Muchas gracias!”

Halkara se lanzó sobre mí y me abrazó. Ella es un poco generosa con el contacto físico…

“Dicho eso, tampoco planeo enfrentar a Beelzebub. Te esconderé aquí, en mi casa. Esperemos y observemos hasta que pase la tormenta.”

Mientras que la gente no supiera que ella estaba conmigo, debería funcionar.

“¿Eso significa que no podré salir de este edificio?”
“No, no creo que tengamos que llegar a ese extremo. Aunque estaremos en problemas si la gente se entera, así que te daremos un disfraz y un alias.”

Afortunadamente, su ocupación era similar a la mía.
No solo eso, sino que ya que ella es una elfa con una larga vida, ella no estaría fuera de lugar en la casa de una bruja.
Fui a mi habitación y traje una túnica que normalmente no uso.

“Usa esto cuando salgas. Eres la segunda aprendiz de Azusa, ‘la Bruja de las Colinas’.”

Y entonces convertí a mi visitante en mi falsa aprendiz.
La túnica me quedaba bien…

“Lo siento. Parece un poco ajustado.”

… pero la tela estaba ajustada sobre su busto y retaguardia, y se veía bastante lascivo.
Pediremos que le confeccionen algo en la aldea…


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s