Yuusha ni Horobosareru – Volumen 1 – Capitulo 47

banner

Capitulo 47

En el espacio abierto hecho dentro del bosque.
Frente a los Ogros que estaban ahí hablando sobre algo, la figura verde de una persona apareció.
Cuando los Ogros notaron que había bajado de los árboles, la joven verde– Nino hizo un anuncio calmadamente.

“Aunque no tengo ningún resentimiento en particular contra ustedes, esto es una orden.”

Para cuando los Ogros notaron las brillantes espadas curvas que estaban en sus manos, ambos brazos de uno de ellos ya estaban flotando en el aire.

“Gah… ¡¿GAAAA?!”

Tal vez ese grito ser había convertido en una señal, varias flechas perforaron la cabeza del Ogro que había perdido ambos brazos.
La que había disparado flechas que fácilmente atravesaron su cráneo, fue Luuty.
*Zun* Un sonido pesado. Y mientras estaban en confusión por el sonido de su camarada cayendo, los Ogros restantes tomaron sus armas.
Estaban siendo atacados.
Su camarada había sido asesinado.
Ese hecho se esparció por los Ogros junto con ira.

“Ataca Tierra.”

Junto con la voz de Shion, una enorme masa de roca que era mucho más grande que la cabeza de un Ogro fue creada, y envío volando a uno de los Ogros.

“¡GAAAAAAA!”
“¡Kuh!”

Junto con un grito de ira, un Ogro balanceó su espadón hacia abajo.
Kain se defendió con su espada.
Viendo su espadón ser detenido como si hubiera golpeado el suelo, el Ogro hizo una expresión que decía que lo encontraba difícil de creer.
Ese ataque que pudo haber aplastado una espada normal con la fuerza sobrehumana del Ogro, Kain lo detuvo sin siquiera dejar una marca en su espada y lo desvió.
En eso, aunque la habilidad de Kain también jugaba un rol, probablemente estaba relacionado con la dureza de su espada.

“Mi frágil yo implora.”

Junto con el canto de Sharon mientras asumía una postura con su bastón, un brillo fue encendido en la piedra preciosa azul de su bastón.

“Imploro una espada. Imploro un agente. Aunque mi cuerpo es frágil, mi corazón es duro. Mi corazón se ha convertido en una espada, y desea su momento de ser blandido. Por lo tanto, oh agente, sal. Te imploro que estés aquí para ejecutar mi voluntad.”

Notando el canto de Sharon, uno de los Ogros levantó su garrote sobre su cabeza y lo bajó para interrumpirla pero– fue repelido por la Guardia de Ataque de Shion.

“No te interpongas. Está llegando a lo bueno, ¿sabes?”

En respuesta a Shion que parecía estar disfrutando las cosas desde el fondo de su corazón, el Ogro fue abrumado por un instante, entonces balanceó su garrote de hierro hacia Shion.
Sin embargo, incluso así, la Guardia de Ataque que Shion había levantado era inquebrantable.
Y entonces, un brillo azul se manifestó frente a Sharon, y parpadeó repetidamente.

“¡Sal, Espíritu de la Espada!”

La luz azul convergió con esa voz y tomó la forma de una persona.
Era un espadachín.
Usando ropa elegante, era un hombre hermoso.
Había tomado su postura lánguidamente con la espada de doble filo que llevaba en su mano, pero no mostraba ni una sola apertura.
Todo su cuerpo brillaba uniformemente de azul, enfatizando que claramente no era una persona.
Ese era el Espíritu de la Espada.
El Espíritu de la Espada que había sido invocado por Sharon, manteniendo su espada de una mano en una postura pobre, se aproximó al Ogro que estaba atacando repetidamente la Guardia de Ataque de Shion.

“¡¿Qu-Quién demonios eres…!?”

Shion se alejó del Ogro con un paso atrás, y el Espíritu de la Espada que se deslizó en medio hizo un corte diagonal hacia arriba.
El Ogro que había levantado el garrote de hierro sobre su cabeza para intentar golpear a Shion de nuevo fue incapaz de siquiera defenderse y recibió el ataque.
Lo que cubría el cuerpo del Ogro era armadura de hierro. El Ogro, pensando que era solo un ataque de espada, mantuvo su garrote de hierro arriba y no intentó bloquearlo.

“Gi… go… buah.”

El resultado–
Con un ataque que lo cortó profundamente junto con la armadura de hierro, el Ogro murió.
Dejando al Ogro derrotado que hizo un sonido pesado y sordo, el Espíritu de la Espada comenzó a correr hacia el siguiente Ogro.

“… No parece ser comandado, ¿no es así?”

Viendo el estado de Sharon que había colocado una mano en su pecho y estaba respirando profundamente, Shion murmuró eso.
El Espíritu de la Espada brillando de azul cargó hacia donde Kain y Nino estaban peleando y balanceó su espada.

“Si ese es el caso… ¿Posee voluntad propia?”

Magia de Invocación.
No había duda de que literalmente invocaba algo que difería del camino natural de las cosas.
Si tenía voluntad propia, probablemente no era una simple aglomeración de poder.
Incluso el canto anterior, más que un canto, uno podría juzgarlo más como una plegaria.
Esto significaba que la magia conocida como Magia de Invocación aún podía ser mejorada.
Sería una amenaza dejar que la humanidad la use, pero probablemente había valor en llevarla de vuelta al Continente Oscuro y esparcirla ahí.
Con el rostro de alguien que estaría encantada si le dijera sobre ello viniendo a su mente, Shion hizo una pequeña sonrisa.
Él no pudo traerla esta vez, pero si fuera a escuchar esta historia, probablemente se enfadaría por no haber sido traída, pensó.
Mientras Shion estaba pensando en tal cosa, Nino decapitó a un Ogro.
Lo que era problemático sobre los Ogros era su tenaz vitalidad. Hubo casos en los que seguían vivos incluso luego de ser decapitados.
Ya que la cabeza misma también podía moverse, hubo muchos que bajaron la guardia y terminaron cayendo con ellos.
Por esa razón se dice que los Ogros poseen tres almas.
Sin embargo, no hubo nadie aquí que bajara la guardia.
El Espíritu de la Espada cercenó un brazo que seguía sosteniendo un hacha, y Kain cortó diagonalmente con su espada desde el hombro del otro Ogro.

“Oh luz, reúnete y penetra a mi enemigo… ¡Guillo Luz!”

Kain apuntó la mano que no sostenía su espada hacia el Ogro, y desde la palma, un rayo deslumbrante fue disparado.
El rayo perforó el pecho del Ogro y se desvaneció. Mirando al hoyo que había sido abierto en su propio pecho con un rostro sorprendido, el Ogro murió.

“… O-Ooh… Mis queridos hermanos…”

El último Ogro restante, mientras mantenía su espadón listo, tenía lágrimas fluyendo de sus ojos y estaba llorando.
Los hermanos que estaban orgullosos de sus tenaces cuerpos, pero nunca fueron arrogantes sobre ello, entrenaron y se criaron juntos.
El hecho de que habían sido tan fácilmente masacrados.
La absurda realidad de que fueron repentinamente atacados.
Él lamentó todo eso, sin embargo, el Ogro entonces cambió de parecer.
El cazar era un derecho natural de todo ser vivo.
Justo como los Ogros cazan Humanos, los Humanos también pueden cazar Ogros.
Ser cazados por gente tan fuerte, convertirse en parte de su carne y sangre, y existir así se convertiría en el mejor servicio conmemorativo para sus hermanos.
Era por eso que tenía que pelear valientemente como un guerrero.

“¡Soy el Guerrero Ogro, Gudion! ¡Aquí voy!”
“Yo soy Nino. Recordaré ese nombre por ahora.”

El espadón que Gudion balanceó se acercó a Nino junto con un rugido atronador.
Desde arriba hacia abajo.
Nino evadió ese ataque que, aunque simple, presumía tener el poder más fuerte y entonces usó ese espadón como apoyo y saltó.

“¡Nuu…!”
“Descansa, Gudion.”

Nino se acercó justo frente a sus ojos, y balanceó sus espadas curvas.
Viendo esas, Gudion sintió su propia derrota.
Incluso así, sintiendo que simplemente quedarse ahí y morir no era bueno, Gudion rápidamente levantó su espadón sobre su cabeza– Pero, siendo más rápida que él, Nino cortó la cabeza de Gudion y aterrizó.
El cuerpo que había perdido la cabeza cortó el aire donde no había nada… Y así, colapsó boca arriba en el suelo.
Entonces, el cuerpo de Gudion dejó de moverse por completo.

“… Parece haberse acabado.”

Escuchando las palabras de Luuty, Sharon se sentó como si hubiera perdido sus fuerzas.
El Espíritu de la Espada sonrió con desprecio, se convirtió en partículas de luz, y se desvaneció. Kain corrió apresuradamente hacia Sharon.

“¡¿E-Estás bien?!”
“S-Sí. Solo estoy un poco cansada…”

Mientras Luuty estaba observando el estado de esos dos, Shion se aproximó al grupo de Gudion y los miró.
Aunque eran llamados Ogros, había una amplia variedad de ellos, pero Shion pensó que estos Ogros eran Mazoku respetables.
Incluso si eran Mazoku que él no sabía quién había creado, comparados con los Mazoku de la anterior parte oeste del Continente Oscuro, se podría decir que eran nobles.
Debido a eso, Shion juzgó que eran Mazoku dignos de ser añadidos a sus subordinados.

“… En cualquier caso, no hay garantía de que los cuerpos de los Ogros no atraigan otras amenazas. Ya que voy a disponer de ellos con magia fuerte, por favor adelántense.”

Cuando Shion dijo eso con un rostro serio, Luuty asintió también pensando que debía hacerse.

“Entiendo. Kain-kun, Sharon-san, vamos.”
“Ah, sí.”

Después de que el grupo de Kain se fuera bajo la guía de Luuty, Shion llevó su mirada hacia Nino.

“… Creo que fue una apuesta riesgosa.”
“Es porque Nino es una actriz. No hay problema.”

Mientras miraba al cuerpo sin cabeza de Gudion, Nino respondió.

“Además, Shion-sama estaba pensando lo mismo, ¿verdad?”
“… Bueno, básicamente.”

Mientras suspiraba, Shion respondió a Nino que había recogido la cabeza de Gudion y la había colocado frente a su cuerpo.
Después de confirmar que Nino había retrocedido un poco, Shion cantó un hechizo.

“Renacimiento.”

Era Magia de Recuperación que podía curar incluso heridas fatales.
Conectando la cabeza de Gudion y el cuerpo que habían sido separados, volvió a ser un cuerpo sin una sola herida.
Dicho eso, si fuera un Humano, solo acabaría siendo un cadáver sin un rasguño.
Sin embargo, Gudion era un Ogro que podía sobrevivir incluso después de que su cabeza fuera enviada volando.
Él movió sus ojos desafiantemente, y lentamente levantó la mitad superior de su cuerpo.

“… ¿Por qué?”

En el momento en que cortó su cabeza, Nino le murmuró a Gudion que se quedara así y no se moviera.
Aunque él no sabía la razón, Gudion aceptó el comando de Nino que era la ganadora.
Sin embargo, después de verse salvado de esta manera, Gudion era incapaz de entender la razón para que Humanos lo salvaran.
Incluso así, pensando que debería haber una razón… Había solo una pequeña porción pero, él recordó historias de casos en que su raza abdujo hembras de la humanidad y las convirtieron en sus esposas.
No sería extraño si también hubiera un caso opuesto.
Él no lo presumía, pero Gudion tenía confianza en que tenía una forma hermosa entre los Ogros.
Con sus dos cuernos prominentes, su hermosa piel oscura, y su cuidadosamente templada constitución, él tenía confianza en que sería encontrado encantador.
La hembra frente a él que se llamaba a sí misma Nino era pequeña, y delgada.
Para Gudion, ella no era para nada encantadora, y pensó que ese seguramente también era el caso incluso entre la humanidad.
Pensando que en ese caso, no se podía evitar que ella buscara al encantador macho Gudion, él consintió a la idea.
Que sus hermanos fueran asesinados era algo triste, pero viendo que ellos habían perdido, no se podía evitar.
En cuanto a sí mismo, con el hecho de que él también había perdido pero su vida fue salvada, no tenía derecho a quejarse.
Sobre todo, para que ella llegara tan lejos como para quererlo como su esposo, incluso Gudion no tenía más opción que aceptar.

“… Entendido. ¿Por qué no hacemos unos hijos fuertes?”
“Shion-sama, este tipo tiene el mismo olor que Aulokk.”

Habiendo recordado al Beastia que estaba trabajando duro en tareas rutinarias del Castillo del Rey Demonio en el Continente Oscuro, Nino mostró un rostro disgustado.
Después de que Shion colocó una mano sobre la cabeza de Nino haciendo una sonrisa irónica, él volvió la mirada hacia Gudion.
Ya había confirmado que no había nadie cerca.
Era por esa razón que Shion hizo su anuncio.

“Presentémonos. Yo soy Vermudol– El Rey Demonio.”
“Nino. Asistente del Rey Demonio-sama.”

Rey Demonio.
Escuchando esas palabras, Gudion sintió un poco de sorpresa.

“Rey Demonio… Sin embargo, Shuklous-sama, murió antes de que yo naciera…”
“No sé sobre ese tipo llamado Shuklous. Sin embargo, si dices que eres un Mazoku, entonces tienes el derecho de servirme a mí, el Rey Demonio.”

Él a propósito no usó la palabra “deber”.
El hecho era que Gudion– que los Ogros no eran Mazoku que Shion había creado, y esto era puramente él reclutándolos.
Shion pensó que Gudion tenía derecho a elegir.
Y por eso, él estaba pensando que estaría bien recrear la raza de los Ogros como una raza subordinada con Gudion como base.

“¿Qué te parece, Gudion? Tienes el derecho a elegir.”
“… ¿Qué pasará, con mis hermanos?”
“Desafortunadamente, están muertos. Además, en el que tengo expectativas es en ti.”

Escuchando las palabras de Shion, Gudion cerró sus ojos y pensó.
Y entonces, después de unos pocos segundos, Gudion dio una respuesta corta.

“… Entendido. Obedeceré.”
“Ya veo. En ese caso, ya que te enviaré, busca a un hombre llamado Sancreed. Si dices que fuiste referido por mí a los Mazoku de allá, deberían llevarte ante él.”

Después de confirmar que Gudion asintió, Shion llevó su bastón de Plata Sagrada hacia Gudion.

“Portal.”

Después de confirmar que el cuerpo de Gudion había sido envuelto en luz, Shion llevó sus ojos a los cadáveres de los demás Ogros.

“…”

Murmurando algo suavemente, Shion invocó su magia.
Con solo eso, los cadáveres de los Ogros excluyendo a Gudion se desvanecieron sin rastro, dejando nada atrás.

“Volvamos, Nino.”
“Un.”

Así, el Aventurero Shion se dirigió hacia la entrada del bosque junto a Nino.
Mientras que la verdad no fue descubierta por nadie.
Solo el hecho de que los Ogros que atacaron el sitio de tala fueron aniquilados quedó ahí.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s