I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 1 – Capitulo 7 – Parte 2

I've Been Killing Slimes for 300 Years and Maxed Out My Level v0

Parte 2

Pronto, llegó el día.
Nos pusimos nuestros mejores atuendos, Laika se convirtió en dragón y nos subimos a su espalda.
Ahora que lo pienso, nunca he montado a Laika por una distancia tan larga.
De hecho, ya que mis hijas evacuaron durante el incidente de Beelzebub, ellas estaban más acostumbradas a esto que yo.
Por otra parte, Halkara se veía pálida.

“¿Le temes a las alturas?”
“No, me mareo…”
“No creo que nos estemos sacudiendo lo suficiente para eso.”
“Es simplemente como soy. No hay forma de evitarlo… Estoy perdida a menos que camine con mis propios pies. Durante mi escape, viajé en un bote, y tuve un mareo terrible.”

Esta chica tiene todo tipo de problemas– bueno, debilidades.

“Comeré algunos hongos secos que previenen el mareo.”

Los hongos pueden hacer todo tipo de cosas, ¿verdad…?

*Halkara acabó mareándose de todas formas, así que Laika aterrizó temporalmente en un bosque.

Froté la espalda de mi aprendiz. Ella realmente estaba sufriendo, y creo que es una parte genuina del trabajo.

“Muy bien; déjalo salir. Así dejará de doler.”
¡Bleargh! ¡Bleeeeh! Ahh, me siento mejor. Lo siento. Mi cuerpo realmente se está desmoronando…”
“No tienes por que culparte. Por ahora, solo concéntrate en calmarte…”

Mis hijas parecían estar disfrutando el el paisaje desconocido, así que sentí que era el momento perfecto para un descanso.

“¡Es un bosque! Shalsha, ¿dónde estamos?”
“Este es el Bosque de Mireille. Su altura es relativamente alta para la provincia de Nanterre, así que es especialmente verde.”

Esa niña sabe lo suyo cuando se trata de geografía.

“Es hogar de ‘jabalíes lanza larga’ bastante grandes, así que la gente por lo general no viene aquí.”
“¿Es eso lo que es ese animal grande de por allí?”

En ese momento, me estremecí y di la vuelta. Ciertamente, un jabalí con un cuerno increíblemente largo en su cabeza venía hacia nosotras.
Mientras miraba ese gran cuerno y me preguntaba si le hacía la vida inconveniente a la criatura, el cuerno se extendió. Evidentemente, son capaces de extenderse cuando el jabalí encuentra a su presa.
Me di cuenta de inmediato que se dirigía hacia mis hijas.

“Hermana, tal vez no sea capaz de derrotar a ese…”
“Yo tampoco creo poder…”

Inmediatamente, corrí hacia ellas.

“¡No toques a mis niñas, cerebro de pájaro! Oh, pero eres un jabalí, así que supongo que cerebro de pájaro no está del todo bien… ¡Como sea, piérdete!”

Agarré su cuerno, y entonces lo lancé directamente hacia atrás.
El movimiento fue algo parecido a un suplex hacia atrás.
Sintiendo el peligro, el jabalí caído escapó.

“Whew. ¿Creen que sea suficiente?”

Sin embargo, varios otros jabalíes de la misma especie cargaron hacia nosotras. Parecía que estábamos rodeadas. Pudimos haber montado a Laika y escapar, pero…

“Dime, ¿Halkara? ¿Te sientes mejor ahora?”
“C-Creo que me gustaría un poco más de aire de bosque.”
“Sí, de acuerdo. Laika, protege a Halkara y las niñas, ¿quieres?”
“Por supuesto, Lady Azusa. ¿Estará bien por su cuen–? Claro que lo estará.”

Laika se estaba riendo, pero, bueno, así son las cosas.
No había necesidad de preocuparse.
Maté a cinco jabalíes lanza larga.
Digo maté, pero la parada en el bosque había sido de improviso, no tenía un cuchillo conmigo. Simplemente los golpee con mi puño.
Esto resultó en varias piedras mágicas, lo que significaba que realmente eran monstruos, no animales salvajes.

“Me salvó de nuevo, Madame Profesora. Usted es tan fuerte…”

Halkara, ahora libre de mareos, habló entusiastamente.

“Si me besara, Madame Profesora, creo que no me molestaría… Sonrojada…”
“Sí recuerdas que acabas de vomitar, ¿verdad…?”

No hace falta decir que no hubo beso.


Después de eso, volvimos a subir a la espalda de Laika y llegamos al Monte Rokko sin más incidentes.
Había muchos dragones reunidos detrás de la montaña, la clase de lugar al que la gente normalmente no iría. Podíamos saberlo incluso desde lejos.

“¡Woooow! ¡Vean todos esos dragones!” (Falfa)
“Biológicamente, son dragones rojos. No son monstruos. Son clasificados como la raza dragón.” (Shalsha)
“Si los hago enojar, realmente seré asesinada esta vez…” (Halkara)

Sí me pregunté por qué Halkara siempre estaba bajo la impresión de que incurriría en la ira de alguien, pero considerando su vida hasta este punto, ese grado de preocupación probablemente estaba justificado.

“Esta sigue siendo la fiesta principal, así que todo el mundo está celebrando en su forma de dragón. Primero, permítanme presentarlos a la novia, el novio y mi familia.”
“Muy bien. Estás a cargo, Laika. Te seguimos.”

Encontrando un espacio abierto, Laika descendió y desmontamos.
Para ser honesta, ni siquiera puedo distinguir el género de los dragones a simple vista.
Los dragones se voltearon hacia Laika.

“Lady Laika, ¿cómo le va?”
“Sus alas son tan adorables como siempre.”

¿Por qué repentinamente suena como un salón de chicas de la alta sociedad por aquí?

“Con lo que naces no importa. Lo que importa es cómo mejoramos luego de nacer,” dijo Laika, sonando sofisticada.
“Lady Laika, tan elegante como siempre.”

Incluso sus amigas lo pensaban. Ya que todos son dragones, esto se sintió bastante irreal para mí, pero para ellos, esto probablemente era normal.

“Gracias por asistir a la boda de mi hermana. Lo aprecio mucho.”
“Pero por supuesto que asistiríamos a la boda de su hermana, Lady Laika.”
“Así es. Lady Leila cuidó de mí cuando estábamos juntas en el comité. Bueno, parece estar ocupada, así que nos retiraremos. Charlemos más tarde.”

Las dragonas se fueron.

“Le ruego me perdone, Lady Azusa. Ellas eran mis juniors en la escuela.”
“Oh, ya veo. Escuela, ¿hmm…?”
“Le decimos ‘escuela’, pero solo aprendemos lo básico ahí. Después de todo, si uno quiere una educación seria, es mucho más rápido adoptar forma humana y asistir a la universidad.”
“No, parecían ser bastante académicas. Creo que comienzo a entender por qué pareces ser tan inteligente, Laika.”
“No, no, no puedo compararme con usted, Lady Azusa. Debo seguir aplicándome, eso es todo.”

Ahora que lo pienso, en forma humana, Laika se ve como si debiera estar en secundaria, así que probablemente las otras chicas también eran aproximadamente de la misma edad.
Viajamos por el grupo de enormes dragones. No estaba para nada preocupada con Laika caminando frente a nosotras, pero si no fuera así, esto de caminar entre dragones hubiera sido aterrador.

“¡Son todos enooormes!”
“Hermana, puede que enormes sea grosero. Es cierto que son grandes, pero…”

Shalsha y Falfa parecían emocionadas. Por otro lado, Halkara mantuvo los ojos en el suelo mientras caminaba.

“Si hago enojar a estas damas y caballeros, me asesinarán instantáneamente… Escupirán llamas y me convertirán en cenizas…”

Pensé que ella estaba siendo increíblemente pesimista, pero podía entender su dificultad para relajarse con dragones por todos lados.
Aquí y allá, los invitados estaban bebiendo licor y comiendo de copas y platos gigantescos.
Los platos tenían carne rebanada (aunque las rebanadas eran demasiado grandes para que las comieran los humanos) y vegetales.
Los vegetales fueron servidos en grupos de cinco y similares. Estos probablemente eran algo parecido a tomates cherry para ellos.

“Tengan cuidado de no meterse en ninguno de los platos, por favor. Puede que sean comidos junto con la comida.”

Laika nos advirtió desde el frente del grupo. Sí, tendré cuidado con eso.
Inmediatamente después de la advertencia, Halkara accidentalmente subió a un plato, entonces gritó, “¡Aaaaah! ¡No, es un error! ¡No soy comida!”

“Con todos los dragones de la aldea aquí, hoy es bastante animado, pero este lugar normalmente es un poco más callado y relajado.”
“Hmm. ¿Como cuántos dragones viven aquí?”
“Aproximadamente doscientos cincuenta, ¿tal vez?”
“Eso es mucho…”
“Sin embargo, algunos normalmente viven en otras montañas. No todos son de aquí. Además, ese número solo hace referencia a nuestra especie. Es diferente si incluyes otras.”
“Hay de todo tipo, ¿no es así?”
“Sí, y es ridículo que algunos de ellos sean siquiera llamados ‘dragones’– Oh, ahí están mis padres, mi hermana, y su esposo.”

Habían cuatro dragones de pie ahí.
Dos de ellos eran grandes, y dos eran más pequeños.
Los más grandes probablemente eran los machos.
Mientras miraba alrededor con eso en mente, comencé a distinguir sus géneros por tamaño.

“Acabo de regresar. Esta es mi profesora, Lady Azusa ‘la Bruja de las Colinas’. Detrás de ellas están sus hijas, la Señorita Falfa y la Señorita Shalsha, y otra de las aprendices de Lady Azusa, la Señorita Halkara.”
“Yo soy el padre de Laika. He escuchado mucho de usted. Espero que mi hija no le esté causando problemas.”

El dragón que habló era el más grande del grupo.

“No, no, estoy muy en deuda con ella. Me disculpo por irrumpir así.”
“Han venido más invitados a celebrar la boda de mi hija. ¿Cómo podría eso ser un problema? ¡Ha-ha-ha-ha!”

Supongo que realmente estaban felices de que estuviéramos aquí.
Entonces Laika presentó a su hermana dragón: “Ella es mi hermana mayor Leila.”
Dije “Buenas tardes” y me incliné. Mis hijas y Halkara también se inclinaron.

“Mi esposo y yo fuimos amigos de la infancia por años. Cuando nos reunimos después de ochenta años, nos llevamos realmente bien y decidimos casarnos.”

“Ochenta años” sonaba como un tiempo extraño para eso, pero probablemente era normal para los dragones.

“Así que todos realmente se quedarán en forma de dragón para la ceremonia…”

Parecía como que eso resultaría en un terrible gasto en comida, pero si esto era la norma, probablemente no les parecía inusual.

“Nos quedamos en forma de dragón para la fiesta principal, luego cambiamos a nuestras formas humanas para la post-fiesta y demás. Ser demasiado grandes no es útil para tareas delicadas.”

La hermana me explicó las cosas. Ah, ya veo.

“Aun así, hoy está realmente lindo y pacífico, ¿no es así?” Murmuró el padre dragón.
“Espero que se mantenga así hasta el final.”

¿Por qué decir algo que obviamente levantará una bandera?

“Um, disculpe… ¿Estás cosas a veces no terminan pacíficamente?”

Hablando honestamente, esperaba que ese no fuera el caso.

“Bueno, verás, la raza dragón está dividida en varias tribus que viven separadamente. Algunas no se llevan bien, y ocasionalmente pasan a causar problemas.”

Así que la comunidad dragón tienen sus propias molestias.

“En particular, cuando hay una boda, hay una posibilidad de que la destruyan. Estadísticamente hablando, es menos probable que la luvia, así que no podemos desperdiciar tiempo preocupándonos mucho por ello.”

“Ya veo. Entonces espero que se mantenga pacífico.”
“Querido, debemos preparar comidas lo suficientemente pequeñas para nuestros invitados humanos.”

Asumí que el dragón que habló fue la madre dragón. Como sospechaba, ella era una de las más pequeñas.

“Oh, tienes razón… Hagamos que coman lo que preparamos para la post-fiesta en la mansión.”

El padre dragón comenzó a moverse, y nosotras lo seguimos.
Él daba pasos grandes, así que si no trotábamos nos quedaríamos atrás.

“Lo siento, Lady Azusa. Mi padre no está muy acostumbrado a vivir con humanos, así que no entiende como debería caminar.”
“No, está bien. Solo significa que tenemos que apurarnos un poco.”

Sin embargo, cuando nos habíamos distanciado un poco de el resto de la reunión–
–el cielo despejado repentinamente se oscureció.
Miré arriba y casi grito.
Había sido manchado por incontables dragones.
A diferencia de Laika y los otros, sus pieles tenían un tinte azul.

“Son los malditos dragones azules. ¡Vinieron a buscar problemas!” Gritó el padre dragón.
“¿Dragones azules? ¿Esos existen?”
“Sí, madame. Los dragones azules que viven en la provincia de Heynt son unos sinvergüenzas y barbáricos wyrms que escupen aire congelado por todos lados…”

Los dragones en el cielo repentinamente exhalaron aire blanco.
Los árboles que fueron golpeados se congelaron como si estuviéramos a mitad del invierno. Eso realmente se veía como aliento de hielo.
Siguieron atacando el área delante de ellos con eso.
La zona invernal se expandió gradualmente.

“Aaaaaaah… Ya no puedo soportarlo… Es demasiado para mi corazón. Me voy a desmayar…”

Halkara se hundió, su rostro palideció.

“No podemos dejar que te desmayes aquí. ¡Levántate!”

Esto se está poniendo feo, pensé, y justo entonces, lo dragones azules descendieron lentamente para aterrizar.
Parecían ser veinte de ellos.
Uno de los intrusos habló. Ella estaba parada al frente del grupo, aparentemente era la líder.

“¡Keh! Keh-keh-keh. Dragones rojos del Monte Rokko. Escuché que estaban celebrando una boda hoy. ¡Vine a acosarlos porque es tan irritante!”

El dragón acababa de admitir directamente que esto era acoso. Ni siquiera se había molestado en dar un pretexto.

“¡La idea de cazarte cuando apenas has pasado los trescientos! ¡Bueno, yo he estado soltera por más de cuatro siglos!”

¡Detecto celos!

“No solo eso, sino que hace veinte años, cuando me le declaré a mi novio dragón perla en una reunión, el dijo, ‘Eres la líder de grupo que molesta a los dragones rojos, ¿no es así? Realmente preferiría no meterme en ese lío…’ ¡y me rechazó!”

¡Eso se llama ‘cosechar lo que siembras’!
Cierto, nadie quiere salir con alguien que se dedica a fastidiar personas.

“¡Todo eso es mi culpa!”

¡Y lo reconoce honestamente!

“¡Incluso así, en represalia, voy a seguir persiguiéndolos! ¡Los corazones de los dragones azules son tan fríos como el aire helado! ¡Envié a un grupo separado a la boca del volcán además de nosotros! ¡También congelaremos eso para ustedes!”

Que molestia…

“Su nombre es Flatorte. Ella es conocida como la reina del acoso de los dragones azules.”

El padre de la novia ofreció una explicación para nuestro beneficio. Lidiar con alguien como ella realmente te agotaría…

“No se puede evitar. Ahora que llegó a esto, simplemente tendremos que enfrentarlos directamente.”

El padre dragón aparentemente se había decidido.
Escuché el sonido de pasos pesados y desordenados, y cuando me di la vuelta, los dragones de nuestro lado ya habían comenzado a reunirse. Cuando una parvada de dragones tan grande ataca, no toma mucho tiempo notarlo.
Laika fue a defender a su hermana mayor.

“Hermana, aquí es peligroso. ¡Por favor retírate con tu novio!”
“¡Esta batalla comenzó por nosotros, así que pelearé!”
“Yo también voy a pelear, para proteger a Leila!”

Naturalmente, los recién casados también eran dragones, y tenían intención de atacar. Esto se estaba convirtiendo en un incidente mayor.
Mientras tanto, mi mayor prioridad era proteger a las que habían venido conmigo: mis hijas y Halkara.

“Estoy asustada, Mami…”

Falfa se aferró fuertemente a mí.
Shalsha agarró el borde de mi vestido, tirando de él.
Los espíritus de slime no podían compararse con tantos dragones.
Por alguna razón, Halkara ya estaba tirada boca abajo.

“¡¿Por qué estás en el suelo?!”

¡No hay forma de que ya haya sido atacada!

“M-Me estoy haciendo la muerta. Las últimas palabras de mi abuelo fueron ‘Cuando te encuentres con un dragón, hazte el muerto’, así que…”

Estaba a punto de informarle que eso en realidad era más peligroso cuando un dragón que pasó corriendo dejó una gran huella justo al lado de Halkara. Un metro hacia el lado, y ella probablemente hubiera sido aplastada y asesinada instantáneamente.

“N-No más hacerse el muerto.” Halkara se levantó, con el rostro blanco.
“Sí, creo que probablemente eso sea lo mejor.”
“Por favor escapen a algún lugar seguro, honorables invitados. Esta es una pelea entre dragones. ¡La terminaremos nosotros mismos!”

Tan pronto terminó de hablar, el padre dragón se lanzó a la lucha.

Algún lugar seguro”… ¿Dónde sería eso?

El aliento helado vino hacia nosotras.
¡Cielos! Levanté mi mano derecha y liberé un hechizo de Llama.
Como resultado, solo experimentamos una baja de temperatura temporal, como una oleada de aire acondicionado.

“¡Mami, eso es asombroso! Pero da miedo…”
“Mamá, estamos justo en medio de un campo de batalla. Deberíamos alejarnos más…”

La sugerencia de Shalsha parecía un buen plan.
Sostuve las manos de las niñas firmemente.

“¡Ustedes dos, solo déjenle esto a su madre!”

No había pedido ser nivel 99, pero…
… ¡ahora mismo, iba a usar mi poder al máximo!


AnteriorÍndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s