Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 5

banner2

Capitulo 5

La historia de la renuncia de Luuty Ligas recorrió la capital real varios días más tarde.
Shion y Nino, que se estaban quedando en la “Tienda del Pez de Acero”, estaban comiendo en el bar del primer piso.
Era mediodía.
Era la hora más movida del día, pero hoy el ambiente de la “Tienda del Pez de Acero” era relajado.
Ahí, Carol, la chica de la posada, llevó comida a la mesa en la que los dos estaban sentados.

“¡Muy bien, aquí tienen dos porciones del especial de hoy! ¡El normal es para Shion, y el que viene con una gran porción de Ringos es para Nino-chan!”
“Gracias. Aquí tienes, Nino.”
“Un.”

Cuando Shion le entregó su propia porción de Ringos, Nino la aceptó con un rostro satisfecho. Y entonces, como agradecimiento, ella puso su porción de papas fritas en el plato de Shion.

“Hey, no seas quisquillosa. Cómete tus papas también.”
“Esto no es ser quisquillosa. Es la encarnación de la pura buena voluntad de Nino. Después de todo, Nino es una buena mujer que sabe dar las gracias.”
“Ya veo. En ese caso, yo también responderé a esa buena voluntad.”

Cuando Shion intentó poner las papas fritas de vuelta en el plato de Nino, ella rápidamente lo movió.

“Ya que Nino es una mujer maravillosa que no busca compensación, ella no puede aceptar eso.”
“No digas eso. Parece que aceptar obedientemente la buena voluntad de otros también es una condición para ser una buena mujer o lo que sea.”
“Eso es un error. Eso es seguro ya que Nino lo dijo.”

Mientras Shion y Nino peleaban silenciosamente, Carol rió con un “Ahaha”.

“Está bien, Nino-chan. ¡Después de todo, son deliciosas papas cultivadas en el Reino del Bosque Jiol!”
“Es irrelevante en dónde hayan crecido. Nino ha decidido en su corazón que no comerá papas por un tiempo.”
“¿De verdad? Ah– , ya veo. Los Aventureros solo comen papas dulces secas después de todo.”

En realidad, era un problema distinto, pero tanto Shion como Nino hablaron ambiguamente sobre ello.

“Hablando de papas dulces secas… Enam oba-san realmente cerró su tienda.”

Carol comenzó a hablar en voz baja.
La tienda de comestibles Enam era una tienda muy conocida con una propietaria de buena disposición que vendía comestibles de buena calidad.
Shion y Nino también compraban comida ahí bastante seguido.

“Ahh, ya veo. ¿Esa es realmente la causa?”

El argumento del rechazo Demi-Humano.
Debido a la renuncia de Luuty Ligas, el desprecio hacia los Demi-Humanos mostró un rápido aumento, y su influencia se extendió por todo el Reino San Altlis.
Comenzó con los Aventureros y aquellos al servicio del palacio real que no eran Humanos huyendo al extranjero.
Parecía que los Hombres Bestia en particular, que eran sensitivos y percibían esta atmósfera, migraron rápidamente a otros países. Los siguientes fueron los Sylphid. Y entonces, incluso los Metalio que eran los últimos, uno tras otro, comenzaron a prepararse para evacuar.
Incluso a nivel del público general, comenzaron a aparecer grietas en las relaciones que hasta ahora mantenían sin problemas.
Como prueba de eso, los Humanos evitaban descaradamente las tiendas de armas y comestibles que eran atendidas por otras razas.
Ya que había pocas personas de otras razas aparte de los Humanos desde el comienzo, el tráfico de clientes solo continuaba disminuyendo, e incluso los dueños de tiendas se vieron obligados a cerrar.
Significaba que incluso la dueña de la tienda de comestibles Enam, que era mitad Hombre Bestia, no pudo escapar de esa costumbre. Y entonces, viendo que el tendero Galadd era un Metalio, la situación de la “Tienda del Pez de Acero” no era muy diferente.

“Me pregunto qué pasará de ahora en adelante…”
“Quien sabe.”

Cuando Shion se encogió de hombros, Carol lo miró a los ojos pareciendo inquieta.

“Hey, Shion. ¿Qué piensas… de ese argumento de rechazo Demi-Humano?”
“Esa pregunta, si estás preguntando si soy un partidario del argumento Demi-Humano, entonces es una pregunta estúpida. Si lo fuera, no me tomaría la molestia de comer en esta tienda en declive, y no me quedaría en ella por la noche.”
“¡Decir que está en declive era innecesario!”

Escuchando la fuerte voz del tendero Galadd desde la cocina, Carol rió.
Sin embargo, esa sonrisa se veía algo débil.

“Ya veo. Estoy un poco aliviada.”
“Otra porción de Ringos.”
“¡Ah, claro!”

Después de tomar el ahora vacío plato de Nino, Carol se desvaneció hacia la cocina.
Mientras veía su espalda, Nino murmuró unas pocas palabras.

“… Que estúpido.”

Sonriendo irónicamente por sus pensamientos demasiado apropiados, Shion palmeó bruscamente la cabeza de Nino.
Desde el punto de vista de la Mazoku Nino, esto era una “farsa”.
Si se fuera a hacer una comparación con Mazoku, entonces era algo como si un Beastia gato y un Beastia perro discutieran sobre cual sobrepasaba al otro como ser vivo.
Ambos eran Beastia, y no había otra forma de decirlo. Para empezar, los Beastia no pelearían por algo como eso.

“¡Hola, está Shion-san aquí!”

Como para interrumpir los pensamientos de Shion y Nino, esa voz resonó en la “Tienda del Pez de Acero”, y la puerta fue abierta de golpe.
Los que entraron apresuradamente fueron Kain Stagious que venía aquí ocasionalmente luego de la exterminación de Ogros, y una de sus amigas, Quelia Lewistale que era la hija del Sacerdote Principal del Gran Templo de Altlis.

“No estoy aquí.”
“¡Ah, así que estás aquí!”
“Si es para algo problemático, entonces váyanse. Tampoco aceptaré trabajos de consejero.”
“¡N-No es eso! ¡Es sobre Luuty-san!”

Carol, que había traído Ringos desde la cocina, golpeó ligeramente la cabeza de Kain, que estaba sacudiendo sus manos y cabeza, con la bandeja.

“¡Hey, Kain-kun! ¡No seas tan ruidoso en la tienda! ¡Además, si vas a quedarte, entonces ordena algo!”
“¡Ah, lo siento! Entonces, em… ¡si tienes un especial frito, entonces tomaré eso! Senpai, ¿qué vas a pedir?”
“¿Eh? Ah, bueno, entonces pediré una ensalada y jugo de fruta…”

Después de darle las dos órdenes a Galadd en la cocina, Carol colocó el plato de Ringos frente a Nino que tuvo que esperar con un rostro disgustado.
Kain se sentó frente a Shion. Después de dudar un poco, Quelia también se sentó junto a él.

“Entonces, ¿qué pasa con Luuty?”
“No puedo creerlo. Shion-san, ¿no has escuchado?”
“Si es el hecho de su renuncia, ya se habla en la ciudad.”

Kain aún estaba usando su armadura. Incluso Quelia que estaba junto a él haciendo una expresión sombría, tenía un bastón corto y una maza colgando de su traje de sacerdotisa ligeramente sucio.
Parecía que los dos habían tomado una solicitud e ido a un pueblo cercano. Fue ahí que descubrieron una Lombriz que reconocieron.
La Lombriz era un tipo de insecto con múltiples patas que posee un duro caparazón con un brillo purpura.
Tiene una gran constitución que incluso sobrepasa a la de los osos, y puede correr a gran velocidad incluso en el desierto.
En la ocasión de la exterminación de Ogros, incluso Shion y Nino montaron la Lombriz de Luuty junto a él.
Cuando el grupo de Kain se acercó a la Lombriz que acababan de ver, parecía que Luuty estaba ahí.

“Cuando la llamé, ella dijo ‘Vaya, Kain-kun. He dejado mi trabajo como directora de la junta. Así que regresaré a casa. Si alguna vez vienen al Reino de Bosque Jiol, les daré la bienvenida. Pues bien, cuídense.’, ¡¿y ahora es así?! Estaba totalmente sorprendido.”
“Parece que su discurso de renuncia en la escuela también fue mientras no estábamos. Aunque podríamos haber hecho algún arreglo si lo hubiéramos sabido.”

Mientras escuchaba la historia, Shion sintió que había una considerable diferencia de actitudes entre ellos.
Comparada a Kain, Shion sintió una impresión algo más calmada de Quelia.
Él sintió que la diferencia no era por sus personalidades… pero algún tipo de diferencia en sus valores.

“¡Para empezar, no hay forma de que haya una persona más adecuada! ¡¿Por qué harían eso?!”
“¿Nn? A juzgar por lo que dices, ¿ella no renunció por voluntad propia?”

Cuando Shion preguntó eso, Kain suspiró profundamente.

“Sí, eso no ha circulado en los rumores. Em, sobre eso… De acuerdo a Seira, parece que fue un decreto del rey. Aunque, la razón fue para traer un nuevo aire o algo así…”
“Ya veo. Así que la causa fue en realidad un desacuerdo entre el rey y Luuty. ¿Fue por el argumento de rechazo Demi-Humano?”

La llamada Seira era amiga de Kain, y si no estaba equivocado, ella era la hija del Duque Necros… recordó Shion.
En ese caso, probablemente era información con un alto grado de precisión.

“Aunque no sé si fue eso en definitiva… Pero, pero parece que el rey ciertamente no se llevaba bien con Luuty-san…”
“Es porque habían rumores de que él originalmente deseaba su despido. Debieron haber cambios en las figuras de poder dentro del palacio real.”

En respuesta a las palabras de Quelia, Shion dijo “fumu” y asintió.
Esto probablemente significaba que había muchas voces que deseaban que Luuty estuviera en la oficina, pero ahora…

“Sin embargo, en ese caso… las cosas probablemente cambiarán incluso más que ahora.”
“Eso es cierto. Creo que habrá grandes cambios.”

Shion miró a los ojos a Quelia mientras ella asentía.
Seguramente… Esta chica está en el mismo bando que el rey.
Para empezar, él había escuchado que hay muchos creyentes del argumento de rechazo Demi-Humano entre los oficiales del Templo.
En ese caso, era casi seguro que Quelia, la hija del Sacerdote Principal, también vería las cosas de esa forma.
Sobre todo, ira como la de Kain no podía sentirse en Quelia.
Esa compostura que podría incluso ser vista como desapego no podría ser vista a menos que ella estuviera “de ese lado”.

“¡Muy bien, aquí está su orden! Un especial frito y una ensalada… ¡Y también un poco de jugo de Ringo!”

Carol había traído la comida.

“Ah, sí. Gracias.”
“Shion-sama, Nino también beberá eso.”

Nino tiró de la manga de Shion. Shion asintió hacia Carol.

“¡Sí, sí, pues bien, un jugo de Ringo para Nino-chan también!”
“Sí, si no te importa. Y ya que estás, solo haz una jarra.”
“¡’Ta bien!”
“Shion-sama, lo amo.”

Shion empujó a Nino que lo estaba abrazando fuertemente.
Kain y Quelia mostraron sonrisas viendo esa escena.

“¿Qué pasa?”
“No, um…”
“Solo estaba pensando, sí que es pacífico.”

Kain habló sobre Quelia que había hablado ambiguamente, y entonces clavó su tenedor en la comida frita.

“Aunque sería bueno simplemente sonreír con todos así… ¿Por qué todo resultó así?”
“Eso es lo que quiero saber. ¿Qué es tan divertido de dar rangos entre la humanidad?”

Kain no podía responder la pregunta de Shion.
Él tenía sus propios resentimientos, pero no podía ponerlos en palabras.
No, incluso si lo hiciera… probablemente entendía que no sería nada más que quejas.
Incluso si fuera a hacer ese tipo de aserción aquí, no era como si algo fuera a cambiar por ello.
Era porque ni una sola cosa en el mundo cambiaría por las quejas de un niño.

“Bueno, solo cómete tu comida. Se enfriará.”
“… Yo.”

Kain apretó su tenedor con fuerza, y murmuró como si escupiera sus palabras.

“Yo, creo que la situación actual está mal.”
“Ya veo.”

Shion dijo eso y asintió.

“Mientras entiendas eso, seguramente eres de una clase excelente.”

Después de decir eso y mover sus ojos hacia Quelia que estaba junto a Kain, ella se mantuvo en silencio y sonrió.
Por otro lado, Nino estaba bebiendo el jugo de Ringo como si no tuviera nada que ver con ella.
En la “Tienda del Pez de Acero” que estaba dominada por el silencio… solo el sonido de las preparaciones de Galadd resonaron suavemente.


AnteriorÍndice – Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s