Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 6

banner2

Capitulo 6

Y entonces, otros varios días más tarde–

“… Ya veo. Así que vas a cerrar la tienda.”
“Sí. Es debido a estos tiempos.”

El propietario de la “Tienda del Pez de Acero”, Galadd, respondió vergonzosamente a las palabras de Shion.

“Es cierto.”

Shion asintió a las palabras de Galadd.
Galadd también tenía que pensar en su hija. No querer permanecer en un país turbulento seguramente es amor de padre justificado.

“… ¿Qué harás de ahora en adelante?”

Nino miró directamente a Galadd y preguntó eso.

“Estaba pensando en ir al Imperio Cylas donde hay muchos Metalio pero… Carol es mitad Metalio después de todo. Creo que sería el peor escenario de 1 en 10000 pero, estaba pensando que ir hacia el Reino Kanal sería la opción más segura.”

El Reino Kanal es un país amable donde todas las razas se llevan bien y viven juntas.
No hay ningún punto en particular que mencionar como país, pero viendo como tienen fe en el Dios de la Luz Raidolg, no había ningún muro entre las razas como en el Reino San Altlis.
Por esa razón, también era el país con la mayor cantidad de mestizos de cada raza.

“Eso podría ser bueno.”
“Sí, ya hice que entregaran varias cosas ahí.”
“¿Atenderás una posada de nuevo?”

En respuesta a las palabras de Nino, Galadd dijo “ese es el plan” y sonrió.

“Entonces ustedes también se van hoy.”
“Básicamente.”

Así es, Shion y Nino también estaban planeando dejar el Reino San Altlis.
Ahora que la situación había llegado al punto en que la palabra “guerra” había aparecido en rumores incluso entre la población general, ordenes bajo la bandera de una “petición de cooperación” de la familia real comenzó a llegar a cada gremio que debería ser neutral.
Ya habían ocurrido cambios estacionarios en cada gremio, y el personal que era de otras razas de la humanidad aparte de Humanos no permaneció dentro del San Altlis.
En este estado de emergencia donde los gremios estaban en caos, comenzaron a aparecer historias incluso de aventureros Humanos huyendo al extranjero.
Esto también era probablemente algo inevitable. Si uno pensaba que su posición social cambiaría de Aventurero a Mercenario empleado por el país, era algo natural.
Incluso había rumores en las calles de que el palacio real parecía estar discutiendo una ley de conscripción de aventureros.

“Ya no tiene sentido permanecer en este país.”

Galadd también asintió a las palabras de Shion, pero él no sabía lo que en realidad quería decir.
Shion estaba planeando dejar el Continente Shutaia.
Si fuera a empezar una guerra, no habría ningún lugar en el que Shion tuviese que controlar las circunstancias.
Puede que sea posible para él unirse a algún país y hacer algo sobre la guerra, pero Shion no tenía intención de hacer eso.

“Ya veo. Bueno, cuídense.”
“Sí. ¿Carol está empacando?”
“Básicamente. ¿Debería llamarla?”
“No, está bien. Solo dale mis saludos por mí.”

Diciendo eso, Shion tomó a Nino y salió de la “Tienda del Pez de Acero”.

El callejón trasero estaba desierto, y ahí había muchas tiendas cerradas.
La atmósfera pública había comenzado a acelerar hacia la guerra hasta el punto de que ya no podía hacerse nada.

“¿Qué hará?”

Shion respondió a las palabras de Nino.

“Iremos a casa.”
“Eso no. Después de esto, ¿qué hará?”

Nino le preguntó una vez más.
El “después de esto” significaba qué haría el Rey Demonio Vermudol con respecto al territorio de la humanidad.

“Observaré la situación. No parece estar al nivel en que necesitamos hacer algo.”

Una guerra entre la humanidad no tenía conexión alguna con los Mazoku. Mientras estaban aplastándose entre ellos, justo como ellos no tendrán tiempo para pensar en el Continente Oscuro, podría decirse que el Continente Oscuro estaría a salvo durante ese tiempo.

“H–n.”

Nino parecía querer decir algo más, pero se hundió en el silencio sin decir nada.
Shion puso una mano sobre la cabeza de Nino, y golpeó el bastón de Plata Sagrada que llevaba en la otra mano contra el suelo.
Ya que estaban abandonando este continente, también tendría que decirle a dios al nombre de “Shion”.

“Guerra, huh.”

Shion curvó sus labios, y sonrió.
Si no había enemigo afuera, buscarían al enemigo dentro.
Para la humanidad, era una situación que no se podía ver como nada más que tener un instinto para ese tipo de contienda.
¿Qué demonios podría obtenerse luchando entre ellos siendo que tenían culturas de relativamente el mismo nivel?
Shion solo podía pensar que era algo más estúpido que Gramfia, que buscó traer una cultura de otro lugar.

“… Vamos, Nino.”
“Un.”

Cuando Shion acercó a Nino, ella envolvió sus brazos alrededor de la cintura de Shion y lo abrazó.
Los cuerpos de esos dos fueron engullidos por una tenue luz…
Shion pensó en su destino.

“–Portal.”

Junto con la luz residual, las figuras de ambos desaparecieron.
Aventurero Shion.
Aventurera Nino.
Los dos Aventureros que eran famosos en el Reino San Altlis, en este día… desaparecieron.
Los dos que se esperaba fueran potencial de guerra en tiempos de emergencia no dejaron rastro al cruzar la frontera nacional, y se rumoreaba que se habían escondido en alguna parte, o tal vez incluso habían sido asesinados… incluso aquellos expertos en rumores detrás de escenas fueron incapaces de encontrar rastro de ellos.


AnteriorÍndice – Siguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s