Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 14

banner2

Capitulo 14

En la ciudad del castillo del Reino Zadark, la Capital Real Arkverm.
Cuando Vermudol fue creado, ese lugar era solo un territorio descuidado, pero actualmente, hay muchas tiendas y casas… así como multitudes de Mazoku.
Evitando la entrada principal del Castillo del Rey Demonio, que se había vuelto una atracción turística, y saliendo por la puerta trasera, el grupo de Vermudol se mezcló entre la multitud.

“Hey, hey, ¿qué es esto?”

Nino tiró de la mano de Vermudol, e intentó entrar en una tienda que tenía un letrero que decía Parrillada de John.
En esta ciudad, lo que había no eran carros, sino que tiendas bastante estables, con mostradores para vender directamente a los clientes.
El lado higiénico también era tomado en consideración… O más bien, era algo así como la resolución del tendero que se había establecido en ese lugar, y probablemente también era una amenaza de su parte que decía que no cedería este lugar.
Viendo clientes salir de la Parrillada de John frente a ellos con cosas que tenían un aroma delicioso, Nino parecía no poder soportarlo más.

“Bienvenidos. Esta es una brocheta de Jabalí de Carga y Hongos Kagari. Y cuando se le agrega una salsa que mezcla Sparim y Shagal… Miren.”

El tendero Majin tomó una brocheta de la parrilla y la metió en una olla con una salsa de un color oscuro, y luego la volvió a poner en la parrilla.
Cuando lo hizo, la salsa calentada hizo *shuwa* y desprendió un sabroso aroma.

“Heeh… Esto es bastante bueno…”

Mientras Vermudol se mostraba impresionado por el aroma, Ichika complementó.

“Es un sabor que recientemente se ha estado esparciendo por Arkverm. Parece que tiene un grado bastante alto de completitud.”
“No lo diré en voz alta porque se convertiría en una pelea, pero puedo decir orgullosamente que tiene el mejor sabor del área.”

Escuchando esas palabras, Vermudol sonrió irónicamente.
Ciertamente, si alguien fuera a decir que son los mejores, los Mazoku declararían los unos a los otros ser los mejores, y eso seguramente comenzaría una pelea a puñetazos para decidir quién es realmente el mejor.

“Ahh, ya veo, así que es por eso que no se escuchan voces promocionando.”

Era un espectáculo visto a menudo en el territorio de la humanidad… donde se dicen cosas como “el mejor sabor se encuentra aquí”, “este es el original”, o “aquí nació”.
Cuando se trata de productos especiales, hay muchos que dicen que los suyos son los mejores, y las competencias se vuelven muy agitadas.
Sin embargo, aquí, ese tipo de cosas no se ven, y la ciudad está llena de gente que va y viene.

“Es más bien que a todo el mundo le parece cuestionable tener peleas a puñetazos en el territorio natal del Rey Demonio-sama. Fue decidido implícitamente. Las peleas se hacen en silencio…”
“Por cierto, ¿cómo se deciden los ganadores de esas peleas?”

En respuesta a la pregunta de Vermudol, el tendero sonrió ampliamente y respondió.

“… ¿No es obvio que fue con una pelea a puñetazos? Yo fui el último en pie. Así se decidió.”
“Ya veo.”
“Entonces, ¿comprarán algo? Si lo hacen ahora, también tengo un interesante extra para ustedes.”
“¿Un extra?”

Cuando Nino mostró interés, el tendero levantó el puño.

“Ou, no hace mucho, un interesante mensajero del Castillo del Rey Demonio fue de aquí para allá. Janken… parece que es un tipo de encuentro. Estaba pensando en practicar este encuentro que fue iniciado por el Rey Demonio-sama. Si me ganan, entonces uno será gratis, ¿qué les parece?”

Vermudol le sonrió al tendero que entonces dijo “Por supuesto, eso es solo si compran más de dos.”

“Ya veo” pensó. Él solo había enseñado el método a los Cuatro Generales Cardinales antes de salir del Castillo del Rey Demonio, pero Ichika probablemente hizo un movimiento astuto para enseñarlo en la ciudad.
Cuando desvió la mirada hacia Ichika a su lado, ella asintió levemente para afirmarlo.

“Ya veo, es un buen método. Nosotros también hemos escuchado sobre eso.”
“Siendo así, entonces eso significa que no tendrán ninguna queja. Ups, si van a aceptar, tienen que ordenar algo, ¿entienden? Ya que son tres, ¿llevarán tres?”
“Así es.”
“Bien. Entonces, aquí vamos… Jan, ken… ¡pon!”

El tendero tenía piedra, Vermudol tijeras.
Era la victoria del tendero.

“¡Ha ha ha! Que mal. Bueno, serán seis medallones de cobre. Bueno, no le den mucha importancia, de todas formas no están perdiendo nada.”
“Es cierto. Pero aun así, ¿qué te parece esto del Janken después de haberlo probado?”

Mientras sacaba las brochetas del fuego, el tendero comenzó a responder con un “Veamos…”

“Creo que la parte de tener un encuentro amistoso como este es buena. Porque antes, incluso las cosas más pequeñas se resolvían con una pelea a puñetazos.”
“Bueno, eso es cierto.”
“Pero aun así, al final, las cosas importantes solo pueden arreglarse con una pelea a puñetazos. Creo que la intención del Rey Demonio-sama es decirnos que deberíamos moderar y regular esa parte y elegir qué hacer, ¿saben?”

Cuando Vermudol miró al tendero aparentemente impresionado, el tendero notó su mirada y giró su cuerpo pareciendo encontrarlo desagradable.

“… Ya veo. Aquí tienes, seis medallones de cobre.”
“Aiyo. Aquí tienen, tres brochetas.”

Vermudol las recibió, y le dio una a Ichika y una a Nino.
Nino inmediatamente hundió sus dientes en ella, y sus ojos brillaron.
Vermudol también dio una mordida… el sabor ligeramente salado se extendió por su boca, y fue asaltado por una sensación que se sentía nostálgica y a la vez no.

“Delicioso.”
“Sí, es sabroso.”
“Sí que lo es.”

Después de la impresión de Nino, Vermudol e Ichika también dieron su opinión.
Ese sabor que era una combinación de la bien asada carne, los hongos con una textura crujiente, y la salsa, era irresistible.
Después de terminar de comer, y limpiarse las manos, Vermudol examinó el área una vez más.
La ciudad bien mantenida, y los rostros sonrientes de los Mazoku que iban y venían.
Cuando despertó por primera vez en el Castillo del Rey Demonio, no creyó que vería un espectáculo como este.

“… Ahora que lo pienso, ¿cómo se mantiene el orden público?”
“Ya que este lugar está directamente bajo el reinado del Rey Demonio-sama, no hay nadie que perturbe el orden público… pero, tentativamente, hay una patrulla hecha en colaboración por el ejército occidental bajo el control directo del General Occidental y el ejército central.”

Escuchando murmurar a Vermudol, Ichika respondió de esa manera.

“Como sea, lo que en realidad se hace es algo como un duelo cara a cara.”

El número de eventos que en el territorio de la humanidad serían llamados crímenes era de cero.
No había nadie que hiciera tales cosas en el territorio natal del Rey Demonio… eso fue lo que explicó Ichika.

“Ya, veo.”

Escuchando esas palabras, Vermudol contempló.
Cuando estuvo en el territorio de la humanidad, había una alta posibilidad de encontrar matones en los callejones traseros.
Él sabía que Nino los había eliminado antes de que se le acercaran, pero parecía que cosas bastante terribles pasaban en lugares que no tenían nada que ver con ellos.
No era en pueblos rurales, sino en grandes ciudades como la capital real donde gente estúpida acechaba en grandes números.
A pesar de ser un territorio natal de un rey igual que Arkverm, ¿por qué aparecerían tan cerca?
… No, la respuesta ya había llegado a él. Vermudol mismo simplemente lo reconoció, y llego a una conclusión.
La humanidad estaba… Los Humanos estaban podridos, y por eso no había nada que pudiera hacerse.
Con solo reconocer eso, estaba bien.


AnteriorÍndiceSiguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s