Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 16

Capitulo 16

“¡S-Sancreed-sama!”

Todos en el lugar reconocieron la presencia de Sancreed y se arrodillaron.
Al ser un Héroe a pesar de ser un Majin, la figura de Sancreed provocaba emociones diferentes a la lealtad que ofrecían al Rey Demonio -por ejemplo, esperanza y coraje- en aquellos que la veían.
Que esas emociones fueran similares a las que la humanidad albergaba hacia el Héroe Ryuuya en el pasado, era prueba de que Sancreed era un Héroe.

“Ahh, por favor levanten la cabeza. Ese tipo de cosas no son necesarias conmigo.”
“S-Sí señor.”

Diciendo eso, el capitán naturalmente tomó una postura de saludo.
No era porque fuera inflexible… era porque él naturalmente sentía el mayor respeto por Sancreed después del Rey Demonio.

“El algo gigantesco del reporte… ¿se refería a la cosa flotando por allá?”
“¡S-Sí! ¡Hey, explícale!”

Animado por el capitán, el primer soldado en descubrir el barco enderezó su postura.

“¡Sí! ¡Hace un rato, ese gigantesco objeto apareció desde el otro lado del ‘Mar de los Confines Más Lejanos’, y desde el interior de ese objeto, apareció el objeto más pequeño que se puede ver por allá, y la raza que se hace llamar Metalio que se encuentra sobre él se acercó levantando una bandera blanca! ¡Dicen que no son hostiles y que buscan ayuda!”
“Entiendo. Buen trabajo.”
“¡Sí!”

Luego de recibir el reporte del soldado, Sancreed pensó.
Los Metalio ciertamente estaban del lado de la humanidad, pero también estaba la historia de que un Metalio acabó en el Continente Oscuro durante la era del Rey Demonio Gramfia, y que había heredado las técnicas de herrería.
También había historias de que Gramfia ocasionalmente secuestraba algunos, y que eran una raza que compartía una relación relativamente íntima con los Mazoku.
Si decían que no eran hostiles, se podía considerar brindarles la ayuda que buscaban.
Sin embargo… él no entendía el significado de la bandera blanca.
El levantar una bandera era una acción para indicar su afiliación.
Sin embargo, una bandera blanca no parecía expresar estar afiliado a alguna parte.
En ese caso, ¿qué significaba?
Una bandera en blanco… No, si significa que pueden convertirse en aliados al presentar una bandera en la que se podría poner cualquier cosa, podría significar que o son personas que no tienen una afiliación clara, o que no insistirán en su afiliación.
Una razón para que expresamente levantaran una bandera como esa sería… por ejemplo, podría ser una declaración de sumisión.
Si ese era el caso, entonces no deberían atacarlos descuidadamente.

“… ¡Les pregunto a ustedes los Metalio! ¡¿Esa bandera blanca es una muestra de su intención de rendirse?!”
¡En nuestra cultura, una bandera blanca es símbolo de no portar hostilidad!”
“¡Entiendo! ¡Esperen un poco más!”

No portar hostilidad, era simple creer esas palabras, pero él no podía entender por qué había Metalio en un lugar como este.
¿Qué tal si, ese objeto gigantesco era un nuevo medio de transporte de la humanidad.
¿Qué tal si, la humanidad había obtenido tecnología para cruzar el “Mar de los Confines Más Lejanos”?

“…”

Sancreed pensó.
Sería fácil matarlos.
Sin embargo, la guerra entre la humanidad y los Mazoku era cosa del pasado. Los Mazoku ya habían hecho una reconstrucción, y sus corazones hostiles hacia la humanidad se estaban calmando poco a poco.
En ese caso, ¿no sería necesario extender la mano a un enemigo del pasado?

“… Hagan los preparativos para recibir a esos Metalio. Primero escuchemos lo que tienen que decir.”
“¡…! ¡¿Está seguro?!”
“Aunque sean un amargo enemigo del pasado, sería estúpido seguir odiándolos continuamente por toda la eternidad. Ese flujo debe ser cortado en alguna parte.”

Viendo que el capitán no podía estar del todo de acuerdo, Sancreed sonrió.

“… No te preocupes. Aunque hagan algo sospechoso, yo estoy aquí.”
“… Sí señor.”
“Además, envíen un reporte a la capital real. Sería bueno que enviaran a alguien que pueda usar Magia de Transferencia. Que se haga tan pronto como sea posible.”
“Sí señor, enseguida.”

Cuando el capitán dio una orden a un subordinado cercano, ese soldado comenzó a correr en pánico.
Luego de ver eso con sus propios ojos, Sancreed gritó hacia los Metalio que estaban en el mar.

“¡Se les permite desembarcar en la costa! ¡Sin embargo, si hay algún movimiento sospechoso, serán aplastados inmediatamente!”
¡Tienes nuestro agradecimiento!”

El pequeño bote con los Metalio a borde se acercó a la costa.
Poco después, el pequeño bote llegó a la costa, y los tres bajos y robustos Metalio bajaron de él.

“Soy Borkio. Actúo como capitán de ese barco.”
“Yo soy Sancreed. Varco… con eso, ¿te refieres a ese objeto gigantesco?”
“Sí. Se llama Kurioel. Un barco que carga con el prestigio de los Metalio… o así era.”
“Probablemente es el caso pero… ¿cruzaron el ‘Mar de los Confines Más Lejanos’ en esa cosa llamada varco?”
“Sobre eso… podrías esperar un momento.”

Luego de rascarse la parte de atrás de la cabeza, Borkio miró a Sancreed con confusión.
De hecho, Borkio estaba lejos de ser un capitán de barco, y su estatus era un poco más alto que eso.
Él era alguien con una posición diplomática pero… tenía el presentimiento de que todavía no era momento de mostrar su mano.

“Dijeron que este lugar se llamaba Reino Zadark o algo, ¿verdad? Este lugar definitivamente no es una de las cuatro grandes naciones, pero no tengo idea de donde estamos. Estoy seguro de que nos perdimos en el ‘Mar de los Confines Más Lejanos’ pero… por la forma en la que hablas, suena como si no pudieras llegar a este lugar sin pasar por el ‘Mar de los Confines Más Lejanos’.”
“Bueno, es exactamente lo que estaba diciendo.”

Escuchando las palabras de Sancreed, los ojos de Borkio se abrieron grandes, e incluso los otros dos Metalio eran incapaces de esconder su sorpresa.

“Hey, hey. Dejemos las malas bromas. Un lugar rodeado por el ‘Mar de los Confines Más Lejanos’, ¿no sería ese el Continente Oscuro?”
“Es lo que estaba diciendo.”

Ya veo, así que no lo sabía… entendió Sancreed.

“Este lugar, es ese Continente Oscuro. El Reino Zadark existe en ese Continente Oscuro. Este lugar es la costa occidental.”
“El Co… Co… ¡¿Continente Oscuro?!”

El grito de Borkio resonó en la costa.
Siendo que había tres gritos a todo pulmón de tres Metalio, que ya de por sí hablaban alto, hasta Sancreed cubrió sus oídos y frunció el ceño por el volumen.
Luego de finalizado el grito, Sancreed suspiró.

“Así es. Ahora entiendo que ustedes vinieron aquí sin saber eso. Pero… un varco, ¿huh? La humanidad posee algo realmente problemático.”
“Hey, espera. Viendo que este es el Continente Oscuro y que nos estás llamando la humanidad…”
“Sí, yo soy un Majin.”

Viendo que el grupo de Borkio temblaba, Sancreed volvió a cubrirse los oídos.
Inmediatamente después de eso, el grito de Borkio volvió a resonar en la costa.


AnteriorÍndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s