I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 2 – Capitulo 8 – Parte 1

Capitulo 8: Un leviatán pasó por aquí
Parte 1

Finalmente, el día de nuestra partida hacia las tierras demoníacas llegó. Dicho eso, todas estábamos en la casa en nuestra ropa de siempre.
Beelzebub nos iba a recoger.
Por lo que escuchamos, iba a ser un viaje bastante largo, así que decidimos cambiarnos a nuestros vestidos allá. Rosalie era la única que ya estaba usando el suyo, gracias al hechizo.

«Ya viene siendo hora, ¿no? Digo, no acordamos una hora exacta, pero…»

Había estado leyendo un libro hasta que llegara Beelzebub, pero no podía relajarme.

«Creo que llegará pronto. Iré a asegurarme de que todo esté cerrado por tercera vez.»

Laika era increíblemente diligente, así que revisó una y otra vez para asegurarse de que las ventanas y la puerta trasera estuvieran cerradas.
Era muy poco probable que algún ladrón fuera a entrar a esta casa, pero me sentiría bastante incómoda si alguno lo hiciera, así que era mejor cerrar bien todo. Oh, y también puse una Barrera de Prevención de Crimen como la que puse en la aldea.

«Que los demonios no me odien… Que los demonios no me odien…»

Desearía que Halkara se esforzara un poco más en disfrutar esto.
Falfa y Shalsha simplemente estaban emocionadas por salir, y no podían quedarse quietas, así que estaban dando vueltas por ahí incansablemente.
Abruptamente, la luz del sol que había estado entrando por las ventanas disminuyó.
Pensé que tal vez una nube muy densa se había puesto en medio, pero incluso después de esperar un rato, seguía estando oscuro afuera.
Preguntándome si iba a llover, fui afuera y miré arriba, entonces me di cuenta de que esa no era la razón.

«¡¿Qué es eso?!»

Algo increíblemente inmenso, algo más que enorme, estaba bloqueando el sol.
¿Una nave espacial? No, no es posible que vayamos al espacio. Además, también parecía un ser vivo.
El resto de la familia salió a ver que estaba pasando y se sorprendieron por lo que vieron.

«Laika, ¿sabes qué es eso?»
«Un demonio… ¿tal vez? Algunas partes son similares a las de la raza de los dragones, pero…»

En ese momento, alguien bajó del cielo.
Cuando la figura se acercó, reconocí que era Beelzebub.

«Mis disculpas por hacerlas esperar. Vine a recogerlas. Ahora, me gustaría que subieran en esa cosa. Sería un trabajo y medio hacer que aterrice aquí, así que Laika, transformate en dragón y carga a todas arriba. Después de eso, nos llevará hasta las tierras demoníacas.»
«Beelzebub, ¿qué es eso de ahí?»

Ese enorme algo cubría por completo el cielo.

«Es un leviatán.»
«¿Huh? ¿El leviatán no era un monstruo marino?»
«Hay una teoría que dice que los leviatán son un tipo de dragón, Mamá,» me dijo Shalsha, siempre tan sabia.
«No sé si son parientes de los dragones o no, pero los leviatán son demonios voladores ultra grandes. Algunas veces se sumergen en el océano cuando están de vacaciones; tal vez por eso la gente cree que son monstruos marinos.»
«No puedo creer la escala.»

¿Qué demonios comía esta criatura para mantenerse viva?

Los miembros no voladores de nuestro grupo subieron a la espalda de Laika, mientras que Rosalie y yo subimos al leviatán usando nuestras propias habilidades de vuelo (aunque si puedes llamarlas «habilidades de vuelo» en el caso de Rosalie era debatible).
Como esperarías de una criatura tan enorme, su espalda era amplia y plana.
Varios edificios habían sido construidos sobre ella.
Escuché historias de gente confundiendo ballenas con islas, y esto podría ser parecido.

«De cierta forma, ¿los leviatán son algún tipo de nave de pasajeros de lujo…?»
«Esa suposición es bastante acertada. De acuerdo, déjenme mostrarles las habitaciones para huéspedes. Pueden salir a la cubierta, pero tengan cuidado de no cruzar la baranda de seguridad y caer. Puede que parezca plano, pero cuando el leviatán se mueve, puede volverse precipitoso de repente.»
«Mamá, esto es increíblemente emocionante.»

Su expresión no había cambiado mucho, pero la pluma de Shalsha estaba corriendo a toda velocidad por la libreta que usaba para tomar notas. Probablemente planeaba documentar su experiencia en el leviatán.
Primero, Beelzebub nos llevó a nuestras habitaciones (o más bien, el edificio), para huéspedes.
Las escalofriantes cosas que parecían rostros de la decoración aparentemente solo eran parte de la arquitectura demoníaca.
Aparte de esos, en el suelo había una alfombra que parecía cara y una gran mesa. También había varias camas, todas alineadas.

«Los leviatán no pueden viajar muy rápido, así que pasarán la noche aquí.»
«Así que nos vas a entretener mientras estemos en tránsito.»
«También tomamos sus preferencias culinarias en cuenta y preparamos un menú que se basa en aves y vegetales. Tampoco hay nada picante, así que relájense.»

Oh, bien. Parecía que Beelzebub estaba intentando ponerse a nuestro ritmo.

«El segundo piso es el comedor y el tercero es un área de observación. Cualquiera que quiera disfrutar la vista desde el cielo puede subir más tarde. Ahora les mostraré los edificios de al lado.»

Nuestra familia la siguió en fila.
El edificio contiguo tenía un casino, o algo parecido. Había todo tipo de aparentes juegos de tablero y cartas.

«¿Es una casa de juegos?»
«Así es. Sin embargo, esta vez no la vamos a abrir, tanto porque son los únicos huéspedes como porque es increíblemente peligroso.»

Halkara parecía decepcionada.

«¿Qué quieres decir con ‘increíblemente peligroso’?»
«Si te dejas llevar y pierdes en grande, te quitarán todas tus posesiones. Los demonios siempre juegan para ganar. No perderán a propósito solo porque son huéspedes. Muchos han perdido toda su fortuna en este casino, luego perdieron sus derechos propios y acabaron como esclavos por deuda.»

Beelzebub le dio una mirada a Halkara.

«Si alguien como Halkara perdiera todo lo que tiene porque la llamé aquí, sería bastante incómodo.»

Halkara probablemente no escuchó eso, porque todo lo que tenía para decir era, «Ohh, si hubiera un casino, duplicaría mi dinero.»

Si hubiera terminado perdiendo su fábrica, hubiéramos tenido problemas, así que me alegra que esté cerrado…
Entonces pasamos al siguiente edificio. No sería raro decir que hay una ciudad en la espalda del leviatán.
Supe de inmediato lo que era este lugar. Después de todo, había dos vestuarios, uno para hombres y uno para mujeres.

«Este es el gran baño. Sumérjanse a placer hasta que aterricemos.»
«Bien. Vamos a sacar provecho de este lugar más tarde.»
«Ya que estamos aquí, ¿quieren dar un vistazo? Nadie se está bañando ahora.»

Pasamos por el vestuario hacia el baño. Nos sacamos los zapatos, pero nada más.
Y entonces, por alguna razón, alguien más estaba ahí.

«¿Huh? No pensé que alguien vendría a esta hora…»

Ella parecía ser una mujer joven, pero los apéndices creciendo de su cabeza nos decían que probablemente no era una humana normal.
¿Pero quién podía ser sobre esta cosa?

«Hmph. Hey, estás trabajando. ¡¿Podrías dejar de holgazanear y hacer tu trabajo?!»
«Lo siento, jefa.»

La joven inclinó la cabeza.
La chica, cuyo nombre era Vania, salió del baño salpicando.

Es un placer conocerlas. Soy Vania la leviatán. Actualmente estoy en forma humana, pero mi hermana mayor, Fatla, y yo nos turnamos volando y haciendo trabajos de mantenimiento. Actualmente es el turno de Fatla de volar.»

La explicación estaba bien y todo, pero la estaba dando alguien completamente desnuda, lo que hacía difícil relajarse.
Aún así, ella era adorable y delgada. Casi parecía una muñerca.

«¡Vania, no hables desnuda! ¡Pareces un bárbaro!»
«¡Lo lamento mucho, jefa!»

Vania se lanzó de nuevo a la tina.

«Oh, solo para que lo sepan, esta agua termal es ‘demoníaca’, así que tengan cuidado.»
«¿Demoníaca? Nunca había escuchado de ese tipo de agua termal.»

Las únicas que conocía eran «alcalina» y «ligeramente ácida».

«Veamos. Para resumir, hace que tu piel se suavice.»
«Oh sí, eso es bastante común.»
«Sin embargo, si se duermen en el baño y se quedan por horas se derretirán.»

¡Wow!

«Por supuesto, eso solo pasa si se quedan por horas. Realmente dudo que haya alguien que se quede en el baño por siete u ocho horas seguidas, así que en realidad no tiene de que preocuparse.»

Laika puso una mano en el hombro de Halkara.

«Halkara, por favor no entres sola. Yo iré contigo.»
«¡Ah! ¡Sé a donde va esto; otra vez estás desconfiando de mí, ¿verdad?!»

Podía verla quedándose dormida en el baño y siendo descubierta como una sopa viscosa a la mañana siguiente. Tendré que tomar medidas para asegurarme de que eso no pase…

«Halkara, parece que las tierras demoníacas son un lugar en el que los errores descuidados pueden tener consecuencias irreparables. ¡Sé cien veces más cuidadosa de lo normal, por favor!» Le imploré.
«¿Cien veces? De acuerdo… ¡Tendré cuidado!»

Si lo ponía tan seriamente, seguramente hasta Halkara se esforzaría enserio.

«Vania también está a cargo de la cocina. Ya que están aquí, háblales sobre eso.»
«Por supuesto. Para la comida de hoy, planeo centrarme en las aves.»

Eso fue más normal de lo que esperaba. Realmente estaban pensando en nosotras.

«Tenemos buenos huevos de cockatrice, así que me gustaría usar esos.»
«¿Huh…? ¿La cockatrice es comestible?»

Técnicamente podrías decir que es un ave, ¿pero se puede comer eso? No se comía en el mundo humano.

«¿Laika? ¿Has probado cockatrice?»
«No, yo tampoco tengo experiencia con eso.»
«Los huevos de cockatrice son exquisitos. Sus cáscaras son purpura, pero el interior es muy similar al de los huevos de gallina. Tienen que probarlos. ¡Y para que lo sepan, estas cockatrices se han criado selectivamente para quitarles la habilidad de petrificar!»

El cómo uno le quita la habilidad de petrificación a una cockatrice era un misterio, pero probablemente era un proceso similar al de convertir jabalíes en cerdos.

«¡También tenemos un huevo de roc!»
«¿Esos no son gigantescos?»
«Sí. Son demasiado grandes, así que los cocineros se dividen el huevo entre ellos antes de traerlo a bordo. Tenemos un contrato con un roc que pone buenos huevos, así que esperen algo maravilloso.2
«Tienen un contrato con el roc mismo…»

Estoy pasando por todo tipo de shock culturales…

«Los vegetales también son especímenes de primera clase cultivados por alraunes, así que son extraordinariamente dulces, y creo que podrán disfrutar de los sabores innatos de los ingredientes. ¡Esperen con ansias la cena!»

Vania sonrió alegremente. No sabía su edad real, pero esa sonrisa la hacía parecer muy joven.
Si recuerdo correctamente, las alraunes son un tipo de raza de plantas espirituales que podían moverse libremente. Aparentemente, las tierras demoníacas eran hogar de una amplia variedad de gente.

«De acuerdo, Vania, asegúrate de preparar una disculpa escrita más tarde por tomar un baño en horario de trabajo.»

Beelzebub habló casualmente, con una sonrisa muy similar a la de Vania.

«¡¿Qué?! No, pero… ya di una explicación, así que por favor déjalo pasar.»
«Nop. Cuando haces algo descuidado, se convierte en mi responsabilidad como tu supervisora. Escribe una disculpa por saltarte el trabajo. ¡¿Entendido?!»

Viendo a la decaída Vania con el rabillo del ojo, salimos del baño. Si nos quedábamos ahí, ella no iba a poder salir.

«Creo que eso sería todo. Ahora, ya que tenemos la oportunidad, ¿quieren ir al área de observación? La vista es más interesante cuando oscurece.»

Fuimos al tercer piso del edificio en el que pasaríamos la noche.
El área de observación no era una cubierta, sino una habitación normal.
En cambio, dispositivos que parecían binoculares apuntaban en cada dirección.

«¡Wow! ¡Que vista!»

El tipo de vistas que vi hace mucho por la ventana de un avión se extendían frente a mí.
Las montañas y ciudades se veían increíblemente diminutas. Desde este ángulo, podías ver que la mayor parte del país era verde. El área cubierta por ciudades era verdaderamente pequeña. La gente vivía muy cerca de la naturaleza.

«¡Aaaaaaaah! ¡Mi cabeza…! ¡Da vueltas!» Lloró Halkara.
«¡Oooooh! ¡Shalsha, ven a ver! ¡Mira!»
«Este paisaje debería ser grabado. Me gustaría escribir sobre él más tarde.»
«¿Así que estamos así de alto? Supongo que ni siquiera esto es lo suficientemente alto para llegar al cielo, ¿huh…? Murmuró Rosalie.

Mientras todas gritaban de alegría, Laika se mantuvo calmada.

«Laika, algunas veces subes a alturas como estas por tu cuenta, ¿verdad?»
«Cuando vuelas bajo las nubes, los rayos pueden ser peligrosos, así que me mantengo tan alto como puedo en esas ocasiones. Disminuye el riesgo de colisionar con los de mi raza o con las aves roc que mencionaron antes.»

Mientras escuchaba eso, pensé, El sentido común de los dragones no es nada común.

«Eso es más o menos todo lo que tenía que compartir con ustedes. Si necesitan algo, solo díganselo a Vania. Yo estaré trabajando en el edificio administrativo, y volveré para la cena.»
«Claro, gracias. No pensé que tu hospitalidad fuera a comenzar mientras estábamos en camino hacia las tierras demoníacas.»

Incluso como bruja, no me trataban tan bien a menudo.
Bueno, sin importar cuanto lo intentara la gente de la aldea, no podían poner un leviatán en el aire, así que era de esperarse.

«Eso demuestra lo grande que fue tu logro. No movilizan un leviatán simplemente por dar una mano. Detuviste un largo conflicto entre los dragones. Eso es suficiente para dejar tu marca en la historia. Podrías actuar un poco más importante, ¿sabes?»

La forma en que me alababa de aquí y allá era algo incómoda.

«Me esforzaré para no avergonzarme a mí misma durante la ceremonia.»


AnteriorÍndiceSiguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s