SukaSuka – Volumen 4 – Capitulo 3 – Parte 2

Parte 2: Aquellos que deberían ser protegidos

Él no sabía exactamente qué día sería, pero las Diecisiete Bestias pronto nacerían en este mundo.
Y pocos días después de eso, el mundo sería destruido.
Ahora mismo, Navrutri estaba trabajando para detener eso. Pero honestamente, probablemente no iba a funcionar. El mundo iba a terminar. Eso era lo que decía la historia.

“Hmm, ¿qué hago?”

Aunque Willem estaba en un mundo de sueño, probablemente habría consecuencias en su vida real si muriera aquí. Tenían que salir de este mundo antes de que fueran asesinados con el resto de la humanidad.
… Supongo que tendré que buscar algo fuera de lugar.
Sin importar quién creara este mundo, su objetivo era que Willem y Nephren se quedaran aquí a largo plazo. Había una alta probabilidad de que usaran un método obvio para quebrarlos. Y si podía identificar eso, entonces sería más fácil pensar en las posibilidades de escape.


Nephren estaba leyendo a la sombra de un árbol.
Inexpresiva como siempre, pasó las páginas una tras otra.
Un pequeño grupo de niños estaba de pie a unos pasos de ella. Se escondían detrás de un árbol, mirándola.

“¿Qué están haciendo?”

Willem los vio desde una ventana del orfanato.

“Creo que es bastante obvio lo que pretenden.” Almaria se paró a su lado y soltó una carcajada no muy femenina. “La pequeña Nephren es un gran partido. Es educada, misteriosa e increíblemente buena en la esgrima.”

Bueno, ahora que lo mencionaba, tenía razón. Nephren no decía mucho, era difícil decir lo que estaba pensando, y no tenía mucho que decir sobre la forma en que manejaba la espada.

“Ella es tan pequeña, pero es mucho más fuerte que yo a nivel 8. Me hace sentir mal.”

Willem creyó escuchar algo. Iba a ignorarlo.

“Es por eso que los chicos están tan interesados en ella. Quieren que juegue con ellos. Pero ella tiene este aire difícil de penetrar, así que están esperando la oportunidad perfecta para hablarle.”
“… Ya veo. Es como una admirable hermana mayor para ellos.”
“Ah-ha-ha, exactamente.”

Era raro llamar a Nephren la hermana mayor de alguien, pero así era como todos los niños pequeños veían a la gente mayor a ellos.

“Supongo que ya son lo suficientemente mayores para pensar en esas cosas. Me alegra el corazón.”
“¿Eres lo suficientemente mayor para decir cosas como esas, Padre?” Almaria sonrió con picardía. “¿Entonces al final encontraste alguna amante?”
“Uh…”

En ese momento, el rostro de Chtholly vino a su mente.

“… Encontré a una gran mujer; entonces muchas cosas pasaron, y terminé proponiéndole matrimonio.”
“¿Huh?”
“¡Ah!”

Almaria y otro niño que a el no le importaba se congelaron.

“¿E-Enserio? ¿La conozco? ¿Es la Señorita Lillia? ¿O Emi? O, sorpresa, ¿es Suowong? … No es Nephren, ¿verdad?”
“Wow, sí que estás interesada. Y esa es una lista de nombres bastante rara.”

Lillia era Lillia, Emissa tenía novio, Suowong era un chico, y Nephren era una niña. Willem no pretendía proponer matrimonio a ninguno de ellos.

“Oh cierto, dijiste que conociste a la princesa Imperial hace tiempo… No me digas.”
“Ese es un gran salto.”

Él golpeó ligeramente la cabeza de Almaria por dejarse llevar.

“No la conoces. Ella es honesta y trabajadora y amable y malcriada y gruñona y simple y estúpida y básicamente una idiota.”

Él no creyó que estuviera siendo demasiado duro. Casi quería decir simple e idiota una vez más.

“… Huh.” Ella le dio una mirada de reojo. “Ya veo. Suena bastante parecida a ti.”
“Vamos…”

Él la traería. Haría que se conocieran.
Que bueno sería si pudiera.
Chtholly y Almaria. Probablemente se llevarían bien. Crecieron en ambientes similares y se preocupaban por cosas parecidas- probablemente se alimentarían de la energía de la otra bastante bien.
Entonces su principal tema de conversación probablemente sería insultar a Willem Kmetsch… No podía creer lo fácil que había llegado a esa conclusión.

“Oh, están entrando en acción.”

Willem miró de vuelta a los niños.
Marcharon directamente hasta donde estaba Nephren, le apuntaron con una espada de juguete, y estaban gritando ruidosamente, luego hicieron que la chica se parara y la arrastraron a jugar a los soldados con ellos.

“Wow, son bastante contundentes.”
“No tienen idea de como tratar a una chica. Supongo que eso los hace parecidos a ti.”
“Hey, espera. Yo no soy tan malo.”
“Lo tuyo es un poco diferente, pero es básicamente lo mismo.”

Era un poco difícil discutir contra eso. Todo lo que podía hacer era quedarse callado.
Clack. Clack, clack. Podían escuchar como las espadas de juguete chocaban unas contra otras.

“¡Oh cielos, mira, mira! ¡El rostro de Falco está rojo brillante! Que tímido.” Almaria repentinamente apoyó la parte superior de su cuerpo en el marco de la ventana, casi como si fuera a empezar a señalar. “Awww, son tan lindos…” murmuró con entusiasmo.

“Eres la más linda cuando haces eso, Allie…”

Él escuchó un estúpido murmullo a su lado.

“Oh, ¿estuviste ahí todo este tiempo, Ted?”
“Sí. Y por favor deja de intentar echarme a patadas reflexivamente, enserio.”
“Es algo grande que puedas evitar que te eche a patadas, Nivel 8. La próxima vez no me contendré y te arroje desde el cuello. Usaré suficiente fuerza como para aumentar tu nivel si sobrevives.”
“¡¿Entonces quieres decir que no sobreviviré?!”

Ted estaba esquivando fácilmente las patadas de Willem. Él comenzó a disfrutarlo y lentamente aumentó la velocidad de sus ataques.

“Parece que ustedes dos también se están llevando bien, ¿verdad?” Almaria los miró a los dos pareciendo satisfecha.
“Espera, para empezar, ¿por qué estás aquí, Ted?”
“Bueno, estoy aquí para ver como están todos, ¿sabes? Porque recientemente, ya sabes, he estado preocupado por todas esas cosas- ¡Bwuh!”

El tacón de Willem lo golpeó en el costado.
Ted se retorció de agonía, pero todavía llevando una brillante sonrisa. Que tipo tan habilidoso.

“¿Todas esas qué cosas?”
“Y-Ya sabes, esas cosas, los rumores de los sueños. ¿No has escuchado?”

Enserio, ¿de qué está hablando?

“Aparentemente, en estos últimos meses cada vez más personas han tenido sueños extraños en la noche. Todos sueñan sobre lo mismo, y corren rumores de que son un mal presagio. De acuerdo a lo que la Alianza le dijo al Gremio de Aventureros, todo tipo de personas en todo el continente han estado teniendo estos sueños.”
“… Sueños, ¿huh?”

Para Willem, este mundo ya era un sueño. Su único pensamiento al respecto era que las cosas se iban a complicar aún más si seguía escuchando cosas de sueños.

“Y también hay un poco de información extra.” Ted se levantó, sobándose el costado. “Sabes que últimamente han empezado a aparecer personas que caen en un estado comatoso sin razón aparente, ¿verdad? Dicen que personas que nunca se han enfermado de gravedad repentinamente dejan de despertar.”
“¿Enserio?”
“… Enserio. Los rumores dicen que es culpa de los sueños.”
“… ¿Qué?”

Almaria tembló ligeramente.

“Oh, perdón, perdón. No hay nada que temer, es solo un rumor.” Ted sonrió, con gotas de un sudor grasoso en su frente, como si estuviera soportando un gran dolor. Willem casi quería admitir que el hombre al menos tenía agallas. “Aún así, no hay muchos casos, y puede que solo sea una coincidencia. Pero hace que te preocupes, ¿verdad? Es por eso que hoy vine a ver a Allie con la excusa de asegurarme de que todos estuvieran bi- ¡Wuh!”

Tch, volvió a esquivar. Tiene buen ojo.
En el momento en que Willem pensó en hacer otro ataque, sonó el timbre.

“¿Hmm? ¿Un visitante?”
“Oh, puede que sea el nuevo prestamista de libros que abrió cerca. Sigo diciéndoles que no queremos ninguno, ya que solo tienen libros complicados, pero se aparecen cada vez que tienen algo nuevo.”
“De acuerdo, yo voy.”

Willem levantó una mano, deteniendo a Almaria que estaba por ir a la puerta frontal. Un tipo mayor probablemente era mejor para lidiar con visitantes insistentes y molestos.

“Mm… Está bien, puedes hacerlo, pero no te pongas muy violento, ¿de acuerdo?”
“¿Por quién me tomas?”
“Un rarito que no entiende los límites, Padre.”

Ha-ha, ella sí que me entiende. Ahora que tenía el entendimiento de su familia, iba a mostrarle a este huésped sin invitación la delgada línea entre la vida y la muerte.
Tronó su cuello y hombros mientras caminaba hacia la puerta.
El timbre volvió a sonar.

“Sí, sí, ya voy.”

Tomó el pestillo de la puerta, lo giró y la abrió.

“Perdón, pero nuestros niños no necesitan tus-“
“Hola Will.”

Su mirada se cruzó con la del visitante al otro lado de la puerta.
Tenía una barba de varios días alrededor de su boca y mentón, con una sonrisa burlona.

Sí que ha pasado tiempo. ¿Cómo has estado?”
“… Oh.”

Willem presionó su frente con la punta de los dedos, sintiendo un repentino dolor de cabeza.
Cierto. Él era esa clase de hombre.

“Tiempo sin vernos, Navrutri. Estoy bien como siempre, gracias.”

Él pretendía responder sarcásticamente, pero Navrutri asintió alegremente. “Me alegra escucharlo.”


“Hola, Allie, te ves tan hermosa como siempre.”
“Bienvenido, Navrutri. Y eres tan adulador como siempre.”
“Hey, lo digo enserio. De los brotes hermosos florecen flores igual de hermosas. No tengo duda de que crecerás para ser una dama adorable en un par de años- Todos los chicos se fijarán en ti. Te lo garantizo.”
“Claro, claro. Aceptaré como la mitad de lo que dijiste.”
“Aw, eso me entristece. ¿No puedes subir el porcentaje un poco…?”
“… Está bien, un segundo.” Willem cortó el animado intercambio. “Al, ¿conoces a Navrutri? No estoy seguro sobre Suowong y los demás, pero no recuerdo haberte presentado a este mequetrefe barbudo.”
“Él ha estado viniendo a vernos últimamente. Es tu amigo, ¿verdad, Padre?”
“… Navrutri. ¿Qué estás haciendo aquí?”
“Hmm, bueno, últimamente he venido mucho aquí por ordenes de la Iglesia. Pasé para ver si tú o el Sr. Nils estaban por aquí. Ambos están fuera la mayor parte de las veces, pero me alegra encontrarte hoy,” dijo él, con la audacia de verse completamente calmado.

Willem pensó que él era raro por querer ver a un rarito como el Sr. Nils- ese maldito maestro. Y se sintió algo vacío por ser tratado de la misma forma.

“Y por supuesto, ver a esta adorable señorita también se ha convertido en un importante objetivo, ¿sabes?”
“De acuerdo, Navrutri, ven y dime lo que quieres que escriba en tu tumba.”
“Ya para, Padre… Lo lamento, Sr. Navrutri. Él no entiendo bien las bromas cuando se trata de nosotros.”
“Pero no es una broma.”
“Y no planeo dejarlo pasar como una broma.”
“Chicos, basta. Cielos.”
“Dejando eso de lado, hoy vine a verte a ti Will, a pedirte un favor.”
“Está bien.” Prácticamente podía escuchar su propio rostro retorcerse. “¿No me dijiste el otro día que no ibas a abrirte conmigo?”
“Eso no tiene nada que ver con esto.”

Willem hizo todo lo posible para sonar sarcástico, pero Navrutri lo ignoró haciéndose el inocente.

“Hoy estoy aquí para hablar de un asunto diferente. Has escuchado los rumores, ¿verdad? ¿Eso de que cada vez más personas caen en un estado comatoso?”

Oh, eso.
Estaban hablando de eso hace un momento. Willem miró a Ted.
Aparentemente Navrutri se había hecho bastante famoso como Aventurero antes de convertirse en un Quasi Brave, y se habla de él casi como una leyenda entre los Aventureros. Parecía que Ted era parte de esos Aventureros, sus ojos brillaban con respeto desde hace rato.
Oh, vamos. Sí que lo tratas diferente a mí, aunque ambos somos Quasi Braves- él no podía evitar maldecir en su mente.

“Sí. Por lo menos lo he escuchado.”

Aunque no pensaba decirle que se acababa de enterar.

“Entonces esto será fácil. True World está detrás de eso.”

… ¿Qué?

“¿Qué clase de nombre es ese? Suena a gente que se dejó llevar cuando era joven y un par de años después lo está lamentando,” murmuró Ted- algo que Willem creyó escuchar en alguna otra parte.

“Para resumir, son una organización herética con poder militar. Will, nuestros adorables compañeros, y yo los aplastamos hace dos años. Pero parece que recientemente han estado planeando su regreso.”
“… Estaban investigando la apropiación de armas encantadas, ¿verdad? ¿Pero por qué causarían casos indiscriminados de personas comatosas?”
“No conozco los detalles. Pero se estima que solo es una parte de la investigación que están llevando a cabo. Básicamente están desarrollando un encantamiento que produce resultados perfectos, aunque sus sujetos sean elegidos al azar. Y supongo que al mismo tiempo están desarrollando tecnología para transmitirlo libremente en un amplio rango.”

Un profundo escalofrío recorrió la espalda de Willem. Navrutri lo dijo despreocupadamente, pero si lo que dijo se hacía realidad, ese nivel de tecnología podía fácilmente destruir el planeta.
… Oh, espera.
Ahora que lo pensaba, algo de esa escala era obvio.
Después de todo, era un hecho histórico que el mundo acabaría después de esto. No estaba seguro de cómo se relacionaba con el nacimiento de las Bestias, pero ciertamente tenía algo que ver con esta tecnología de encantamientos de punta.

“El Consejo Imperial reconoció el peligro de la situación y pidió a la Alianza que llevara a cabo una investigación. Aunque el incidente está llegando a cada rincón del continente, por ahora quieren que la investigación siga enfocada en territorio Imperial. Lo que significa que al Gremio de Aventureros de Gomag pronto se le pedirá su cooperación.”

Las orejas de Ted reaccionaron.

“¿Y yo que tengo que ver con esto?” Preguntó Willem.
“Bueno, de hecho, la Iglesia me pidió que consiguiera un Quasi Brave para ayudar con la investigación en Gomag. Estaba a punto de ser forzado a hacerlo.”

Esto es raro, pensó.
No era raro que los Aventureros y los Braves trabajaran juntos. Lo hacían cuando se trataba de subyugar monstruosidades especialmente peligrosas, cuando se trataba de laberintos subterráneos colapsados que dispersaban miasma en el área circundante- cuando una pared insuperable se alzaba frente a ellos, era natural que aquellos que tenían el poder de resolverlo trabajaran juntos. Incluso en la batalla contra los Visitantes, que sucedió hace poco, tres Aventureros (Emissa, Kaya y Hilgram), le dieron una mano a la Regal Brave, Lillia.
Sin embargo, eso era básicamente cuando la misión se trataba de someter o romper algo a golpes. Para empezar, no había mucho que los Braves pudieran hacer en misiones en las que no era seguro que habría pelea.
Supongo que no importa.
De todas formas era Navrutri el que iba a trabajar.
Probablemente vino aquí a forzar ese trabajo en Willem, pero él no iba a dejar que eso pasara.

“Me alegra que tengas trabajo. Espero que trabajes duro.”
“Aw, vamos. ¿Crees que puedas hacerte cargo por mí? Es para ayudar a gente en problemas, ¿sabes?”
“Tú eres el que está en problemas.”
“Sí, probablemente.” Navrutri se rascó ligeramente la cabeza. “Sé que parezco relajado, pero en realidad estoy bastante ocupado. Mi misión actual podría realmente involucrar el destino de todo el mundo.”

Por supuesto. Las Diecisiete Bestias serían completadas pronto, así que si no detenían las ambiciones de True World en seco, entonces el mundo sería destruido.
Más bien, no podrían detenerlos, y serían aniquilados.
Willem lo sabía bien.

“… Um. Perdón. ¿Les importa?” Almaria cortó la improductiva conversación. “Todas esas personas que se duermen para nunca despertar tienen los mismos sueños, ¿verdad?”
“Eso es lo que he escuchado. Todavía no hay prueba de que esté relacionado, pero hay cosas que sugieren que los sueños están conectados con lo susceptible que alguien es a una maldición.” Asintió Navrutri.
“¿Y saben qué tipo de sueño es?”
“Claro. Los puntos clave del sueño parecen ser un desierto gris alrededor y un extraño e intenso sentimiento de nostalgia.”

Almaria miró a Ted, que asintió rápidamente un par de veces.

“… ¿Padre?”

Nerviosamente, ella se giró hacia Willem.

“¿Qué?”

Todos miraron a Almaria, y ella habló en un débil suspiro:

“¿Qué debería hacer? Siempre he tenido ese sueño.”
“… ¡¿Tú qué?!”

Los hombros de Willem cayeron con tanta fuerza que bien podrían haber astillado el suelo.

“Ah-ha-ha, no tienes de qué preocuparte, Allie.” Dijo Navrutri, con demasiada alegría para el gusto de Willem. “Este Brave veterano de aquí resolverá el misterio para ti de inmediato.”
“Enserio me hace enojar escuchar a alguien que tiene mucha más experiencia decirme eso…”

Él se agarró la cabeza.
Esto era un sueño. Esta Almaria era falsa. Él sabía eso. Estaba racionalmente al tanto de eso.
Pero aún así.
Esta cosa tenía la forma de Almaria y hablaba con la voz de Almaria y le decía ‘Padre’ con la sonrisa de Almaria, y ni en un millón de años Willem Kmetsch podría abandonar a su hija.

“Está bien.”

Nunca.

“Maldita sea. Voy a tomar el trabajo, ¿de acuerdo? Lo haré.”
“Sabía que lo harías.”

Navrutri sonrió. Willem quería golpearlo.

“- Sabes que no hago esto para facilitarme las cosas, ¿verdad? Se correrá la voz de que sigues vivo por toda la tierra a través de la Alianza por estar trabajando con el Gremio de Aventureros.” Navrutri cerró un ojo. Debe haber practicado mucho, porque su guiño fue perfecto. “Tantas personas estaban tristes de que no hubieras vuelto. No estoy diciendo que deberías mostrarte a todos, pero al menos deberías hacer saber a todos que estás a salvo para que se queden tranquilos.”
“Bueno…”

Por supuesto, ya había pensado en eso.
Pero preocupación, alivio, y todo lo demás no eran más que sensaciones fantasma en este mundo. Cuando pensó en lo rápido que se desvanecería, no sentía muchas ganas de hacerlo.

“… En realidad no quiero preguntarlo en este contexto, ¿pero qué está haciendo Lillia?”
“Ahhh.” Navrutri dudó, su expresión se oscureció. “Ella realmente salió mal parada de la batalla con los Visitantes. Ha estado en un hospital de la capital desde entonces.”
“Oh.”

A él no le importaba, enserio.
Este era un mundo falso con una falsa Lillia. Y a diferencia de Almaria, ella estaba en la capital Imperial, así que ni siquiera podía ver su rostro.
Pero aún así. Si esa talentosa cucaracha se las arregló para sobrevivir de alguna forma, probablemente podía tomárselo como buenas noticias.

“¿Hmm? Así que estás preocupado por ella, ¿verdad?”
“En un nivel muy general, como ‘preocupado porque es nuestra compañera’.”
“Ahí vas otra vez. No tienes que ser tan tímido, ¿sabes? El amor puede arreglar o romper el mundo.” Él palmeó la espalda de Willem. “Y por eso, puedes dejarme a Allie a mí, ¿de acuerdo? No te preocupes- al menos tengo la decencia de esperar a que crezca.”

Willem formó un puño.
Tomó postura para una embestida letal que le enseñó el mismo Hilgram Moto.

“… Está bien, está bien. Entiendo- puedes abrir el puño. Esa es la postura inicial de dragón purulento, ¿verdad? Es lo que usaste para matar al dragón oxidado, ¿verdad? Ser golpeado por eso dolería mucho, ¿verdad? ¡Haría explotar el cuerpo de una persona, ¿verdad?!”

Nephren, finalmente liberada de los impíos chicos, entró a la habitación e inmediatamente inclinó la cabeza en confusión.


AnteriorÍndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s