I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 2 – Capitulo 9 – Parte 2

Parte 2

Nuestro grupo (menos Halkara), fue llevado a la habitación para huéspedes de honor.
Era una habitación lo suficientemente grande para que todas durmiéramos juntas, como la del leviatán; aparentemente, quedarse en una habitación grande como grupo era parte de la cultura demoníaca.

«Me disculpo por los inconvenientes, pero por favor eviten salir hasta mañana. Esta habitación tiene adjunto un baño, y sus comidas serán traídas en los momentos apropiados.»

A primera vista, el demonio nos habló educadamente, pero el mensaje era, No salgan de esta habitación.
Sin embargo, el arresto domiciliario era algo bueno. No nos iban a observar en todo momento, así que habían muchas cosas que podíamos intentar.
Cierto. Todo tipo de cosas.

«De acuerdo. La situación ha tomado un giro para mal, pero es obvio lo que tenemos que hacer,» dije después de que todas se sentaran. «El rey demonio mismo es una persona razonable, y no puedo imaginar que vaya a morir por un solo ataque como ese. Por esa razón, me gustaría preparar una medicina para despertarla. Eso tomará menos tiempo que crear un hechizo de Recuperación.»
«Lady Azusa, asumiendo que pensaremos en como llevarle la medicina más tarde, ¿cómo pretende preparar la medicina? Esta habitación está cerrada. Seguramente haya guardias en la entrada y en el pasillo.»

Señale hacia atrás de Laika.
Ella se dio la vuelta, y entonces entendió lo que estaba intentando decir.

«Quiere decir que saldrá por la ventana e intentará buscar hierbas para usar como ingredientes para la medicina, ¿correcto?»
«Así es.»

Me puse de pie y fui a mirar por la ventana, específicamente hacia abajo. Parecía que estábamos en el cuarto piso.

«No hay guardias aquí. Mientras podamos volar, podemos escapar. Iremos a recolectar cosas que podrían servir como ingredientes para la medicina. Si me traes todas las plantas que encuentres, elegiré las que puedo usar.»
«Pero Hermana, ¿dónde vamos a encontrarlas? La mayoría de la tierra alrededor está pavimentada con piedra, y ni siquiera el pasto crece por aquí.»
«Rosalie, ve tú a buscarlas.»
«¿Huh?»
«Primero, revisa el área afuera. Esto es una fortaleza de los demonios. Eso significa que es probable que haya jardines con vegetales y hierbas medicinales cerca del castillo, después de todo necesitarían esas cosas durante un asedio. Aunque no haya nada como eso, debe haber jardines decorativos, y sospecho que tendrán todo tipo de plantas.»

Incluso cuando se trata de castillos japoneses, muchos de ellos tienen arboretos plantados alrededor hasta el día de hoy. Algunos probablemente fueron creados después de la era Meji, pero imagino que no era raro que los señores feudales usaran sus vastas tierras para cultivar varias plantas.

«¡Entendido! ¡Por el bien de la Hermana Halkara!»

Rosalie atravesó la pared para salir afuera.
Por ahora, rezaré para que haya un área con plantas. Mientras tanto...
Abrí la puerta y, como esperaba, había un demonio haciendo guardia.

«Disculpe, me gustaría tomar un poco de medicina en polvo. ¿Podría traerme un vaso y una cuchara?»
«Ya hay un vaso en su habitación. Sin embargo, imagino que no querrá usar el mismo para la medicina; le traeré otro, ¿junto con una cuchara y un poco de agua?»

La expresión del guardia era fría, pero sí aceptó mi petición.
Iba a usar esos implementos para hacer la medicina.
Entonces, antes de que llegara la cuchara, Rosalie volvió. No tardó tanto como esperaba.

«Hermana, tenías razón. ¡Hay un área en el castillo con todo tipo de plantas!»
«¡Genial! ¡En ese caso, iré a ver!»
«Lady Azusa, yo me haré cargo.» Laika se mantuvo tranquila, y me detuvo. «Si la persona que trae la cuchara se entera de su ausencia, complicará las cosas.»
«Es cierto… ¿Pero puedes volar en esa forma, Laika?»
«También puedo tomar esta forma.»

El cuerpo de Laika se transformó en el de un pequeño dragón, más o menos del tamaño de una persona.

«Puede que no sea el momento para esto pero… ¡que linda!»

¡¿Qué es esto?! ¡Esa forma sería súper popular como mascota!

«Los dragones pueden vivir transformados en humanos, así que también es posible transformarse en un dragón pequeño. Ya que normalmente no es necesario hacerlo, no estoy muy acostumbrada, pero…»

De hecho, me gustaría que se quedara en esa forma para siempre, pero sería grosero decir eso, ¿verdad?

«En esa forma, podrás escabullirte y reunir hierbas medicinales silenciosamente. ¡Por favor hazlo, Laika!»

Mientras Laika no estaba, tomé la cuchara, el vaso y una jarra de agua del guardia.
Si me faltaba algo, podía usar el té gratis y otras cosas en la habitación para arreglármelas.
Falfa y Shalsha no tenían nada que hacer, así que cerraron los ojos y comenzaron a rezar.
Hay niñas rezándote, así que haz algo sobre esta situación.
Poco después, Laika entró por la ventana. Sus brazos de mini-dragón estaban llenos de plantas.

«¿Cree que esto sea suficiente? ¡En términos de variedad, creo que hay bastante!»
«¡Bien hecho, Laika!»

Las plantas eran considerablemente diferentes a las que estaba acostumbrada. El clima era demasiado diferente, así que probablemente era inevitable.
Aún así, varias de ellas parecían ser especies relacionadas, así que debería funcionar.

«Esto es similar al cardo, ¿verdad? ¿Y es de la familia aster? De acuerdo, esto debería funcionar.»

Molí varias de las plantas hasta hacer una pasta y las sequé usando fuego.

«Um, Lady Azusa… ¿Esto tendrá algún efecto medicinal?»

Laika era mi aprendiz, así que notó algo raro sobre mi elección de plantas.

«Ninguno. Simplemente es muy irritante y extremadamente amargo.»
«¿Qué?»
«Los seres vivos reconocen las sustancias amargas como veneno. Después de todo, si los venenos fueran deliciosos, sólo comerían eso y morirían. Hay varias excepciones, pero como regla, la comida que es deliciosa o dulce es segura y necesaria para la supervivencia, y las cosas amargas no son para comer.»

Los humanos se han vuelto extravagantes, y en una era en que es posible comer muchas cosas dulces, esta forma de experimentar el sabor también ha cambiado. Ahora algunas personas dicen que la amargura de la cerveza y el hígado de pescado es deliciosa.
Aún así, eso es medianamente anormal dadas las leyes que gobiernan a los seres vivos. A los niños les gustan los dulces, y así es como realmente debería ser.
Si sigues ese principio básico…

«Si ponen algo amargo en tu boca, lo rechazarás e instintivamente intentarás escupirlo. Eso la despertará… o al menos debería.»

Por favor que funcione.
No me tomó mucho hacer la medicina misma.
El vaso estaba lleno de una sustancia verde viscosa. Era obvio que era algo amargo con solo verlo.

«Si ponemos esto en su boca, creo que la amargura extrema la despertará.»

Este tipo de juego de castigos salía mucho en TV. Hacían que la gente bebiera té demasiado amargo y cosas así.
Ya que la gente sospecharía si festejaba en voz alta, Falfa estaba usando gestos para expresar las palabras «¡Woo-hoo! ¡Está lista!» sin decir nada.

«De acuerdo, ahora la pregunta es, ¿cómo vamos a llevar esto a donde el rey demonio duerme?»
«¿Sabes donde está?» Preguntó Shalsha.
«Honestamente, no tengo idea. Ella colapsó, así que ni siquiera estoy segura de que esté en su habitación. Puede que esté en un lugar especializado para tratamiento médico.»
«¡Hermana, puedo pasar por las paredes! ¡Así sabremos donde está!»

Rosalie mantuvo las manos frente a su pecho, demostrando lo entusiasmada que estaba.
Cierto, ella probablemente era la mejor para este trabajo, pero…

«Beelzebub te vio, y es muy posible que los otros demonios podrán verte también. Tampoco tienes habilidades para trabajar encubierta. ¿No te encontrarán?» Ella salió hace un rato, así que salir era fácil. Pero si buscaba en el interior del castillo, la posibilidad de ser encontrada por los guardias sería mucho mayor. «Lo siento, pero la vida de Halkara depende de esto, así que preferiría algo más seguro. Además, si fallara, me sentiría mal por pasarte toda la responsabilidad a ti.»
«De acuerdo… Tienes razón… De todas formas no soy más que un fantasma delincuente…»

Acepté los sentimientos de Rosalie pero rechacé su oferta. Dicho eso, seguíamos sin tener una forma de resolver la situación.
Justo en ese momento, la ventana hizo ruido.
¡Oh, no cerramos la ventana! ¿Se enteraron de que salimos? Pero si iban a comprobarlo, entrarían por la puerta y no la ventana, ¿verdad?

«Me alegra tanto que estuviera abierta…»

La que estaba entrando era la subordinada de Beelzebub, Vania.

«¡¿Qué estás haciendo aquí?!»
«Lady Beelzebub me dijo que le trajera esto. Es un mapa de las instalaciones relacionadas al Castillo Vanzeld. La imagen completa es un secreto militar; no hay documentación, y es dudoso que alguien esté bien informado, pero…»

Vania se veía aliviado después de lo que probablemente fue una maniobra muy estresante.
Lo que trajo definitivamente eran planos.

«Su Majestad se encuentra en una oficina de primeros auxilios en un edificio separado de dos pisos. Si la despierta, las cosas deberían solucionarse de alguna forma, o eso dice Lady Beelzebub.»
«¡Gracias! ¡Lo que nos acabas de dar es información muy importante!»

Justo en ese momento, el guardia fuera de la habitación abrió la puerta.
Casi al mismo tiempo, Laika lanzó a Vania por la puerta del baño.

«Escuché una conmoción.»
«Oh, lo siento. Hay niñas pequeñas aquí, ¿sabes? Y estaban jugando…»
«Este castillo es tan opulento que es increíble. ¡Tan pintoresco e intrigante!» Dijo Shalsha, intentando sonar como una niña emocionada. La forma en la que habló no fue infantil, y parecía bastante sospechosa.
Falfa tiró de Shalsha, corriendo alrededor de la habitación ruidosamente.

«¡Siiii! ¡Es tan grande! ¡Tú también corre, Shalsha!»
«Bueno, este edificio no es de construcción barata, así que el sonido no llegará al piso de abajo. Pueden hacer lo que quieran.»

Parece que eso convenció al guardia. Eso estuvo cerca…
Vania emergió del baño, agarrándose la cabeza. «Me golpee la frente.»

Esta chica parecía meterse en una sorprendente cantidad de problemas; se parecía mucho a Halkara.

«Estoy agradecida por el mapa. El problema es cómo llegar ahí.»

No había forma de que simplemente dejaran que cualquiera entrara al lugar donde el rey demonio yacía inconsciente.

«Tengo un hechizo de Transformación, pero si hay demonios que puedan ver a través del hechizo, sería peligroso… No creo poder engañar a un demonio de alto rango.»
«Lady Beelzebub me mandó con un plan para lidiar con eso.»
«¡¿Enserio?! ¡Perfecto!»

Supongo que le debo otro favor a Beelzebub. Si alguna vez se postula para algún tipo de oficina pública, daré un discurso de apoyo.
Vania sacó una vincha con cuernos.
Y una cola falsa.

«Póngase esto y finja ser un dem- Um, Bruja de las Colinas, su rostro da miedo…»
«¡No hay forma de que esta utilería barata los engañe! ¡Deja de bromear!»

Vamos, esta es una situación de vida o muerte para Halkara.

«No, es enserio. Tanto los cuernos como la cola son de animales salvajes, así que no puedes decir que son falsos con solo verlos. Si agrega una capucha para esconder la vincha, funcionará de alguna forma.»
«¿Qué hay de la cola?»
«Traje ropa de demonio con un agujero en la retaguardia.»

Hmm… Tenía problemas con esta idea, pero tal vez sea nuestra única opción. Además, si me cambio de ropa, será más difícil reconocerme.

«Póngase este atuendo y le diremos a la gente que eres un médico para ir con el rey demonio. Yo la guiaré. E-Enserio preferiría no hacerlo, pero Lady Beelzebub me lo ordenó, así que…»

Vania se veía deprimida, probablemente imaginando algo negativo.

«Si nos descubren también serás asesinada, ¿verdad?»
«¿Cómo se convirtió en algo tan serio? Es un completo misterio…»

Es culpa de Halkara. Lo siento.

«Planeo acercarme tanto como pueda al rey demonio. ¿Crees que podamos hacerlo?»
«Sí. El colapso del rey demonio es una situación de emergencia, así que es muy posible que los sirvientes no sepan en detalle cuál doctor fue enviado. Si decimos que eres un médico, puede que podamos acercarnos… O al menos eso quisiera creer.»

No teníamos idea de si esto iba a funcionar, pero íbamos a hacer todo lo que pudiéramos.

«De acuerdo. Vania, guíame.»
«Sí, entendido. Saldremos por la ventana, entonces nos abriremos camino hasta el rey demonio con el pretexto de que eres una doctora.»

Entonces tenía que dejar instrucciones para el grupo que se iba a quedar.

«Laika, si el enemigo viene aquí, toma a mis hijas y huye. No pretendo perder, así que me encontraré contigo en alguna parte.»
«Sí, y por mi parte, protegeré a estas dos, sin importar que,» respondió Laika.
«Rosalie, tú ve con Laika. Eso o haz uso del hecho de que eres un fantasma para escapar a alguna parte donde los demonios no puedan encontrarte.»
«Me esconderé en las paredes. No creo que los demonios puedan verme ahí.»

Eso tiene sentido. A menos que tengan visión de rayos x, no deberían poder.

«En ese caso, buena suerte para todas. ¡Y deséenme suerte también!»


AnteriorÍndiceSiguiente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s