SukaSuka – Volumen 4 – Capitulo 3 – Parte 5

Parte 5: La chica del cabello escarlata

Casi la vieron.
La chica presionó su palma contra su pecho, sintiendo el rápido latir de su corazón.
Respiraciones profundas, adentro y afuera. Lentamente, su pulso se estabilizó.
Manteniéndose oculta en un lugar vacío, la chica urgentemente intentó calmar su corazón.

¿Qué pasa? ¿Por qué te detuviste y ocultaste de repente?

Llegó la voz de una mujer desde el espacio vacío junto a la oreja de la chica.
El aire osciló ante los ojos de la chica. Como un vaso transparente siendo llenado con una bebida, un pez volador con escamas bermellón apareció ante ella.

… El chico al que estabas mirando se ve algo raro. El color de su alma permaneció intacto. No debería seguir conectado a su cuerpo real.
“… No, no debería…”
¿Oh? ¿Y por qué estás toda colorada? Yo diría que es un buen joven. ¿Te enamoraste de él?
“¡Nu-uh, claro que no!”

La chica miró directamente al pez celestial.

“¡Ese era Willie! ¡Él no debería estar aquí!”
Will… Ahhh, ¿el segundo oficial que esa chica conoció arriba en el cielo?

La chica asintió frenéticamente. Su rostro estaba tan rojo como una langosta hervida.

Oh vaya. ¿Sabes lo que eso significa? ¡Él probablemente quiere salir tanto como nosotras, así que tal vez nos ayude si le revelamos quienes somos!
“No podemos. Él probablemente me odia.”

Ella apretó los puños.

“Él se enojaría mucho si supiera quien soy.”
… Sí que estás creando una relación problemática para ti antes de siquiera conocerlo.”

La cola del pez celestial se movió con irritación.

Pero si tú lo dices, supongo que lo haremos por nuestra cuenta. La fecha podría retrasarse un poco, pero el día llegará pronto. Cuando eso pase, deberías buscar dónde estás en este mundo y liberarla.

El pez celestial dio un giro en el aire y se volvió a desvanecer.

“Está bien,” respondió la chica mientras asomaba lentamente la cabeza fuera del callejón.
Intentó encontrar al joven entre la multitud.
No pudo encontrarlo. Él se había ido a alguna parte hace un rato.

¿Sigues pensando en él?
“… En realidad no. De todas formas no es tan guapo. No tengo mal gusto como Chtholly.”

La chica sacudió la cabeza y volvió a meterse al callejón.

Obsesionada con la apariencia, ¿no es así?

El lento atardecer ocultó a la chica.


AnteriorÍndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s