Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 24

Capitulo 24

“¿Un cuarto oscuro…?”
“Sí, así es. Yo mismo no conozco los detalles.”

Vermudol recordó la tenue figura que permanecía en su interior.
La figura de quien conoció antes de convertirse en Vermudol.
La figura de quien creó a Vermudol.
Él no podía recordarlo con claridad.
Era porque el que tuvo el encuentro fue alguien que se convirtió en material para Vermudol, y no el propio Vermudol.
Aún así, esa figura aún permanecía dentro de Vermudol.
Alguien… con ojos negros.
Cabello negro que parecía convertirse en uno con la oscuridad.
Lo que escondía su pequeño cuerpo era un vestido negro.
Una habitación negra que parecía no tener fin.
Sentada en el trono que flotaba en ese espacio, había una niña de negro.

“Si mal no recuerdo… Ichika la llamó… Esa Persona.”
“Esa maldita… Así que realmente lo estaba ocultando.”

Rokuna chasqueó la lengua, pero inmediatamente se giró hacia Vermudol y le hizo una pregunta.

“Entonces, ¿exactamente cómo te encontrarías con esa chica de negro? O más bien…”
“¿Qué?”
“Ella creó a Ver-cchi. ¿Qué clase de monstruo es? ¿No sería ese al que llaman el Dios de la Vida?”

En respuesta a la razonable pregunta de Rokuna, Vermudol lo negó sacudiendo su cabeza de lado a lado.

“No, esa chica es diferente. Probablemente es un Dios o algo del que no se habla en las leyendas de Remfilia.”

Vermudol confiaba en eso.

“Un Dios huh… ¿Deberíamos intentar construir un templo o algo?”
“Sería fácil si ella descendiera solo con eso pero…”

Escuchando la respuesta de Vermudol, Rokuna suspiró.

“Ver-cchi. Odio la falta de voluntad. Tienes algún tipo de pista, ¿verdad? Dilo de una vez.”
“Nn, sí. Tengo una pista pero… no voy a poder mostrártela.”
“No entiendo lo que intentas decir.”

Vermudol inhaló y respondió.

“Magia de Invocación.”

Ese era el nuevo tipo de magia que Vermudol vio en el territorio de la humanidad.

“Magia de Invocación… ¿Es algo que puede llamar a un Dios?”
“No lo sé. Pero, parece ser magia que llama a una existencia que posee alguna clase de poder con palabras clave llenas de poder mágico como intermediarias.”
“Una existencia que posee poder… Me pregunto si tiene algún punto en común con la Magia de Transferencia.”
“Honestamente, no tengo idea. Siento que podría funcionar si se usa bien, pero…”

Al escuchar las palabras poco confiables de Vermudol, Rokuna se encogió de hombros.

“Ver-cchi, esta charla avanzaría rápido si simplemente usaras esa Magia de Invocación o lo que sea.”
“Probé el encantamiento, pero no pude usarla.”
“Ya veo. ¿Eso significa que memorizaste el encantamiento?”
“Sí.”

Era el encantamiento para la Invocación del Espíritu de la Espada que Sharon, la estudiante de la Escuela de Aventureros de Edius recitó en la batalla contra los Ogros… contra el grupo de Gudion en el territorio de la humanidad.

Mi frágil ser implora.
Imploro por una espada.
Imploro por un agente.
Aunque mi cuerpo es frágil, mi corazón es fuerte.
Mi corazón se ha convertido en una espada, y desea la oportunidad de ser blandida.
Por lo tanto, o agente, ven a mí.
Te imploro que vengas aquí a ejecutar mi voluntad.
Manifiéstate, Espíritu de la Espada.

Cuando Sharon terminó este encantamiento, apareció un espadachín que brillaba uniformemente de azul.

“Fuu… Nn. Bueno… no será inmediatamente pero… Supongo que vale la pena investigarlo.”
“Sí, por favor hazlo.”

Rokuna asintió hacia Vermudol, entonces llevó su mirada hacia Ichika, que estaba dando instrucciones al equipo de rescate.

“Aunque hay algunas cosas que quiero preguntarle… probablemente no confesará.”

Diciendo eso, Rokuna chasqueó la lengua.
Ichika sin duda sabía algo sobre esa existencia divina.
Sin embargo, probablemente no hablaría de ello…
Para la invocación de esa existencia divina, probablemente habría que basarse en la memoria fragmentada de Vermudol.
Ella comenzó a pensar… Hay una existencia o algo que creó a Vermudol, y si no era el Dios de la Vida Philia, lo más probable era que esa existencia fuera el Dios de los Mazoku.
Rokuna no sabía como eran en realidad las cosas, pero decidió… provisionalmente darle el nombre de “Dios Demonio”.

“La invocación de un Dios Demonio… Bueno, ese es un tema interesante.”

Murmurando eso, Rokuna se forzó a pensar de forma positiva.
Si le dejaban el resto a Ichika y Sancreed, entonces seguramente no habría problemas.
Rokuna sintió que estaría bien volver al castillo e investigar el nuevo tema que se la había encomendado.

“Ver-cchi. Voy a ir de inmediato a intentar verificar esto en la biblioteca.”
“Sí, te enviaré ahí.”
“¿Qué estás diciendo?”

Rokuna se giró hacia Vermudol con confusión cuando él estaba a punto de activar Magia de Transferencia.

“Ver-cchi, necesito que me des información más detallada. Como lo que pasó antes y después de esa Magia de Invocación o lo que sea, y los movimientos que hizo la cosa que fue invocada. También sobre la que usó esa magia. Tengo que escucharlo todo. No pensarás que vas a dormir esta noche, ¿verdad?”
“Bueno… Es cierto. Entiendo.”
“Haría que me ayudes aunque no lo entendieras.”

Vermudol asintió con una sonrisa irónica.
Siendo el que le pidió que hiciera todo esto, era imposible escapar.
Más bien, si la investigación fuera a avanzar por su ayuda, Vermudol pretendía cooperar con gusto.

“Bueno, volvamos de una vez.”
“Sí, ahora mismo. -Portal.”

Con la Magia de Transferencia de Vermudol, ambos fueron envueltos en luz y se desvanecieron.
La invocación de un Dios Demonio con Magia de Invocación.
La investigación para la preparación de una carta del triunfo empezó así.


AnteriorÍndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s