Yuusha ni Horobosareru – Volumen 2 – Capitulo 26

Capitulo 26

El Reino San Altlis tenía el Gran Templo Altlis y la Escuela de Aventureros Edius, y era una de las cuatro grandes naciones en el territorio de la humanidad.
Fue el país que una vez invocó al Héroe Ryuuya, y es el origen de la leyenda.
Y actualmente, también es el país en que las voces que claman la supremacía Humana eran más fuertes.
El argumento de rechazo Semi-Humano, la ideología de supremacía Humana estaba basado en las leyendas transmitidas por el Gran Templo Altlis que ponía su fe en el Dios de la Vida Philia.
En las leyendas, el Dios de la Vida Philia creó a los Humanos, y después de eso, varias razas fueron creadas para completar lo que hoy se conoce como humanidad… ese era un verso de las leyendas.
Esto fue interpretado ampliamente, y eso creó la teoría de que los Humanos eran la raza superior entre la humanidad, o que eran la raza original… consecuentemente haciendo que las demás razas fueran mezclas impuras.
Ese tipo de ideología retorcida fue una vez un rumor incomprensible.

Sin embargo, estaba la existencia de los “Hombres Bestia”.
Los Hombres Bestia eran miembros de la humanidad, una raza de Humanos con partes animales… tales como orejas y colas.
Como características principales tenían una resistencia y fuerza física mucho mayor que los Humanos pero menos que los Metalio.
Más agilidad que los Humanos pero menos que los Sylphid.
Más poder mágico que los Metalio pero menos que los Humanos.
Y sentidos más agudos que las demás razas.
Además, había muchos de ellos con personalidades sociables con las que podían llevarse bien con cualquier raza, y ocasionalmente, su deseo de monopolizar era fuerte.
Era una raza con pocos factores que odiar, y se dice que incluso el Héroe Ryuuya, cuando vio a un Hombre Bestia por primera vez, demostró una apasionada buena voluntad hacia ellos.
Sin embargo, la existencia de los Mazoku conocidos como Beastia les dio una buena excusa a los supremacistas Humanos.
Los Beastia son un raza cuyas cabezas tienen la forma de animales pero sus cuerpos son similares a los de los Humanos. Sería más rápido describirlos como animales humanoides.
Ya que sus habilidades físicas estaban a la par con las de los animales, para la humanidad, eran extremadamente molestos como enemigos.
Cuando la existencia de los Mazoku conocidos como Beastia se confirmó, los supremacistas Humanos comenzaron a decir que los Hombres Bestia nacieron como resultado de una mezcla de Humanos y Beastia.
Con eso como punto de partida, aquellos que detestaban a los Mazoku simultáneamente apoyaron la teoría. Poco después, se alzaron voces que decían “si los Hombres Bestia tienen la sangre de los Beastia, que son Mazoku, entonces deberían ser rechazados”, y así, la palabra “Semi-Humano” y esa forma de pensar fueron creadas.
Aunque los Beastia y los Hombres Bestia tenían puntos en común, no había forma de verificar esa relación.
Además, aunque los Hombres Bestia tuvieran sangre de Beastia… sangre Mazoku, eran independientes como raza, y los Hombres Bestia viviendo pacíficamente en el territorio de la humanidad no habían cometido pecado alguno.
Por eso, al principio no había mucha gente que aceptara esa forma de pensar.
Sin embargo, los supremacistas Humanos se tomaron su tiempo, gradualmente clasificando a todas las demás razas como “Semi-Humanos”, e impregnaron esa forma de pensar que traía discriminación.
El lugar en el que echó raíces más fuertes fue el Gran Templo Altlis… Y eso causó al situación actual.

“… Hmph, que estúpido.”

Un cuervo murmuró desde el techo del Gran Templo Altlis.
Naturalmente, no era simplemente un cuervo, sino una Mazoku llamada Ein.
Siendo una variedad superior del monstruo aviar llamado Ave Sombría, así como también un tipo de “Majuu” que podía tomar forma de Majin, Ein se infiltró en el Reino San Altlis por orden de Rokuna.
El cuerpo de Ein tembló por el gran deber que se le encomendó cuando escuchó que esta tierra había dado nacimiento al Héroe, pero luego de venir aquí, solo podía pensar en este país como algo sin valor.
Un camino lleno de Humanos… no, un camino solo con Humanos.
En los callejones desiertos, había gente hablando con entusiasmo sobre el estúpido argumento de discriminación.
Había borrachos, rufianes, y gente que eran igual que la basura que atacaba a aquellos de su misma raza por razones estúpidas, robaban bienes y mataban.

“Me asombra que tipos como estos todavía no hayan perecido.”

Honestamente, era una molestia estar en un país como este.
La región había caído en la ruina, tipos llamados bandidos estaban por todos lados, y tipos llamados Aventureros mataban a esos tipos.
Cuando Goblins descerebrados ocasionalmente actuaban violentamente, también eran exterminados por Aventureros.
Y entonces estaban los Alva.
Esas criaturas con las que no se podía dialogar y que habían atacado a Ein varias veces.
Por supuesto, ella había tornado la situación a su favor, pero… Honestamente, no podía pensar en ellos como camaradas Mazoku.
Cuando esos Alva aparecieron aquí, Ein notó que hacían movimientos extraños.
De alguna forma, parecía que estaban intentando ponerse en contacto con un Humano en particular.
El que intentaba contactar a ese Humano no parecía ser un simple Alva.
La primera impresión de Ein cuando lo vio fue la de un comandante entre los Alva.
Hace unos días, Ein intentó un ataque preventivo en su contra, pero se decepcionó por su inesperada debilidad.
Eso, que se podía decir que lo único que tenía a su favor era la apariencia, ocasionalmente aparecía e intentaba ir hacia donde se encontraba “cierto Humano”.
Ya que esos movimientos le molestaban, Ein acabó monitoreando sigilosamente a ese Humano.
Hoy también, ella estaba haciendo reconocimiento.
El Humano se llamaba Kain Stagius, y parecía ser estudiante en un lugar llamado Escuela de Aventureros.
Hoy, parece que se iba a encontrar con una chica llamada “Senpai” que estaba relacionada al Gran Templo Altlis.
Por lo que podía ver, Kain parecía poseer algún tipo de factor que lo hacía popular con las mujeres, y cada día pasaba tiempo con varias chicas.
Sin embargo, tal vez su audición era mala, o tal vez era denso, sin importar cuanto se esforzara una chica por acercarse, él no notaba sus sentimientos en lo más mínimo.
¿Por qué un joven denso como él sería objetivo de ese extraño Alva?
Para descubrir la respuesta a eso, Ein miró abajo desde el techo del templo.

“… -kun, yo… tan lejos.”

Se podía escuchar la voz de una chica desde abajo.
Ella podía ver las figuras de la chica llamada Senpai y Kain.

“… Así que finalmente salieron.”

Luego de murmurar eso pareciendo molesta, Ein voló como para perseguir a Kain y “Senpai”, quienes habían comenzado a caminar.


AnteriorÍndiceSiguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s