I’ve Been Killing Slimes for 300 Years – Volumen 3 – Capitulo 2 – Parte 2

Parte 2

Slime-Falfa y yo montamos a Laika en forma de dragón y nos dirigimos al castillo Vanzeld. No teníamos tiempo para tomar un relajado vuelo en leviatán.
Ni en mis sueños más salvajes pensé que visitaría de nuevo el territorio demoníaco tan pronto…
Nos abrimos paso por el castillo que parecía un laberinto.

«Al Slime Inteligente le gustan los ambientes tranquilos, así que probablemente estará en el piso más bajo del castillo. Y ahí es a donde iremos.»

Beelzebub se adentró más y más en el castillo.
Dimos incontables giros a la izquierda y la derecha en el pasillo y bajamos por unas escaleras que iban bajo tierra.
Justo cuando estaba a sentirme impresionada de que no nos perdiéramos en un lugar tan complicado, la expresión de Beelzebub se nubló.

«¿Qué…? ¿Había un camino como este en el tercer piso subterráneo…?»
«¡¿Tu tampoco sabes a dónde vamos?!»
«No conozco los caminos que no uso por trabajo… Pero estaremos bien. He estado dejando migas por donde vamos, así que volver será fácil.»

Sin embargo, slime-Falfa estaba ocupada absorbiendo las migas una por una mientras avanzaba.
Wow, esta es la primera vez que veo comer a un slime, pensé, pero esa no era importante ahora.

«¡Hey! ¡Falfa! ¡No deberías comer cosas del suelo, recuerdas?! ¿Cuándo fue que tus modales se volvieron tan malos?»
«¡Lady Azusa, por favor cálmese! ¡No es momento para regañarla por sus modales!»

Ella tenía razón. El hecho de que estábamos perdidas en un laberinto era un problema mayor.
Y ya que estábamos en el tercer piso subterráneo, el camino era muy oscuro.
Ante nosotras se encontraba un corredor escalofriante. Este sería un buen lugar para una prueba de coraje.

«No tienen de que preocuparse. Puede que estemos perdidas, pero seguimos dentro del castillo. Todo se solucionará pronto.»
«Es cierto. Oh, hay un mapa en esta pared.»

Laika hizo un excelente descubrimiento. Ahora podíamos ver donde se encontraba nuestro destino.

«Oh, ese mapa es falso, es para confundir a los intrusos. Los caminos reales no se parecen en nada a esto.»
«¡Deja de hacerlo sonar como un calabozo!»

Falfa rebotó hacia mi, probablemente porque estaba cansada.

«¿Qué pasa? ¿Quieres que te cargue?»

Podía ver que Falfa movía su cuerpo de arriba a abajo. Probablemente estaba asintiendo.

«Si tus hombros se entumecen por cargarla, entonces dámela a mi. Yo cargaré a Falfa tanto como quiera,» dijo Beelzebub. Ella también era bastante confiable.
Falfa se sacudió, así que supongo que estaba feliz.

«Como sea, solo tenemos que seguir avanzando y deberíamos llegar en algún momento.»
«De acuerdo. No es como si fuéramos a toparnos con algún monstruo, así que avancemos lenta y cuidadosamente.»

Y así, volvimos a avanzar por el laberinto.
¡Llegaré a la parte más profunda del castillo, cueste lo que cueste!

Dos horas más tarde…
Inexplicablemente, terminamos afuera.

«¡Gaah! ¡¿Por qué?! ¡Creí que estábamos bajando, pero todas las escaleras van arriba! ¡Este castillo es estúpidamente complicado!»

Beelzebub estaba muy enojada con su lugar de trabajo.
Cierto. Para subir en este castillo, tuvimos que bajar primero para después subir. No llegaríamos a ningún lado si íbamos directamente abajo o arriba.
Dicho eso, uno podía a veces terminar abajo aunque vaya hacia arriba. Eso fue lo que nos pasó.

«Así que los demonios también se frustran por este diseño…»

El diseño probablemente estaba pensado para un ataque enemigo, pero perderse en él era mucho más exasperante.

«Diablos… No puedo creer que ni siquiera podemos llegar hasta donde está la persona que podría darnos una pista… Tal vez me equivoqué con la primera escalera…»

Entonces, una chica elegante se nos acercó.

«Oh vaya, ¿qué están buscando?»

Era Pecora, el rey demonio.

«Estoy conmovida por volver a ver a mi hermana mayor. ¿Por qué no vienes a saludar y me das un beso en la mejilla?»

Ahí estaba ella, pidiendo un beso desde el principio. Yo no estaba de humor.
Expliqué toda la historia.

«-Así que quiero que nos digas dónde está el Slime Inteligente. Si lo haces, entonces… claro, te daré un beso en la mejilla.»

Puse una oferta sobre la mesa.

«¿Entonces puedo pedir mi pago por adelantado?»

Por supuesto, el rey demonio es una negociadora difícil.

«Bueno, no es como si tuviera algo que perder, así que claro, supongo…»

Le di un pequeño beso en la mejilla.
Por alguna razón, estaba sintiendo celos de parte de Laika mientras nos veía desde un lado, ¿pero era solo mi imaginación?

«Aah… Un beso de mi hermana mayor; ¡que maravillosa experiencia! Temo que podría desmayarme en el acto y morir. Casi me siento como una estudiante en una academia solo para mujeres…»

Pecora sí que parecía feliz.
No estaba muy segura de si todas iban por ahí besándose en una verdadera escuela solo para mujeres, pero parecía que ese era el caso en las historias que ella leía.

«Lady Azusa, no pude besar a la gente tan libremente… Puede que nos cause problemas de nuevo…» Laika me advirtió.

Aunque sí sabía que volverme demasiado cercana a Pecora podría complicar las cosas.

Aún cargando a Falfa, Beelzebub suspiró. «Sabía que esto era una estafa.»

¡No seas así! No la hubiera besado si no hubieras hecho que nos perdiéramos.

«¿Entonces ahora nos dirás dónde está este Slime Inteligente?»
«La respuesta está cerca. Fíjate bien.»
«Espera, ¿qué? ¿Solo una pista…? Solo dime la respuesta…»
«En ese caso, te costará un largo beso en los labios.»

Pecora sonrió, colocando el dedo índice sobre sus labios. ¡Esa mujer perversa!

«Em, creo que paso…»

Sentí que si la complacía demasiado, podría cruzar el punto de no retorno y abrir una puerta prohibida.

«No estoy diciendo mentiras, ¿sabes? Busca bien. Encontrarás la respuesta. Entonces, hasta luego.»

Y entonces simplemente se fue tan despreocupadamente como vino.

«Así que la respuesta está por aquí… Pero no hay ninguna escalera que baje. Estamos afuera…»
«Espera. Si lo que Su Majestad dijo es cierto, entonces la respuesta debería estar cerca…»

Beelzebub escaneó el jardín a su alrededor, y su mirada se detuvo en un pequeño cobertizo.

«… ¿Podría ser eso?»

Ella corrió hacia el cobertizo. Dentro había herramientas de granja y eso.

«No, no es aquí. Busquemos en otra parte.»
«Espera, hay algo raro,» dijo Beelzebub y comenzó a tocar el suelo.

Entonces descubrió un panel en el suelo que se levantaba. Debajo había una escalera que llevaba abajo.

«¡Debe ser esto! ¡Este es el camino al Slime Inteligente!»

¡Enserio desearía que dejaran los complicados trucos estilo laberinto!
Las escaleras iban bastante profundo. Estaríamos en oscuridad total si no hubiera usado mi magia de Llama como luz.

«Lady Azusa, me estoy asustando cada vez más…»

Aunque Laika era un dragón, parecía que no manejaba bien este tipo de situaciones. Probablemente era como un luchador profesional que le teme a los fantasmas, así que no era tan inusual.

«Te protegeré si algo pasa, ¿de acuerdo? No te preocupes.»

Había una puerta al final de las escaleras. A simple vista, solo era una puerta normal de madera.

«Lo logramos. ¡Nunca pensé que sería aquí!» Comentó Beelzebub.
«Me siento muy realizada luego de todo lo que trabajamos para encontrarlo, pero aún no resolvemos nada,» dije.

Beelzebub lentamente abrió la puerta.
Dentro de la habitación había un slime, casi dos veces más grande de lo normal.
Y su color era único; prácticamente negro, como si estuviera cubierto de tinta de calamar. Nunca había visto uno como este.
Dentro también había pilas de libros y olor a musgo. Y algún tipo de escritura en la pared.
No parecía muy habitado. Pero de todas formas un humano no podría reconocer la rutina diaria de un slime.

«¿Eres el Slime Inteligente?»

El slime saltó y golpeó la pared.
Ahí estaba escrita la palabra .
A su lado estaba No, y a su lado estaban Ninguna, No lo sé, y otras palabras y frases.
Ya veo; ¡así es como se comunica! ¡Sí que es inteligente! ¡No voy a discutir eso!

«O Slime inteligente, estamos aquí porque esta chica espíritu slime repentinamente tomó forma de slime. Pensamos que tal vez conocías una forma de resolver este problema, así que acudimos a ti.»

De nuevo, el Slime Inteligente (desde ahora abreviado SI), golpeó el .
Por el momento, todo iba bien.

«Esta chica es un punte que une slimes, humanos y demonios. Por favor ayúdale. Si sabes algo, ¿podrías por favor decirnos…?»

Entendí lo sería que estaba Beelzebub de inmediato.
Estaba muy preocupada por Falfa.
Como su madre, eso me alegraba.
Entonces, SI arrastró su cuerpo por el suelo hasta la pared opuesta, donde había varias líneas con letras individuales.
Entonces, empezó a saltar una y otra vez.

«Podría estar… ¡¿tratando de golpear cada letra para formar una palabra?!»

¡Que avanzado!
No, no era momento para estar impresionada. Tenía que tomar notas para averiguar lo que significaba…
La primera palabra fue slime.
Mientras golpeaba las letras, SI debe haberse equivocado con algo, porque hasta golpeó el lugar que decía retroceso.
Sí que era una forma de comunicación dedicada.
Y era casi lo mismo que escribir con el teclado de una computadora.

«Slime. Mago. Provincia Tomriana. Ahí. Montaña. Más. Alta. En. Debería. Preguntar.»

Y formando una oración con eso resultaría en-

«¡Deberían preguntarle el Slime Mago que está en la montaña más alta de la Provincia de Tomriana, ¿verdad?!»

SI se movió de nuevo hacia el de la pared y lo golpeó.

«Un Slime Mago… Sí que hay muchos tipos de slime, Lady Azusa.»
«Yo tampoco puedo creerlo…»

Después, SI golpeó la pared unas cuantas veces más para darnos un poco de información adicional.
Aparentemente, algunos slimes nacían siendo muy inteligentes, y entre esos, algunos se convertían en SIs o SMs (abreviación para Slime Mago).
Básicamente, lo que el SI dijo fue que, ya que solo la forma del cuerpo físico de Falfa había cambiado, solo teníamos que ir con el SM y hacer que nos enseñe magia para devolverle su cuerpo normal.
Entonces supongo que nos vamos a esta Provincia de Tomriana.
Le dimos nuestro sincero agradecimiento al SI. Al final, los slimes sabían más de slimes que nadie.

«Por cierto, ¿qué estás pensando en este lugar?»

No sabía mucho de la ecología de este slime, así que pregunté.
Respondió, Estoy contemplando el significado de la existencia. Y por respondió, me refiero a que se lanzó contra la pared para expresar palabras. Parecía ser mucho trabajo…
SI era increíble… Contemplando conceptos tan filosóficos…
También deletreó que su cuerpo se había vuelto negro por estar constantemente golpeando la pared. ¡Nunca imaginé que hubiera un secreto tan impresionante detrás del color de su cuerpo!

«Gracias. ¡Rezo por que tus reflexiones se profundicen!»

Aún asombradas por el SI, salimos de la habitación subterránea.

Ahora, nuestro próximo destino era la Provincia de Tomriana, pero Laika ya nos había traído volando aquí en forma de dragón y empezaba a parecer cansada.

«Laika, pasemos la noche en el Castillo Vanzeld.»
«Lamento que tengamos que detenernos por mi…»
«¿De qué estás hablando? Tienes que descansar como se debe después de trabajar duro; es simple lógica.»

Y yo también estaba cansada. El impacto de que Falfa se convirtiera en slime no era poca cosa.
Puede que ella originalmente haya sido un slime, pero para mí, Falfa era una de mis hijas y no un slime.
Beelzebub preparó una habitación para nostras, así que decidimos darnos un baño y relajarnos un rato.
El resto de la familia probablemente seguía preocupada por nostras, así que quería resolver este problema lo antes posible.
Entonces, algo comenzó a lanzarse contra la puerta. Sabía que era Falfa por el ritmo de los golpes.
Abrí la puerta, y Falfa saltó al agua caliente del baño.
No podía dejar que se hundiera demasiado en el agua, así que la atrapé con mi mano.

«¿Tu también quieres bañarte, Falfa?»

Ella saltó en mi mano.
Aunque tuviera otra forma, seguía siendo Falfa.
Eso me alivió un poco, pero al mismo tiempo, un poco de tristeza.
Quería sacarla de esta situación lo antes posible. Quería que volviera a ser la Falfa de siempre con su adorable sonrisa.

«Solo tienes que seguir siendo paciente un poco más, ¿de acuerdo, Falfa?»

Le di un gran abrazo.
Sabía por como se sentía que esta era Falfa, y no cualquier slime. Podía sentir su amabilidad a través del abrazo.
Aunque se perdiera en una horda de cien slimes, sabía que podría encontrarla de inmediato al tocarla.


AnteriorÍndice

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s